Pic du Midi de Bigorre, el mejor mirador de los Pirineos

Pic du Midi desde la carretera
Observar 300 kilómetros de hermosas montañas es algo solo al alcance de los más intrépidos montañeros, o de los visitantes de lo alto del Pic du Midi, un observatorio astronómico y meteorológico a las puertas de los Pirineos

Con los años, se ha convertido en un gran reclamo turístico por sus impresionantes vistas, las experiencias únicas que se viven a 2877 metros de altura y por lo emocionante que es salvar los 1000 metros de altura en el moderno teleférico.

La base del teleférico se encuentra en La Mongie, a 1800 metros de altura, y nada más bajarnos del coche nos darán la bienvenida las simpáticas llamas que pastan por estas montañas. Estos animales, traídos de Sudamérica en los años 60 del siglo XX, son solo una de las sorpresas que nos depara el Pic du Midi, un lugar único en los Pirineos. Si seguimos ascendiendo por la carretera, en pocos kilómetros llegaremos al alto del Tourmalet, famoso en el mundo entero por ser la cima más mítica del Tour de France, auténtico lugar de culto para cualquier aficionado al ciclismo.

Como decía, en La Mongie está la base del teleférico, que en dos trayectos te transporta en apenas 15 minutos desde 1800 metros de altura hasta los 2877 metros de altitud del observatorio. Un recorrido repleto de sensacionales vistas tanto a la imponente montaña del Pic du Midi como a los Pirineos, entrante de lo que vamos a observar en lo alto. Y es que el Pic du Midi (Enlace externo) es un pico muy especial al tener una gran altitud pero estar apartada del macizo que conforma los Pirineos. Por eso es un lugar tan bueno para la observación meteorológica y astronómica, así como para los curiosos que quieren ver este paraje natural protegido.

Una vez en la cima tenemos un montón de actividades para hacer. Empezando por el museo, donde se explica de forma interactiva los puntos más importantes de la historia del Pic du Midi, así como de la observación astronómica, tan importante para conocer nuestro lugar en el universo. En el museo hay un planetario con diferentes pases a lo largo del día en el que conocer mucho más sobre las estrellas y el espacio. Toda esta visita se puede hacer con una tablet disponible en múltiples idiomas, entre ellos el español, que da más información de una forma interactiva.

Tras la parte más cultural, llega el momento de salir del edificio principal y dejarse maravillar por las majestuosas vistas que hay desde la explanada. Hacia el sur, 300 kilómetros de imponentes montañas de los Pirineos, desde el pico Aneto al Midi d'Ossau, desde la Brecha de Rolando al Marboré. La parte más importante de los Pirineos está delante de nuestros ojos. Hacia el lado norte, la pasarela sobre el cielo nos permite observar la parte llana de la región de Occitania, con sus verdes prados y pintorescos pueblos.

En la zona al aire libre hay diferentes carteles que relatan diferentes anécdotas y curiosidades en la historia del Pic du Midi. Además, si tenemos la suerte de que el día esté despejado, en la explanada se hacen actividades como observar el sol con un telescopio especial, o incluso conciertos en fechas puntuales. En la parte más alta de la cima se encuentra la característica torre de comunicaciones, la segunda más importante de Francia, tras la Torre Eiffel.

Como tantas emociones despiertan el hambre, que mejor momento para acercarnos hasta el restaurante del Pic du Midi que tiene unas espectaculares vistas, y que ofrece una carta de deliciosos platos preparados de una forma especial, ya que la gran altura hace que los ingredientes se sequen más rápido, además de que tienen que usar una harina especial para el pan y tener en cuenta que el punto de ebullición del agua también es diferente que a nivel de mar. Ciencia aplicada a la gastronomía.

El Pic du Midi, además de ser un gran centro de recepción de turistas, también es un importante lugar de observación astronómica. Desde aquí se siguió el avance de las misiones Apolo de la NASA, se cartografió la superficie lunar, además de actualmente observar el sol a través del gran telescopio de dos metros de diámetro. Por las noches, este es un lugar genial para observar las estrellas, recibiendo en 2013 la etiqueta de Reserva Internacional de Cielo Estrellado.

Pero a diferencia de otros observatorios, aquí podemos pasar la noche. Recientemente se han reacondicionado las antiguas habitaciones de los ingenieros y científicos como hotel, con unas 15 habitaciones decoradas con muy buen gusto y baños compartidos. La experiencia de pasar la noche en lo alto del Pic du Midi se completa con una cena especial, así como observaciones durante la noche a través de los telescopios y otras actividades. Sin duda, un plan de lo más sugerente.

Dudo mucho que los artífices de la idea original de instalar un observatorio meteorológico permanente en lo alto del Pic du Midi en 1873, Charles Champion du Bois de Nansouty y el ingeniero Célestin-Xavier Vaussenat, se hubieran imaginado a lo que ha llegado este enclave a día de hoy.

Actualmente el observatorio desarrolla sus trabajos científicos y técnicos en tres dominios principales: actividades nocturnas de astrofísica, actividades solares y actividades atmosféricas. En concreto, en el campo de física de la atmósfera (aerología) se estudian la concentración de ozono troposférico, la temperatura, la electricidad atmosférica y las precipitaciones.

Durante su historia de más de 150 años este asentamiento científico ha sido clave para predecir inundaciones, tormentas y otros efectos meteorológicos que podrían causar daños a la población cercana, así como contribuir al conocimiento científico. Lo mejor es que hoy en día toda esta historia está disponible para todos los visitantes.

¿Cuándo ir a Pic du Midi?

Dicen los expertos que las mejores épocas del año para visitar el Pic du Midi son octubre, por el cielo azul intenso del cielo, único a lo largo del año, justo antes de las primeras nieves, o en el mes de enero, donde todas las cumbres están cubiertas de blanco.

Los meses de abril y mayo también son una buena opción por ver un paisaje más colorido, y observar las montañas con nieve en las cimas.

Recomendaciones para subir al Pic du Midi

Como el Pic du Midi es un lugar de alta montaña la climatología es muy cambiante, por lo que aunque en la base el cielo esté despejado, igual en la cima hace demasiado viento para que pueda subir al teleférico, o al revés. Consultar el parte meteorológico de la web oficial antes de viajar hasta aquí es una buena idea.

Es muy importante usar gafas de sol de protección máxima, así como crema solar de un factor alto, igual que si fuéramos a la nieve. Estamos a 2877 metros de altura, aquí la atmósfera es más fina y los rayos UVA del sol tienen más potencia.

La ropa de abrigo es esencial durante todo el año, incluso en verano, pues en la cima puede hacer viento y mucho frío, aunque en la base haga mucho calor.

Por último, hay que recordar que los niños menores de 3 años no pueden subir en el teleférico, ya que su oído no está formado del todo y les puede afectar la presión, así como embarazadas y personas con problemas cardíacos. El rápido cambio de altitud y presión pueden afectarles.

El acceso está limitado por la capacidad del teleférico a 2400 personas diarias, por lo que es recomendable comprar las entradas con antelación y así asegurarte, si el clima lo permite, que vas a poder subir a lo alto del Pic du Midi. Sin duda, la experiencia lo merece.

Cita en Pici du Midi de Bigorre en Occitania-Sur de Francia  

Ir más
lejos