La trufa negra del Périgord

La trufa negra del Périgord es un hongo mágico que tiene el don de sublimar los platos con su sabor sutil: un risotto o una tortilla con trozos de trufas negras, o un paté de Périgueux acompañado de una copa de Monbazillac...

Existe cuatro especies de trufas apreciadas por los paladares más exigentes. En Dordoña Perigord, se busca, se come y se utiliza tradicionalmente la tuber melanosporum o trufa negra de Perigord. A partir de diciembre, toda la producción local de trufas frescas está presente en los 12 mercados controlados que hay. Así, en Sorges, Périgueux, Excideuil, Sarlat, Brantôme, Saint-Alvère, Thiviers,…; puedes comprar ese producto premium.

Este champiñón subterráneo requiere una técnica de recogida muy especial en la que se utiliza un animal “trufero”. La búsqueda con una cerda sigue teniendo sus adeptos, pero el perro entrenado es el método más utilizado actualmente en el Périgord. Unos truficultores te invitarán a acompañarlos a cavar, en compañía de sus perros truferos.

Si eres interesado por la gastronomía y la trufa negra del Périgord, visita el éco-museo de la Trufa en Sorges (aspectos históricos, agrícolas, científicos y gastronómicos). También, puedes participar a la feria de la trufa en Sarlat o en Sorges.

Cita en Dordoña Périgord