Dónde encontrar los más bonitos tejidos vascos

¿Te apetece traerte un poco de la alegría del País Vasco? ¡De Saint Juan de Luz a Espelette, las fábricas de tejidos reutilizan las tradicionales rayas para crear un gran torbellino arcoíris!

Tan icónicos como en el siglo XIX cuando las damas elegantes quedaban fascinadas con las telas a rayas, los tejidos vascos han sabido adaptarse a los gustos actuales bajo el impulso de fabricantes que no dudan en añadir un toque atrevido a su saber hacer ancestral… Esta es una pequeña selección de cinco fábricas, de fabricación 100% francesa, para conseguir los mejores tejidos vascos.

Ona Tiss: vuelta a los orígenes

En euskera, “ona tiss” significa “buen tejido”. Este nombre resume perfectamente el espíritu de esta manufactura apegada desde hace más de 70 años a perpetuar el rigor y la calidad.

Cuando se visita el taller de Saint-Palais y se escuchan las explicaciones se comprende bien lo arraigado que está el tejido vasco en esta tierra: en su origen, la manta a rayas destinada a proteger a los bueyes se confeccionaba con el lino que todo buen campesino cultivaba en sus campos.

En la actualidad, el algodón ha reemplazado al lino y, más allá de los tradicionales colores rojos y verdes que simbolizan al País Vasco, Ona Tiss ha ampliado su gama, jugando con una inagotable variedad de tonos disponibles. A ver en Saint-Palais y en la tienda de San Juan de Luz.
Ona Tiss (Enlace externo)

Lartigue 1910: en el corazón del patrimonio vivo

Urdidoras, tejedores, costureros… En los talleres de Lartigue 1910 en Ascain y Bidos, se observan los gestos que conducen hasta el tejido, revelando un saber hacer ancestral. Y se comprende por qué el tejido vasco es tan robusto: para una tela de 1,80 m de largo son necesarios hasta 5.500 hilos... ¡Cuántas bobinas han sido utilizadas desde el primer taller en 1910!

Al igual que las alpargatas, las rayas realizadas por Lartigue han evolucionado mucho: entre “manta vintage” y “cuadrado vasco” revisitado, localizamos los últimos modelos de ropa de mesa en los puntos de venta de los talleres y tiendas de Biarritz, San Juan de Luz y Espelette.
Lartigue 1910 (Enlace externo)

Tissage Moutet: el trapo “como objeto de seducción”

En 2019, Tissage Moutet celebra sus 100 años de “tejido artesanal y francés” y añade un toque de locura a sus creaciones. Invitados a sumergirse en los archivos de esta empresa del Béarn, los diseñadores han vuelto a demostrar que el trapo podía ser un “objeto de seducción”.

De colores, a menudo divertido, el trapo se vuelve incluso artístico, a imagen del nuevo modelo “Miro brodé” creado para el Grand Palais de París. E inspira toda una gama para la casa y la mesa, desde las mini-servilletas a los manteles, pasando por los delantales, las cortinas y las toallas. Si no puedes ir a la tienda-fábrica de Orthez, puedes consolarte con las tiendas Ducru en San Juan de Luz y Cafés Ramuntcho en Bayona.
Tissage Moutet (Enlace externo)

Tissage de Luz: más de 50 matices del País Vasco

En Espelette, es el rojo de la guindilla local el que marca la pauta. ¡Pero Tissage de Luz tiene otros muchos matices! Para su colección de 2019, esta empresa histórica busca la inspiración en el abundante colorido del País Vasco. Degradados de azul marino, gris o topo al estilo de la playa Miramar de Biarritz, verde de los pinos de Chiberta o azul como los spots de surf de Bidart...

Cinco generaciones más tarde, los tejidos vascos fabricados para “durar 100 años” del abuelo fundador se producen en más de 50 tonos de ropa de mesa, bolsas, tela para tumbonas, pero también colchas y cojines. Realizamos las compras en el taller de confección de Espelette o en las tiendas de Bayona, San Juan de Luz y pronto de Biarritz.
Tissage de Luz (Enlace externo)

Artiga: “made in chez nous”

“Made in chez nous” (fabricado aquí) es la divisa de Artiga que acaba de cumplir 20 años. Con sede en las Landas, esta joven empresa hace brillar el tejido vasco en el mundo entero con sus artículos vendidos al metro o transformados en objetos de decoración por costureras con manos de hada.

¿Quieres un diseño especial? Artiga teje a medida unos tejidos exclusivos. Pero también puedes elegir entre los 600 modelos editados cada temporada, entre las cuales los tonos acidulados alegran hasta al más tristón. La ropa de mesa, de casa e incluso los paraguas lucen todo el año los colores de la primavera. En el País Vasco, 4 tiendas en Bayona, Biarritz, Espelette y San Juan de Luz.
Artiga (Enlace externo)