Ahora en Francia

NO TE LO
PUEDES PERDER 

Festivales, exposiciones, conciertos o grandes eventos… En France.fr y en toda Francia, siempre está pasando algo.

Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

Los poemas marinos de Maia Flore

Con sus bosques de pinos y sus playas cinematográficas, Anglet nos recuerda a  California.
En Francia dieron carta blanca a la fotógrafa Maia Flore para poner su mirada poética sobre la costa francesa. Desde Córcega hasta las playas del Atlántico, la artista plasmó en su obra 27 paisajes de la costa francesa. De este proyecto surgió "Imagine France by the sea", la exposición itinerante que circula ya por todo el mundo. Soñamos con la fotógrafa...
Le Lavandou

"¿Cuál es el color del verano?" Sin duda todos responderán "azul". Las 12 playas de la ciudad se unen para ofrecer un desfile hipnótico, donde se confunde el cielo con el agua. Por la noche, a la hora de acostarse, quizás nos olvidaremos de algunos momentos del día, pero nuestros sueños serán siempre azulados.

Los poemas marinos de Maia Flore
Le Lavandou

"¿Cuál es el color del verano?" Sin duda todos responderán "azul". Las 12 playas de la ciudad se unen para ofrecer un desfile hipnótico, donde se confunde el cielo con el agua. Por la noche, a la hora de acostarse, quizás nos olvidaremos de algunos momentos del día, pero nuestros sueños serán siempre azulados.

La isla Rousse

La chica es pelirroja pero, ¿y la isla? Parece que también lo es. El granito rosa y las flores doradas le dan la bienvenida como a una amiga. Incluso subió dos veces a la cima, en el faro de la Pietra. El día de su marcha, se despedirá como una hermana.

Cabourg

Cuentan que en estos lugares los amores de una vida -o los de solo un día- se encuentran sin decir nada a nadie. La playa es hermosa cuando se comparte. El largo paseo y su infinita vista en línea recta parecen hacerse eco de las palabras de alguien que ha estado aquí mucho tiempo. "Solo nos gusta lo que no tenemos por completo" (Marcel Proust).

Los poemas marinos de Maia Flore
Cabourg

Cuentan que en estos lugares los amores de una vida -o los de solo un día- se encuentran sin decir nada a nadie. La playa es hermosa cuando se comparte. El largo paseo y su infinita vista en línea recta parecen hacerse eco de las palabras de alguien que ha estado aquí mucho tiempo. "Solo nos gusta lo que no tenemos por completo" (Marcel Proust).

Los poemas marinos de Maia Flore
Pornic

Durante el viaje abandonamos temporalmente nuestro hogar para dejar sitio a los imprevistos y la alegría. Durante unas horas, una cabaña de pesca puede convertirse en una refugio. La oportunidad de observar el paisaje desde arriba, desde el mismo punto de vista que el de las aves.

También podemos visitar una costa mientras navegamos sobre sus aguas. A bordo de un barco, los pies sobre un remo, existe la posibilidad de otro equilibrio, de un avance más fluido hacia el aire libre y los espacios despejados del litoral. Los que vuelven, con una sonrisa en la boca y un espíritu relajado, lo han comprendido: el descubrimiento se ofrece a uno cuando se permite cambiar su punto de vista.

Los poemas marinos de Maia Flore

También podemos visitar una costa mientras navegamos sobre sus aguas. A bordo de un barco, los pies sobre un remo, existe la posibilidad de otro equilibrio, de un avance más fluido hacia el aire libre y los espacios despejados del litoral. Los que vuelven, con una sonrisa en la boca y un espíritu relajado, lo han comprendido: el descubrimiento se ofrece a uno cuando se permite cambiar su punto de vista.

Los poemas marinos de Maia Flore
Porto-Vecchio

En la playa de Palombaggia algunos pasan la noche en vela para no perderse el amanecer y sus colores anaranjados sobre la roca. La belleza es tan conmovedora que a uno le surge la duda: "¿Todavía estoy en el sueño?" Más adelante, los paisajes lunares del lago del Ospedale mantienen a los visitantes en este curioso sueño en vigilia.

Sainte-Maxime

- ¿Para qué sirve un puente?
- Se dice que es gracias a él que todo se sostiene.
- El puente de Preconil se puede ver desde el mar, la playa e incluso desde la ciudad. ¿Dónde debería parar para verlo?
- Bueno, depende de tu estado de ánimo. Desde lejos, el ojo lo percibe y ve la gran obra. A sus pies, detrás de sus columnas jugarás para esconderte".

Los poemas marinos de Maia Flore
Sainte-Maxime

- ¿Para qué sirve un puente?
- Se dice que es gracias a él que todo se sostiene.
- El puente de Preconil se puede ver desde el mar, la playa e incluso desde la ciudad. ¿Dónde debería parar para verlo?
- Bueno, depende de tu estado de ánimo. Desde lejos, el ojo lo percibe y ve la gran obra. A sus pies, detrás de sus columnas jugarás para esconderte".

Cassis

Desde aquí, oímos mucho hablar de la hermosa Cap Canaille y sus 363 metros de altitud. En el fondo de la "calanque", rodeada por altas fachadas de roca, a la artista le gusta difuminar las pistas. En posición horizontal llamará a la mar para que venga a visitarla sobre la tierra.

Benodet

Son las 22:01: El sol ya se se puso en casi toda Francia, pero aquí resiste. En los puntos más occidentales de Francia, disfrutamos de unos minutos más del día. ¿Qué haremos? Aferrándose al pintoresco faro de la ciudad, "le feu du Coq", Maia Flore parece preguntarse "¿Y qué hay al oeste del oeste?"

Los poemas marinos de Maia Flore
Benodet

Son las 22:01: El sol ya se se puso en casi toda Francia, pero aquí resiste. En los puntos más occidentales de Francia, disfrutamos de unos minutos más del día. ¿Qué haremos? Aferrándose al pintoresco faro de la ciudad, "le feu du Coq", Maia Flore parece preguntarse "¿Y qué hay al oeste del oeste?"

Los poemas marinos de Maia Flore
Le Touquet Paris-Plage

Venimos aquí para entender cómo se mezclan el océano y el bosque. Los pequeños carros agitan sus velas al viento, los caballos hacen sonar sus cascos en el suelo. Los árboles dejan pasar el sol e incluso la playa se viste con sus casetas más bellas y coloridas, como pintando vacaciones con los colores de la elegancia.