Una escapada a Aviñón con Objetivo Viajar

Histórica, creativa, vibrante y muy acogedora. Así es Aviñón, la encantadora capital del departamento de Vaucluse, una pequeña ciudad en la que el pasado y el presente se dan la mano para cautivar a los viajeros que llegan aquí en busca del "l’art de vivre" de la Provenza.

Un seductor modo de vida, característico del sur de Francia, que se enmarca en un escenario medieval de excepción, se siente a orillas del Ródano, se experimenta a través de su faceta más vanguardista y se saborea en la mesa.

Y es que Aviñón (Avignon en francés) cuenta con todos los atractivos necesarios para protagonizar una escapada perfecta. Arte, potentes propuestas culturales como su famoso Festival de Teatro, experiencias gastronómicas capaces de satisfacer al más gourmet de los paladares, bonitos paisajes, compras alternativas y mucho más en la que aún se conoce como la ciudad de los Papas, o lo que es lo mismo, la capital de la Cristiandad en la Edad Media. ¿Listo para conocer esta diversa ciudad que nos invita a perdernos entre sus murallas? ¡Comenzamos!

Place du Palais en Avinón

El punto de partida de cualquier itinerario que se precie es la Place du Palais, el centro del antiguo Aviñón. Ten la cámara a mano porque el escenario, presidido por el impresionante Palacio de los Papas, el Petit Palais -ambos Patrimonio Mundial de la UNESCO-, y la espléndida catedral románica de Notre-Dame des Doms, lo merece.

Construido entre 1335 y 1352 y considerado por los cronistas de la época como la morada más bella y fuerte del mundo, el Palacio de los Papas es el mayor palacio gótico de Europa. Para conocer a fondo esta maravilla arquitectónica con aspecto de gran fortaleza que fue sede de nueve papados, deberás dejarte guiar por el Histopad, un recurso audiovisual que nos permite descubrir cómo lucía en la Edad Media la gran obra Benedicto XII y Clemente VI. Gracias a esta fiel reconstrucción con imágenes en 360º, sus diferentes estancias, como la sala del Gran Tinel, los aposentos del Papa, el salón de audiencias o los frescos de la capilla Saint-Martial, cobran vida convirtiendo la visita en toda una experiencia sensorial. Más aún si se finaliza paseando por sus terrazas y dejando que la mirada sobrevuele el casco antiguo, el Ródano y nuestro siguiente destino: el puente de Aviñón.

Puente de Saint Bénezet

"Sur le pont d’Avignon, on y danse, on y danse…" Si estudiaste francés en el colegio, es muy posible que reconozcas la letra de esta canción que hace referencia a otro de los grandes símbolos de Aviñón. Se trata del puente de Saint Bénezet, Patrimonio Mundial de la UNESCO y en su día la única vía para arribar al mar desde Lyon. En la actualidad, aunque solo se conservan cuatro de sus 22 arcos, sigue conservando intacta su atemporal belleza. La de una estratégica construcción del siglo XII que salvaba el río Ródano, en la que sopla con fuerza el mistral y se siente el peso de la historia a cada paso. Un largo pasado, no exento de leyendas y vicisitudes, que podemos revivir de forma interactiva gracias a la realidad aumentada, las exposiciones de su espacio museístico y la app Avignon 3D. Y sí, junto con el Palacio de los Papas, es la estampa más hermosa y reconocible de Aviñón.

Pero no son las únicas. Sus animadas plazas y terrazas -perfectas para ver la vida pasar-, las callejas que nos hablan del pasado, el espléndido gótico provenzal de la iglesia de Saint-Pierre, sus edificios medievales, sus íntimas capillas y las mansiones de los siglos XVIII y XIX son otras joyas que embellecen el Aviñón intramuros.

Mercado de Les Halles

Tras este extraordinario recorrido artístico, llega el momento de familiarizarse con la gastronomía provenzal. Para ello, lo mejor es dejarse caer por el mercado cubierto de Les Halles, un paraíso para "foodies" que reúne los mejores productos de la región en más de 40 puestos. Sus apreciados aceites de oliva, especialidades como la tapenade o las dulces papalines, panes artesanales, hierbas aromáticas, frutas y verduras, deliciosos quesos de cabra... Además, todos los sábados los chefs de los restaurantes de la ciudad y del Grand Aviñón preparan recetas en directo que luego comparten con el público en La Petite Cuisine des Halles. ¿Más experiencias para los amantes del enoturismo y el buen comer? Una cata de vinos -ya que Aviñón es la capital de los Côtes du Rhône- y un curso de cocina en la Maison de la Tour (Enlace externo) o en La Mirande (Enlace externo) .

Pasear por el viejo Aviñón

Una vez visitados sus atractivos más famosos, llega el momento de callejear para descubrir otros tesoros del Avignon intramuros. Callejuelas adoquinadas que nos trasladan al Medievo -como la imprescindible Rue des Teinturiers a la vera del canal de la Sorgue-, confiterías, coquetos rincones como la Place de l’Horloge, boutiques de diseñadores locales que reflejan el dinamismo creativo de la ciudad, citas culturales como la excepcional colección de pinturas italianas del Museo du Petit Palais; el arte contemporáneo de la Colección Lambert o los impresionistas del Museo Angladon... Un tranquilo e interesante paseo que bien podría finalizar disfrutando de las magníficas vistas de la ciudad que nos regala el jardín des Doms.

Y si dispones de más tiempo, anímate a cruzar el Ródano para descubrir lugares como la isla de la Barthelasse o el rico patrimonio de Villeneuve-lès-Avignon.

Los sabores de Aviñón

Si te preguntas dónde comer en Avignon, déjame lanzarte algunas sugerencias:

  • Para tomar el aperitivo, Mon Bar, un clásico local de barrio con un ambiente fresco y bohemio,
  • A mediodía, la cocina tradicional de Balthazar, un asequible bistró muy popular, o el menú del Grand Café Barretta, una antigua cafetería de finales del XVIII emplazada en la encantadora Place Saint Didier,
  • A la hora de cenar, se impone probar los menús maridados con vinos del Valle del Ródano de Le Carré du Palais, o la cocina creativa de L’Agape que reinterpreta con acierto los platos tradicionales de la gastronomía local.

Y hasta aquí esta escapada tan personal por el conjunto medieval más formidable de la Provenza. ¿Nos vemos en Aviñón?

Información de interés

¿Cómo llegar a Avignon?
La mejor forma para llegar Avignon es el tren de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación (Enlace externo) . Rápido, sostenible, cómodo y directamente al centro de la ciudad.

¿Dónde dormir en Avignon?
Mi recomendación es el céntrico Hotel de L’Horloge (Enlace externo) , un magnífico cuatro estrellas con confortables habitaciones, coquetas salas de lectura y un delicioso petit déjeuner provençal (Rue Félicien David, 1).

Más información: 48 horas en Avignon, del Medievo a la vanguardia en el corazón de la Provenza (Enlace externo)

Ir más
lejos