Una escapada verde y mágica en la ciudad de Amiens

En el norte de Francia, Amiens cuenta con una relación especial con la naturaleza que fluye a través de sus arterias acuosas. Los 65 km de canales salpicados con cientos de jardines flotantes forman la «Venecia Verde» a los pies de la mayor catedral gótica de Francia. Es una ciudad realmente sorprendente…

Navega por los jardines históricos de Amiens

Los Hortillonnages son jardines flotantes dedicados a la horticultura comercial desde la Edad Media en un laberinto de canales a las afueras de la ciudad. Nadie sabe su fecha de construcción exacta, pero de acuerdo con la leyenda, la catedral de Amiens se construyó sobre un campo de alcachofas que fue donado por los productores hortícolas en el siglo XIII. La mejor forma de disfrutar de este patrimonio histórico es mediante un tour en barcaza eléctrica (respetuoso con el medioambiente) pilotada por un barquero (de abril a octubre). Resulta increíble ver la catedral de la ciudad alzarse al fondo al paso de libélulas, aves silvestres e incluso garzas en las tranquilas vías fluviales. Los exuberantes jardines llenos de flores de las islas reflejan una íntima relación entre el hombre y la naturaleza, y conforman una excepcional escapada a la naturaleza en el mismo centro de la metrópolis.
leshortillonnages-amiens.fr (francés) (Enlace externo)

Un maravilloso mercado acuático

El mercado semanal celebrado los sábados por la mañana en el bello Quai Belu del viejo distrito de Saint Leu, a los pies de la catedral, ofrece un entorno hermoso y festivo. Conocido como «el mercado del agua» es aquí donde los productores hortícolas de los Hortillonnages venden su producción desde hace siglos. Prácticamente todo lo que se vende aquí procede de los Hortillonnages o de la zona del Somme: desde flores y verduras a hierbas silvestres, queso, miel, charcutería e incluso cerveza. El tercer sábado de junio, los hortícolas del mercado llegan en la tradicional barcaza de suelo plano para vender sus productos en el «Marché sur l’eau» (mercado del agua). Se trata de un evento muy colorido y festivo, y los comerciantes se atavían con prendas medievales en un homenaje a los viejos tiempos, cuando el comercio se realizaba desde las mismas barcas. Sin duda, una experiencia interesante y divertida.

Festival Internacional de Arte y Jardines

Cada año, los Hortillonnages se convierten también en una espectacular galería de arte al aire libre con motivo del Festival de Arte y Jardines que se celebra de junio a octubre. Un total de cincuenta obras se arte se exponen en las islas y en el agua; algunas de ellas son monumentales y todas son extraordinarias. La única forma de admirarlas es mediante un tour en barca eléctrica, que puedes complementar con una audioguía. Sigue el circuito. Todas las islas incluidas en el festival cuentan con pontones donde puedes amarrar la barca para pasear libremente. En este festival se hace un gran énfasis en la sostenibilidad y nuestra relación con la naturaleza: aquí podemos ver, por ejemplo, una pared hecha de latas de bebida recicladas o una cabina telefónica reformada para escuchar los sonidos de los insectos y las plantas acuáticas. Es uno de los festivales hortícolas más inusuales y bellos en los que haya estado nunca.
www.visit-somme.com (Enlace externo)

Croma en la catedral

El espectáculo lumínico inmersivo nocturno Croma, en la catedral gótica de Amiens, la mayor de Francia y que además ha sido catalogada por la UNESCO, es sencillamente excepcional. Durante el día, la catedral atrae a peregrinos y turistas deseosos de admirar su vasto interior, lleno de estatuas y frescos, y de sentir su majestuosa presencia, realzada por sus altos techos abovedados que han sido testigo de ocho siglos de historia. Sin embargo, todo cambia por la noche, cuando los muros de la catedral se convierten en el escenario de un espectáculo tecnicolor de luz al que asiste un público maravillado. Esta representación gratuita de 50 minutos y de la que se puede disfrutar en verano y en diciembre, durante el periodo del mercado navideño, es una visita obligada. La más moderna tecnología de proyección permite crear una experiencia verdaderamente mágica bajo el cielo nocturno. Al atardecer, hazte con un sitio en la abarrotada plaza de la catedral para asistir a un torbellino de luz y sonido que dará vida a la fachada magníficamente esculpida y a sus esculturas.

La casa histórica de Julio Verne

Julio Verne escribió docenas de libros que han emocionado a lectores desde hace más de cien años y muchos de ellos fueron escritos aquí en el centro de Amiens, donde vivió durante dieciocho años. Su casa del siglo XIX ha sido restaurada para recuperar el aspecto que tenía a finales de dicho siglo, con sus habitaciones atestadas de libros de referencia, estudios geográficos e informes científicos que inspiraron sus historias fantásticas sobre viajes al centro de la tierra, la luna, el mundo submarino o la vuelta al mundo en ochenta días. Su estudio nos hace sentir que Verne acaba de abandonar sus paredes revestidas de madera que transpiran historia junto a una surtida colección de libros, carteles e incluso modelos, entre los que destaca una máquina voladora concebida por el escritor antes incluso de que se inventase la aviación. Se trata de una visita fascinante.
www.visit-amiens.com (Enlace externo)

Sitios para comer

Con vistas al río Somme, a la entrada de los Hortillonnages, el restaurante Au Fil de l’Eau resulta encantador en su interior, pero más incluso desde fuera en un día soleado. Situado sobre una terraza que te lleva a imaginar que te encuentras en una casita sobre un árbol, o en un jardín repleto de flores, aquí sentirás que te has escapado al campo. El menú es típicamente francés, con productos frescos y de temporada, además de clásicos locales como la Ficelle Picarde, una sabrosa tortita cubierta con una salsa cremosa y totalmente deliciosa. Asegúrate de dejar un hueco para el postre: las tartas son excepcionales.
Facebook.com/Restaurant.Bar.Au.Fil.De.L.Eau (Enlace externo)

En el distrito histórico de Saint Leu, a los pies de la catedral, el restaurante Le Quai es extremadamente popular entre los lugareños. Gracias a su posición privilegiada en Quai Belu con vistas al canal, resulta perfecto para tomar un café, una copa de vino o un cóctel, e incluso mejor para comer o cenar. El personal es amable y el menú es excepcional, con especial énfasis en los productos regionales frescos, clásicos franceses, deliciosas ensaladas y excelentes opciones vegetarianas. El «menú típico» es magnífico: mi salmón de la bahía del Somme, patatas Ratte du Touquet, una especialidad del norte de Francia, y los bizcochos de limón a la infusión de Genièvre de Houlle, un alcohol similar a la ginebra producido en la región, me parecieron simplemente sublimes…
restaurant-lequai.fr (Enlace externo)

La Brasserie Jules es toda una institución en la ciudad y uno de los lugares favoritos para una comida familiar de domingo. Al estilo de los restaurantes-cervecerías de París, con sus brillantes banquetas de terciopelo rojo y latón brillante, Julio Verne (en una foto) parece asentir con aprobación en un local de paredes decoradas con obras de arte inspiradas en escenas de sus obras. Aquí son legendarias las parrilladas de marisco, con bandejas llenas de los mariscos más frescos y las ostras más suculentas. Mi lubina con verduras frescas regada con un vino blanco de Alsacia bien fresco resultó ser un maridaje perfecto. Tras la cena, disfruta de un delicioso postre de la magnífica carta de dulces, incluido el «Tour Gourmand», una selección de ocho minipostres. ¡No te podrás resistir!
www.brasserie-jules.fr (Enlace externo)

Sitios para alojarse: una cabaña en los Hortillonnages

Me senté en el jardín de mi B&B y casi resultaba imposible creer que me encontraba en medio de una ajetreada ciudad a la vez que en mi propio pequeño paraíso isleño. En el corazón de los Hortillonnages, accesible a través de un pequeño puente sobre una veta de agua, mi preciosa cabaña para dos fue como una escapada a una isla que reaviva el espíritu. Me sentí como la estrella de mi propia historia de Robinson Crusoe a medida que cruzaba pequeños puentes de madera para explorar las islas a mi alrededor, con nenúfares flotando sobre las tranquilas aguas de los canales, rosas y sauces remojados en las orillas y un ambiente dominado por el sonido de las ranas y los pájaros. Tras una tranquila noche de sueño y un delicioso desayuno traído hasta mi puerta, me sentí totalmente relajada y lista para cualquier cosa…
www.weekend-esprithautsdefrance.com (francés) (Enlace externo)
Contacto (francés, inglés, alemán) +33 6 11 01 20 39

Amiens