COVID-19: Las medidas sanitarias en la montaña este invierno

Debido a las medidas sanitarias relacionadas con el Covid-19 adoptadas en territorio francés, ya no es posible viajar en Francia del 30 de octubre al 1 de diciembre de 2020. Para seguir la evolución de las medidas en tiempo real, te aconsejamos que consultes la página Gouvernement / Info Coronavirus.

Las estaciones de esquí están preparando la temporada de invierno para recibir a los esquiadores en las mejores condiciones sanitarias y seguir haciendo de las vacaciones en la montaña un momento de disfrute para todos.

Los profesionales de la montaña están comprometidos con la preservación de la salud de todos. Juntos, estaciones de esquí, dominios de esquí, instructores de esquí, hoteleros y residencias turísticas están estableciendo un protocolo de salud común en torno al respeto de los gestos de barrera para empezar la temporada de esquí 2020-2021 que se verá influenciada por la Covid-19. El uso de mascarilla es obligatorio, desinfección de superficies y equipos, distanciamiento físico, gel hidroalcohólico... Se toman todas las medidas de precaución para tranquilizar a los clientes y fomentar la responsabilidad compartida.

El acceso a la estación

Para llegar a la estación de esquí en transporte público o en el autobús de enlace establecido por el dominio, es obligatorio llevar una mascarilla tanto en los andenes como en los autobuses.

En las pistas

La práctica de los deportes de esquí es una actividad al aire libre, donde el equipo (casco, guantes, esquí, gafas o pasamontañas, bastones...) fomenta los gestos de contención. Por lo tanto, no es necesario llevar mascarillas en las pistas.

En los remontes mecánicos

Aunque estemos al aire libre, el protocolo sanitario también se aplica en los remontes: el uso de mascarilla es obligatorio en las colas y en los remontes. Las áreas de contacto se desinfectan diariamente. No hay limitaciones de flujo o capacidad en los remontes. En algunos telesquís, los esquiadores también pueden estar exentos de llevar mascarilla.

En los alojamientos

Como en todos los hoteles de Francia desde el fin del confinamiento, el uso de mascarillas es obligatorio en las zonas comunes y cerradas tanto para los huéspedes como para el personal. También se pondrá a disposición de los visitantes un gel hidroalcohólico y se desinfectan con mayor frecuencia las superficies de contacto y el equipo. Este protocolo sanitario también se aplicará en las oficinas de turismo.

En los restaurantes y bares

Las medidas puestas en marcha son muy estrictas en los establecimientos de restauración. En el comedor, solo se servirá a mesas (no hay buffet, por ejemplo) para evitar los despazamientos. Para fomentar la distancia entre los clientes, las mesas deberán estar separadas por lo menos de un metro o, si esto no es posible, debe haber una mampara fija o removible que proporcione una separación física. Cuando los clientes se muevan por las instalaciones, deberán usar mascarillas y se pondrá gel hidroalcohólico a su disposición.

Unas reglas sanitarias estrictas están en vigor en toda Francia: un máximo de 10 personas por mesa, distancia de un metro entre cada mesa, obligación de llevar mascarilla para el personal y los clientes durante sus desplazamientos.

- Leer la infografía sobre las medidas de seguridades COVID-19 en las estaciones de esquí este invierno en Francia >

En los establecimientos de alquiler de material

Comme dans l’ensemble des espaces clos, le port du masque est obligatoire lors de la location du matériel de ski. Celui-ci est par ailleurs désinfecté entre chaque client.
Como en todos los espacios cerrados, es obligatorio llevar mascarrilla al alquilar el equipo de esquí. El equipo también se desinfecta entre cada cliente.

En la escuela de esquí

En los edificios abiertos al público, especialmente al reservar las clases de esquí, el uso de mascarilla es obligatorio para las personas mayores de 11 años, así como durante las reuniones al principio y al final de las clases, tanto para los alumnos como para los instructores. El equipo (dorsales, detectores de víctimas de avalanchas...) se desinfecta entre cada alquiler. Por otro lado, no hay límite en el número de estudiantes en las clases de esquí.