Périgueux y el valle del Isle

Perigueux

Périgueux, declarada localidad de Arte y de Historia, cuenta con un conjunto arquitectónico excepcional.

Périgueux, capital de Dordoña Périgord

En esa ciudad que reúne más de 2000 años de historia, se puede seguir un circuito galorromano incluyendo la visita del Museo Vésunna, un importante testimonio de esa época. Diseñado por el arquitecto Jean Nouvel, el sitio alberga una “domus” romana habitada entre los siglos I y III y exhibe objetos extraídos de las excavaciones. También tiene la suerte de poseer un impresionante patrimonio medieval y renacentista en su centro histórico (hasta 39 hitos declarados como “Monumento Históricos"). Podrás descubrirlo paseando por las callejuelas del Puy Saint Front, Limogeanne,... o las plazas Saint-Louis, y de la Clautre al pie de la catedral. Construida en estilo bizantino por el arquitecto Paul Abadi, este edificio emblematico de la ciudad está catalogada en la categoría de Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Dentro de las rutas del Camino de Santiago
Périgueux tiene mucha fama por sus mercados del sabado por la manãna, todo el año. ¡Un espectaculo para no perderse !

Día 1: El valle del Isle, vía verde y sus citas « gourmets »

Siguiendo el río Isle, podrás descubrir un valle sembrado de pueblos tradicionales que, gracias a sus festivales, muestran un gran dinamismo: de Saint Astier con su iglesia románica hasta Montpon, pasando por Grignols y su imponente fortaleza del siglo XIII, Neuvic-sur-l’Isle donde se puede visitar el castillo y el jardín botánico, Mussidan y su Museo de las Artes y Tradiciones en una hermosa cartuja del siglo XVIII o también partir tras las huellas de los bateleros en el molino del Duellas en Saint-Martial-d’Artenset… ¡Atrévete a salir de los caminos trillados!

Una de las maneras de escaparse seria practicar bicicleta en la bici-ruta y vía verde del Valle del Isle. La ruta ciclable desvela el patrimonio natural y cultural del valle, así que sus pueblos típicos. A lo largo de este recorrido, descubrirás la belleza natural de las orillas del río l’Isle: más de 86 km de pista habilitados, asociando tramos de bici-rutas (carreteras rurales y caminos vecinales señalizados) y caminos en Vía Verde. Este recorrido de comunicación reservado a los desplazamientos no motorizados, constituye una infraestructura idónea que abre la puerta a numerosas actividades.

El picnic es la fórmula más adecuada en este caso. Sin embargo, el itinerario está salpicado de direcciones gastronómicas. Una parada en la piscicultura "Domaine du caviar de Neuvic", para comprender como se produce el caviar o al molino de la Veyssière donde te enseña cómo se fabrica el aceite de nueces o de avellanas. En Saint-Germain-du Salembre, aún existe un artesano que fabrica las últimos biscotes tradicionales de Francia.

Día 2: Trufa Negra del Perigord y valle del Auvézère

En la salida oeste de Périgueux, la abadía de Chancelade, fundada en el siglo XII por un monje eremita e instalada en el pequeño valle arbolado del Beauronne, es un conjunto que se asemeja más a una casa solariega que a un monasterio. Sigue tu ruta hacia Château-l'Évèque y Agonac, para llegar a Sorges-et-ligueux, la capital de la trufa negra del Périgord, un imprescindible en la gastronomía de Dordoña-périgord. Entre las truferas, este pueblo posee su Ecomuseo de la Trufa, desde 1982. ¡Ha llegado el momento de obtener más explicaciones sobre el codiciado hongo subterráneo! Si prefieres, también puedes seguir un sendero de truferas.

Sigue esta escapada yendo hacia Savignac-les-Églises y Cubjac, un encantador pueblo del valle del Auvézère. A partir de aquí, diferentes oportunidades se ofrecen a ti: la visita de las Cuevas de Tourtoirac con su espectáculo de luces y sombras entre las maravillosas formaciones de estalactitas y estalagmitas. Si eres un amante del cine, elige la visita del castillo de Hautefort y de sus jardines. Ese edificio con arquitectura clásica alberga una notable colección de muebles de los siglos XVII y XVIII. ¡Y es escenario de muchas películas!

Si la naturaleza te llama, dirección el Puente de Saint-Mesmin, en las gargantas del Auvézère. El itinerario promete un concentrado de naturaleza, y testimonio de patrimonio industrial como les Forges de Savignac Ledrier. Estos nuevos caminos se han desarrollado respetando el medio ambiente y el aspecto salvaje del lugar: el único mensaje: ¡disfrutar de los espacios panorámicos y del paisaje!Périgueux, declarada localidad de Arte y de Historia, cuenta con un conjunto arquitectónico excepcional.

Cita en Périgueux, en Dordoña Périgord