Ruta en coche de Barcelona a Disneyland Paris

Viajar a Disneyland Paris en coche tiene muchas ventajas.
¿Estás pensando ir en coche a Disneyland Paris? Desde Bilbao o desde Barcelona, te proponemos 2 itinerarios en coche para disfrutar de un viaje inolvidable en familia antes de llegar al mundo de la magia. Abróchate el cinturón, ¡nos vamos!

De Barcelona a Disneyland Paris en 4 días

  • Día 1: Carcasona y Toulouse
  • Día 2: Limoges
  • Dia 3: Los Castillos del Loira
  • Día 4: Disneyland Paris

13h00: Visita de Carcasona y Toulouse

La ciudadela de Carcasona se encuentra a tan solo 3h30 de Barcelona en coche, te proponemos hacer una parada para visitar su conjunto medieval o ir directamente a Toulouse a unas 4h30. Saliendo a las 9h00, llegarás a Hora de Carcasona sobre las 12h30 y a Toulouse sobre las 13h30 si se va directo o sobre las 17h00 (si se para en Carcasona para comer y visitar).

Nuestras recomendaciones de visita en Toulouse y Carcasona:

  • Castillo y murallas de la Ciudadela de Carcasona: En el país cátaro, en el corazón de la ciudadela de Carcasona, descubre el castillo condal y las murallas declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco.
  • La Halle de la Machine, 10 minutos antes de llegar a Toulouse. Seas o no amante de la aeronáutica te fascinará la historia de los pioneros de la aviación. ¿Te has preguntado cómo lograron hace un siglo atravesar el desierto, el Océano y los Andes para llevar el correo por avión? A aquellos pilotos se les homenajea en L’Envol des Pionniers, un museo inaugurado a finales de 2018 junto a la pista que vio nacer esta hazaña humana. Ese espíritu de creación e imaginación también está presente en la exposición de máquinas de espectáculo La Halle de la Machine, en la Pista de Géants, la antigua pista histórica de la Aéropostale. ¿Te imaginas sentarte en una mesa y que una máquina sirva el agua o una catapulta lance con precisión el pan? ¿O hasta subir a un minotauro articulado de 14 metros de altura que se desplaza por la pista histórica de la aviación?

Toulouse es una ciudad abierta y amena, hospitalaria, que disfruta. Nada mejor para tomar el pulso de Toulouse que pasear por su casco histórico, con callejuelas con bellas fachadas de ladrillo (cuyo color le ha dado su apodo de Ciudad Rosa), sus animadas terrazas o sus encantadoras plazas.

Otras sugerencias de visitas o actividades en Toulouse:

  • Descubre su patrimonio arquitectónico, desde la Basílica de Saint-Sernin (el mayor edificio románico de Francia), el Convento de los Jacobinos (una joya del arte gótico), el Hôtel d´Assézat-Fondation Bemberg (un bonito palacete que alberga un museo de obras renacentistas e impresionistas), hasta sus casi 200 mansiones renacentistas, sin olvidar la Plaza del Capitole, de estilo neoclásico, el sitio emblemático de la ciudad.
  • Disfrutar del bonito panorama de la ciudad que ofrecen las orillas del Garona paseando por la Promenade Henri Martin y la Plaza de la Daurade.
  • Surcada por el Canal du Midi, el Canal de Brienne y el Canal lateral del Garona, se pueden descubrir estas vías a pie, en bici, e incluso en barco.

Toulouse, pionera de la aviación, hoy en día primer centro europeo de aeronáutica, alberga 3 sitios únicos que se pueden visitar:

  • El Museo Aeroscopia que alberga cuatro “iconos” de la historia aeronáutica (Caravelle, Concorde, Super Guppy y el Airbus A300B) y más de 30 aviones históricos.
  • Las salas de ensamblaje del Airbus A380, situadas al lado de Aeroscopia.
    El parque temático.
  • La Cité de l ́Espace, único en Europa, que narra la historia de la conquista espacial de manera lúdica y didáctica.

Antes de seguir tu itinerario en coche a Disneyland Paris en dirección al norte de Francia y la ciudad de Limoges, pasarás la noche Toulouse.

Día 2: Almuerzo en Limoges

Saliendo de Toulouse a las 9h00 y siguuiendo tu itinerario hacia el norte de Francia, llegarás a Limoges sobre las 12h30. ¡Una parada ideal para almorzar en esta Ciudad de Arte y de Historia y descubrir sus "savoir-faire".

Limoges es la capital de las artes del fuego y muy reconocida por su porcelana. Es una ciudad confidencial ya que según se va descubriendo sorprende por su arquitectura y su originalidad.

En Limoges no te pierdas:

  • La estación de tren de Bénédictins, una hermosa estación de tren de estilo Art Deco,
  • La catedral de Saint-Etienne, uno de los pocos grandes monumentos góticos del sur del Loira,
  • El Museo de l’Evêché (obispado), ubicado en el antiguo palacio episcopal que data del siglo XIII, que alberga una colección de 500 esmaltes únicos del mundo, pinturas impresionistas...,
  • La Calle de la Boucherie (de la carnicería), una de las más pintorescas de la ciudad y la Casa tradicional del Carnicero, ecomuseo único en Francia, que recrea fielmente las condiciones de vida de una familia de carniceros del siglo XVIII, dentro de las 58 casas que antiguamente fueron miembros de la más poderosa corporación de la ciudad. Es una calle que te transporta a aquella época perfectamente. Coronado por sus dos puentes medievales, pasear por las orillas arboladas del río Vienne, a los pies de la catedral, es una pura delicia para los pescadores, los deportistas o los paseantes. Restaurantes y terrazas de cafe jalonan sus orillas.

Visitas en torno a la porcelana:
El Museo Adrien-Dubouché presenta la mayor colección de porcelana de Limoges del mundo.
La fundación de la empresa Bernardaud
En los antiguos talleres de la fábrica fundada en Limoges en 1863, un circuito de visita explica las diferentes etapas de la fabricación de la porcelana destacando la inteligencia del trabajo manual. La tienda de fábrica presenta un amplio abanico de servicios de mesa y numerosas ideas de regalos. En cuanto a la tienda de prestigio, muestra las últimas creaciones de la fábrica.
Horno de Casseaux
Último horno, testigo de la industria de la porcelana de Limoges. Exposición del colectivo “Esprit porcelaine”. El Museo de Casseaux, que alberga el Horno de Casseaux, es un sitio Histórico y Técnico dedicado a la porcelana de Limoges.

Despúes almorzar en Limoges y conocer los secretos del "savoir-faire" de la porcelana, sobre las 17h00, sigue tu itinerario en coche hacía el Valle del Loira.

20h00 : Cena de reyes en el Valle del Loira

Orléans y Blois son dos ciudades puertas de entrada al Valle del Loira y sus castillos. Te dejaremos dos opciones para disfrutar con tus niños de una noche de reyes:

1/ Si decides pasar la noche en Blois, podrás disfrutar con tu familia de una noche de verano digna de reyes en el Valle del Loira con el espectáculo de luz y sonido (45 min) en la fachada del castillo de Blois. Blois se encuentra a 2h30 de Coulon y a 1h50 de Poitiers.

2/ Orléans es una buena etapa a orillas del río Loira. Para visitar un castillo diferente, no te pierdas el Castillo de La Ferté-Saint-Aubin, a 2h30 de Limoges y a 25 min de Orléans. Este conjunto arquitectónico excepcional del siglo XVII está enmarcado por dos imponentes edificios estables, todos ellos construidos en una terraza rodeada por un foso. La visite permite descubrir más de 15 habitaciones amuebladas, así como un parque histórico… Otra parada posible antes de llegar al centro histórico de Orléans: 10 minutos antes de llegar al centro de Orléans, en Orléans-la-Source, se puede visitar el parque floral de La Source, que invita a descubrir la fuente del río Loiret, pájaros tropicales, jardines floridos, árboles admirables, un invernadero de mariposas y muchas otras sorpresas que encantarán a grandes y pequeños! Al llegar a Orléans, se puede dar un paseo por el río Loira y el centro histórico de la ciudad. Por la noche, en verano, hay un espectáculo de luz y sonido sobre la fachada de la catedral de Sainte-Croix (una hora, gratuito).

Día 3: El Valle del Loira y sus castillos

1/ si se pasa la noche en Blois:
Visitar la ciudad de Blois, su castillo de Blois, la casa de la Magia.
Desde Blois, posibilidad de alquilar una bici para hacer un trozo del itinerario cicloturista Loira en bici, pero también para ir a visitar el castillo de Chambord o el castillo de Cheverny.

Castillo de Chambord, joya del Renacimiento:
A 20 min de Blois en coche, una hora en bici
Chambord es el símbolo del poderío del rey Francisco I, quien hizo de este pabellón de caza uno de los más bellos castillos del Renacimiento.
El parque de Chambord es el mayor parque amurallado de Europa, con la misma superficie (5.440 hectáreas) que la ciudad de París intramuros. Se puede descubrir en bici, en cochecito eléctrico, en barca, en calesa.

Castillo de Cheverny:
A 20 min de Blois en coche, una hora en bici
Conocido como el castillo del Loira más bellamente amueblado, el Castillo de Cheverny (que nunca ha dejado de estar habitado) sorprende por la riqueza de su decoración y la densidad de su mobiliario.
Su elegante silueta inspiró a Hergé a construir el castillo de Moulinsart, la famosa residencia del Capitán Haddock, y el puerto de Tintín y sus compañeros. La exposición permanente "Los secretos de Moulinsart" sumerge a los visitantes en las aventuras del famoso reportero.

2/ Si se pasa la noche en Orléans:
Capital de la región del Centro-Valle del Loira y situada idealmente en el Loira, Orleáns se encuentra en la encrucijada de territorios como Sologne, Beauce, Gâtinais y el Valle del Loira y sus castillos reales. Ciudad vinculada a Juana de Arco (que liberó la ciudad en 1429) tiene muchos atractivos históricos y patrimoniales.

Sugerencias de visitas en Orléans:
El encanto de sus calles con sus magníficas fachadas de madera de los períodos medieval y renacentista.
A los amantes del patrimonio y de los museos les encantará visitar o ver los lugares de visita obligada de Orléans: Juana de Arco y sus numerosas representaciones, comenzando por la estatua ecuestre de la plaza del Martroi, la catedral Sainte-Croix, el hotel Groslot, el museo de Bellas Artes, que es uno de los museos más ricos y antiguos de Francia.
Para los amantes de la naturaleza: un paseo por el viejo puerto de Orléans, un paseo en bicicleta por las orillas del Loira, o un paseo fluvial por el río más largo de Francia, el canal de Orléans o el Loiret.
el parque floral de La Source (Orléans-la-Source, a 10 min de Orléans), invita a descubrir la fuente del río Loiret, pájaros tropicales, jardines floridos, árboles admirables, un invernadero de mariposas y muchas otras sorpresas que encantarán a grandes y pequeños!

Para llegar a Disneyland Paris, hay que contar 2h30 para llegar. Nuestra recomendación es salir sobre las 17h30 con rumbo a París.

Día 4: Disneyland Paris, ¡un día a todo gas!

Cita en Disneyland Paris