Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

Cinco especialidades de Burdeos que te sorprenderán

Los espárragos de Blaye son famosos por su ligero sabor dulce.
Quién dice Burdeos, dice vino. Pero pronto se olvida que la capital de Gironde y sus alrededores tienen otros atractivos gourmet. En el lado terruño, las verduras y los embutidos son el centro de atención. También hay un caviar entre los mejores del mundo. Y para los amantes de los dulces, ¡la región reserva algunos dulzuras irresistibles!
Un caviar excepcional

Situado en Teich, al sur de la bahía de Arcachon, L'Esturgeonnière produce desde hace 25 años uno de los mejores caviares de Aquitania. Llamado Perlita, proviene de los huevos de Acipenser Baeri, el esturión siberiano, que se adaptó muy bien a esta zona de Francia. Producido íntegramente en las instalaciones de L'Esturgeonnière, este caviar que presenta bonitos granos que van del gris al marrón claro, particularmente sabroso y ligeramente salado, abastece a restaurantes de gama alta y tiendas delicatessen en Francia y en el extranjero. Es posible visitar, con cita previa, la piscifactoría y hacer una degustación.

Caviar Perlita (Enlace externo)

Suculentos grattons

¡Curioso nombre para un paté muy particular! El gratton es una especialidad muy antigua que la pequeña población de Lormont, situada cerca de Burdeos sobre la ribera derecha del río Garona, reinvidica su origen. Compuesto de jamón fresco, paleta de cerdo especiado, el gratton se cocina durante largo tiempo. Luego rascamos (de ahí el nombre) el fondo de la olla para recuperar los trozos de carne, y luego moldeamos en una tarrina. Se puede comer fresco, como entrante, o puede servirse como plato principal. Se encuentra en todas las tiendas delicatessen de Burdeos.

La reina de los espárragos

Conocemos a Blaye por sus vinos, ignoramos a menudo que la región produce deliciosos espárragos. Blancos o morados, son conocidos por su sabor ligeramente dulce y se degustan desde el tallo hasta la yema. En el Blayais, el cultivo de espárragos se remonta al siglo XV. Según la leyenda, el marqués de Vauban, propietario de la ciudadela de Blaye, llevó esta legumbre a la corte de Luis XIV. Producido en pequeñas granjas familiares alrededor de la ciudad, cerca del estuario del Gironda, el espárrago del Blayais se cosecha desde finales de febrero hasta finales de mayo.

Los verdaderos macaron de Saint-Émilion

En 1620, las Ursulinas se establecieron en Saint-Émilion como muchas otras órdenes religiosas. La leyenda dice que una de las hermanas, cierta señorita Boutin, tenía una receta para macarons, hecha solo de productos frescos, particularmente sabrosos. Ella lo habría desvelado a unos pocos iniciados que lo transmitieron de generación en generación. Hoy, la fábrica y la tienda de "véritables macarons" de Saint-Emilion está al lado de la oficina de correos. Los lugares, donde se conserva la almendra, parecen haberse quedado detenidos en los años 50. ¡Un verdadero viaje gourmet y vintage!

Los verdaderos macarons Saint-Émilion (Enlace externo)

El canelé estrella

¡Es el símbolo de Burdeos! Los canelés están vinculados a la historia del vino de la región porque las claras de huevo fueron utilizadas en el proceso de elaboración del vino. Se dice que los enólogos dieron las yemas a los bordeleses, quienes inventaron este pequeño pastel. Crujiente por fuera y cremoso por dentro, el canelé tiene un delicioso aroma a vainilla y parece estar aromatizado con ron (pero en la auténtica receta, no hay alcohol). En Burdeos y su región, los canelés se encuentran en todas partes, pero no todos son iguales. La pastelería Baillardran, que cuenta con 20 tiendas en Gironda, incluidas 12 en Burdeos, es una apuesta segura, que hace variaciones del tradicional canelé con sabores a vainilla y chocolate.

Baillardran (Enlace externo)

Burdeos