COVID-19 en Francia: medidas sanitarias para los cruceros fluviales

Debido a las medidas sanitarias relacionadas con el Covid-19 adoptadas en territorio francés, no es posible viajar a Francia del 30 de octubre al 1 de diciembre de 2020. Para seguir la evolución de las medidas en tiempo real, aconsejamos consultar la página: Gouvernement / Info Coronavirus.

Para que puedas (re)descubrir las riquezas de las regiones francesas, desde Bretaña hasta Provenza, pasando por los Alpes, el Gran Este y la costa atlántica, las compañías de cruceros fluviales y otros servicios de alquiler de barcos toman todas las medidas para preservar su salud. ¡Bienvenido a bordo

Francia cuenta con la mayor red fluvial de Europa. ¡Aprovéchalo!

En Francia se autoriza la organización de actividades náuticas y de recreo (salvo prohibición local). La circulación de barcos de pasajeros, como los de paseo, sin alojamiento a bordo, está autorizada, a condición de aplicar las medidas de prevención sanitaria en vigor (desinfección, llevar mascarilla, distribución de gel hidroalcohólico…), recuerda la compañía pública “Voies navigables de France”.

Por su parte, las compañías de cruceros fluviales también toman sus propias medidas para volver a recibir público a bordo de sus barcos. Por ejemplo, la compañía Croisieurope ha creado la certificación “Safeguard” para toda su flota, 56 barcos en total. En concreto, un formulario será enviado a los pasajeros antes del crucero para asegurarse de que ninguno de ellos está enfermo. Antes de subir a bordo del barco, unos miembros de la tripulación tomarán la temperatura a los viajeros. Se proporcionarán mascarillas y gel hidroalcohólico y los camarotes y espacios comunes serán desinfectados con regularidad. Las visitas serán adaptadas para garantizar la seguridad de todos.

COVID-19: las medidas de seguridad en los barcos de alquiler en Francia

Las compañías de alquiler de barcos como Le Boat, las plataformas de alquiler entre particulares como Click & Boat y los organizadores de cruceros privados como Green River Cruises y GlobeSailor toman medidas para garantizar tu seguridad. Los primeros apuestan por unas vacaciones “en total autonomía” a bordo de unos “barcos sin piloto y sin necesidad de título náutico”. Los barcos son limpiados y desinfectados completamente antes de la llegada de los clientes y los contactos, limitados al máximo sobre todo gracias al sistema de registro, check-in y check-out en línea. Los segundos, que permiten privatizar barcos para una docena de personas, proporcionan mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico en el embarcadero y a bordo. Los barcos y el embarcaderos también son objeto de una limpieza y desinfección entre cada crucero.

Para los propietarios de embarcaciones de recreo, las tasas de peaje se han revisado a la baja teniendo en cuenta el período de confinamiento, durante el cual se prohibió la navegación.