Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

Paseo en Arles entre exposiciones y cócteles

El mercado de Arles

¿Y si la mejor galería de arte del mundo fuese una ciudad de la Provenza? Durante el verano los «Encuentros fotográficos» nos invitan a explorar las magníficas calles de Arles. Entre exposiciones y cócteles, mercado tradicional y chiringuito a la última, el paseo no ha hecho más que empezar.

Para despertarse como un arlesiano: el mercado del sábado por la mañana

Un recorrido de 3 km de puestos con productos típicos de la Provenza y la Camarga para disfrutar con la vista y el olfato. Tanto mejor si vamos sin desayunar, para deleitarse con los bizcochos de la panadería ecológica, la tapenade del puesto que está frente al hotel Jules César y los deliciosos batidos del Café d’Autrefois.
Boulevard des Lices, todos los sábados por la mañana.

Para volver a visitar lo que nunca pasa de moda: Fundación Vincent Van Gogh

Cada año, este museo expone varios lienzos del arlesiano más destacado del mundo, en contraposición con obras contemporáneas. Antes de marcharse, no hay que perderse la terraza y aprovechar para sacarse un selfi con el Monte Ventoux y los tejados de Arles de fondo.
35ter, rue du Docteur Fanton

Para sobrevivir al calor: sorbetes de Soleileis

El verano arlesiano es muy cálido. Realmente cálido. Por suerte, la mejor heladería de la ciudad se encuentra a dos pasos del punto de información de los «Encuentros». Lo más difícil será elegir entre helado de endrina, almendra amarga o melocotón de viña…
9, rue du Docteur Fanton

Para sumergirse en los libros: librería Actes Sud

Esta mítica editorial francesa no solo cuenta con una librería aquí, sino también con una sauna húmeda, un restaurante oriental, una sala de cine… A dos pasos, la Chapelle du Méjan, un lugar asociado a los Encuentros que organiza cada verano una exposición de fotografía de gran calidad.
23, place Nina Berberova

Para darse un paseo artístico: la Roquette

Rumbo a la plaza Genive para perderse por los callejones de este adorable barrio popular. Tal vez nos crucemos con los corazones de Beni, los ojos de Cyklop o las famosas plantillas de Miss.Tic. ¡Que se prepare tu Instagram!

Para ir de picnic al anochecer: orillas del Ródano

Antes de que caiga la noche, las orillas del Ródano te esperan con los brazos abiertos para disfrutar entre amigos de un picoteo con una botella de vino blanco fresquito de Baux-de-Provence… La luz es sublime, la temperatura agradable y el cielo se tiñe de rosa. Pura magia.

Para tomarse un cóctel con vistas: azotea del hotel Atrium

Un sitio de reciente apertura. Parrilladas y cócteles, una piscina rodeada de tumbonas… Justo lo que necesitas después de un día entero de maratón fotográfico.
1, rue Émile Fassin, cada día a partir de las 18:00 h

Para darse un paseo nocturno: la ciudad antigua

Qué más dan los horarios de las visitas si puedes descubrir el teatro antiguo y el anfiteatro romano de otra forma… Cuando cae la noche. Cuando el cielo empieza a llenarse de estrellas, las piedras antiguas se iluminan y la ciudad se desvela.

Para ver el Arles del futuro: LUMA Arles

Este antiguo parque de los talleres de la empresa ferroviaria SNCF se encuentra en plena transformación para acoger algunas de las principales exposiciones de Les Rencontres d'Arles. Bajo la torre plateada de Frank Gehry, podrás recorrer el lugar a tu ritmo, antes de pararte a tomar algo en el Café du Réfectoire o el bar efímero Nonante-neuf.
Boulevard Victor Hugo

¿Y si continuamos?

Dónde dormir

- noches de diseño en el hotel du Cloître (18, rue du Cloître)

- noches míticas en el Nord Pinus (14, place du Forum)
Dónde comer

- una especialidad de la Camarga como es la gardiane de taureau (plato típico de carne de vaca de la zona) en Les Filles du 16 (16, rue du Docteur Fanton)

- unas tapas niponas-arlesianas en L’Ouvre-Boîte (22, rue du Cloître)

Arles