Un nuevo balcón sobre el Mediterráneo en Marsella

Abrazamos el mar desde esta nueva y acogedora dirección que acaba de abrir sus puertas en la playa de los Catalans, en la ciudad foceana. Detrás de su fachada Art Deco, el hotel Les Bords de Mer ofrece 19 habitaciones con impresionantes vistas al mar Mediterráneo.
Puesta de sol

Los marselleses bien informados conocen ya la terraza del hotel Le Richelieu por sus vistas durante la puesta de sol. Adquirido a finales de 2016 por Frédéric Biousse y Guillaume Foucher, ya al frente del Domaine de Fontenille en el Lubéron, el establecimiento realizó obras durante un año antes de ser inaugurado en diciembre de 2018 con el nuevo nombre de Les Bords de Mer.

Una bocanada de yodo

¡Reserva obligatoria para disfrutar de la terraza del bar-restaurante situada en la segunda planta del hotel! Una sombra estilizada tamizará pronto las cálidas luces del Mediterráneo. Para tomar una copa frente al mar, otras tres terrazas situadas en la roca dan la bienvenida a los huéspedes del hotel y a los visitantes del exterior en la parte delantera del hotel.

El mar en las habitaciones

Terraza o balcón (en casi todas las habitaciones) y ventanales: se duerme junto al mar. La decoración, una combinación de madera natural, gres cerámico y paleta de colores pasteles, se desvanece frente al gran azul.

El mar en las habitaciones

Terraza o balcón (en casi todas las habitaciones) y ventanales: se duerme junto al mar. La decoración, una combinación de madera natural, gres cerámico y paleta de colores pasteles, se desvanece frente al gran azul.

Baño de luz

"Nos enamoramos del hotel en nuestra primera visita", explica Guillaume Foucher, uno de los propietarios, que también es galerista. Teníamos la sensación de que podíamos atrapar los veleros con las manos. Una impresión que queríamos compartir con nuestros huéspedes, dirigiendo todas las habitaciones hacia el mar y maximizando las aperturas".

Como en un barco

Situado sobre el agua y rodeado de ventanales, el restaurante parece el puente de un navío. Abierto cinco días y medio a la semana, y probablemente los domingos, ofrece unas sesenta plazas.

Como en un barco

Situado sobre el agua y rodeado de ventanales, el restaurante parece el puente de un navío. Abierto cinco días y medio a la semana, y probablemente los domingos, ofrece unas sesenta plazas.

El sabor del mar

Pulpo en vino tinto, lentejas, granada y cilantro; sepia a la plancha, albahaca, lima... En la carta del restaurante, una cocina de bistro local, inspirada en el mar, espumosa y llena de sabor. La carta de vinos ofrece una amplia selección que incluye los vinos rosados de Domaine de Fontenille, la otra dirección provenzal de los propietarios.

Baño de sol

El hotel también cuenta con una azotea con una pequeña piscina climatizada, y en la planta baja, un spa de cinco cabinas, medio enterrado en la roca con sala de fitness, sauna, hammam y piscina bañada con luz natural. Les Bords de Mer forma parte de la colección "Les Domaines de Fontenille", que pronto incluirá 5 direcciones en Francia y Europa.

Idealmente situado en la ensenada des Catalans, entre el Vieux-Port y el pintoresco valle des Auffes, el hotel ofrece a sus huéspedes la posibilidad de un baño exclusivo, excursiones en barco privativo y a medida a las calas de Marsella. Los huéspedes VIP tendrán un acceso privilegiado al Cercle des Nageurs de Marsella, un centro deportivo de excelencia y un club chic situado cerca del hotel.