5 momentos inolvidables a vivir este invierno en familia en los Pirineos

Con la cabeza en las estrellas, las raquetas sobre la nieve, los brazos bien rectos para conducir el trineo… Tanto para los niños como para los adultos, las estaciones de los Pirineos ofrecen un montón de experiencias inolvidables. Para llevarse unos recuerdos memorables en familia.

Soñar en el planetario del Pic du Midi

¡Embarque inmediato para el planetario más alto de Europa! Bajo la cúpula Baillaud, la más antigua instalación astronómica del observatorio que se alza en la cumbre del Pic du Midi, se oculta un planetario de 8 metros de diámetro. Cada sesión comienza con una película de 17 minutos titulada “La epopeya del Pic”, que cuenta la historia de la montaña. A continuación, durante 30 minutos y según la sesión, podrás asistir a una película de animación científica, un documental o incluso un espectáculo a cargo de un astrónomo que te revelará todos los secretos de la Vía Láctea. Para hacer soñar tanto a los grandes como a los pequeños.

Consulta con el Pic du Midi para conocer las condiciones de acogida debido a las medidas sanitarias.

Un encuentro con los huskies en el Gran Tourmalet

¡Una tarde que se anuncia inolvidable! En la meseta de Lienz, en Barèges, con l’Appel Sauvage, los niños de 3 a 7 años se inician al oficio de musher, el encargado de dirigir a los perros de trineo. Mucho más que un simple paseo en el que el niño permanece pasivo, se trata de una verdadera iniciación: encuentro con los perros, aprendizaje de los gestos técnicos y descubrimiento del manejo del trineo. ¡Y luego llega la hora de lanzarse! De pie detrás del volante de su “baby trineo”, adaptado a su talla y regulable en altura, el niño dirige su perro. ¡Menuda aventura!

Consulta con Appel Sauvage para conocer las condiciones de acogida en relación con las medidas sanitarias.

Encarnar a un trampero en Payolle

¡Durante uno o tres días, métete en la piel de una familia de tramperos! Para llegar hasta el campamento de tramperos instalado en Artahé hay que calzarse las raquetas de nieve, en un paseo muy accesible de alrededor de 1h30. Una vez allí, la vida se instala en torno al fuego y una comida tomada en común. Los más valientes incluso podrán volver a ponerse las raquetas para un paseo nocturno. Durante las vacaciones escolares, Delphine y Chris, los acompañantes, organizan veladas de cuentacuentos alrededor del fuego. Mágico.

Consulta con Artahé para conocer las condiciones de acogida debido a las medidas sanitarias.

Atreverse a realizar la gran tirolina en Gourette

¡200 metros de descenso, ni uno menos! Y 180 metros de remonte del otro lado… En Gourette, las sensaciones fuertes son accesibles a partir de los 5 años gracias a esta tirolina gigante, colgada entre dos riscos: ¡para sentirse como un ave de las montañas! Los más pequeños vivirán esta aventura acompañados de un monitor.

Consulta con L'Aventure Nordique para conocer las condiciones de acogida debido a las medidas sanitarias.

Chapotear en el spa en el valle del Louron

Los Pirineos es un destino reconocido para sus balnearios. En el centro termolúdico de Balnéa, en el valle del Louron, el bienestar es accesible desde la más tierna edad: a los 9 meses, los bebés ya pueden disfrutar de los Baños Amerindios. Nadar a contracorriente, géiser, camas de burbujas, duchas lúdicas, catarata… Para divertirse chapoteando en un agua a 33°C. Una conexión directa permite acceder a los Baños Incas, la extensión al aire libre y descubrir las diferencias de temperaturas, ¡antes de correr a calentarse en los Baños Amerindios! Los mayores también podrán disfrutar, a partir de los 12 años, de los Baños Japoneses y de los Baños Romanos.

Consulta con Balnéa para conocer las condiciones de acogida debido a las medidas sanitarias.

Cita en los Pirineos franceses