COVID-19 en Francia: medidas sanitarias en los alojamientos turísticos

Marcharse de vacaciones para relajarse, sí, pero en total seguridad. Ese es el objetivo de los profesionales del turismo en Francia este verano, en particular en el sector de la hostelería y la restauración que ha establecido unos protocolos y etiquetas para la seguridad de todos. Damos un repaso a las medidas para protegerse en los hoteles, cámpings, casas de huéspedes y demás alojamientos turísticos.

La mejora de la situación sanitaria en Francia permite organizar este verano vacaciones en todo el territorio.
Unos protocolos sanitarios estrictos son elaborados para la totalidad de los alojamientos turísticos comerciales.
El gobierno ha presentado el cartel “Notre établissement s’engage” (“Nuestro establecimiento se compromete”) que los profesionales del turismo pueden exponer en la entrada de su establecimiento, siempre que hayan seguido las medidas y recomendaciones sanitarias que permitan garantizar la seguridad de todos.

  • En los hoteles

En la hostelería, el protocolo sanitario aprobado por el gobierno debe ser cumplido por los establecimientos desde el pasado 2 de junio.
Por su parte, Accorhotels ha lanzado su propia etiqueta en colaboración con Bureau Veritas. Posteriormente, otras cadenas hoteleras han desarrollado su propia etiqueta para certificar las medidas de higiene puestas en marcha. Así, los hoteles se muestran especialmente vigilantes en materia de higiene y desinfección (recepciones, habitaciones, espacios de descanso…) recurriendo a productos anti-virus y multiplicando la frecuencia en que se realiza la limpieza.

  • En las residencias turísticas

Belambra, Club Med, Pierre & Vacances-Center Parcs, Odalys… Todas las cadenas de residencias turísticas también aplican numerosas medidas sanitarias para recibir a los viajeros en total seguridad.
En los espacios comunes, una señalización permite hacer cumplir la distancia física (con una separación de 1,5 a 2 metros) y establecen programas de limpieza y de desinfección, inclusive en las piscinas, saunas, hammams y demás infraestructuras lúdicas. Algunas residencias turísticas refuerzan asimismo la limpieza de sus sistemas de ventilación y la limpieza de los alojamientos antes de la llegada de un nuevo cliente. Sólo aquellas actividades al aire libre que permiten respetar la distancia física son mantenidas y se privilegia el check-in / check-out desmaterializado. Por último, los trabajadores son formados a estas medidas y están equipados con mascarillas, viseras o mamparas para evitar los contactos.

  • En los cámpings

La Federación Nacional de Hostelería al Aire Libre (FNHPA) ha trabajado con denuedo para preparar un protocolo sanitario completo antes del comienzo de la temporada alta, adaptado a las especificidades de los cámpings. En las zonas comunes, se limita el flujo de personas, se han instalado mamparas de protección y se desinfecta con gran frecuencia, reservando especial atención a los aseos y a las infraestructuras de ocio (piscinas e instalaciones deportivas). Las actividades en grupo han sido anuladas (o se realizan con un máximo de 10 personas) para evitar las reuniones en un mismo lugar sin distancia física. En cuanto a los restaurantes y comercios de alimentación, se recomiendan las entregas a domicilio y la venta para llevar. Hay que indicar que Camping.com también ha creado su propia normativa.

  • En los Gîtes de France

Los albergues y habitaciones de hotel con la etiqueta “Gîtes de France” han desarrollado unas medidas sanitarias precisas, tanto para los empleados como para los huéspedes. El propietario se compromete a desinfectar el alojamiento entre dos periodos de alquiler. Por otro lado, los productos necesarios para aplicar las medidas de prevención y desinfectar son puestos a disposición durante la estancia. El propietario también permanece a disposición de los huéspedes como referente sanitario. Unas consignas especiales sobre el Covid-19 también están indicadas en los alojamientos.

  • En los pisos de alquiler

La Unión Nacional para la Promoción de los Alquileres de Vacaciones (UNPLV) también ha desarrollado su propio protocolo para preservar la salud de los visitantes este verano. Así, los propietarios han recibido una serie de consejos prácticos, como “lavar de arriba hacia abajo”, “dejar el calzado en el exterior” o “lavar las sábanas y la ropa de casa a 60°”. Una guía práctica ha sido puesta a su disposición para limpiar y desinfectar el alojamiento a fondo antes de la llegada de los turistas. Todo para empezar las vacaciones en total serenidad.

Tras una primera fase de desconfinamiento (del 11 de mayo al 1 de junio), el gobierno francés ha dado luz verde a la reapertura de la mayoría de los lugares culturales y de las actividades de ocio a partir de 2 de junio pasado. Una última fase empezó el 22 de junio, unos días antes de las vacaciones de verano, y garantiza poder pasar unas buenas vacaciones en Francia.

A modo de recordatorio, el desconfinamiento en Francia tras la epidemia de Covid-19 se ha realizado en tres fases:

Fase 1: del 11 de mayo al 1 de junio de 2020
Fase 2: del 2 de junio al 21 de junio de 2020
Fase 3: del 22 de junio a mediados de julio de 2020

En Francia, tan sólo los territorios de Ultramar de Mayotte y Guyana tienen restricciones adicionales hasta nueva orden.