¿Dónde encontrar un vestido de creador en París?

Célebre por sus desfiles de alta costura, tiendas de lujo y jóvenes creadores, París es la capital de moda por excelencia. Si, al igual que las parisinas, siente pasión por los vestidos, estas son nuestras direcciones de diseñadores parisinos que no debes perderte.

Désordre urbain

EL concepto de Désordre urbain es ser una tienda dedicada a los creadores donde las compras se conjugan en femenino. Este concept store reúne a unos cincuenta diseñadores. En él encontrarás piezas únicas y series limitadas. En este desorden organizado conviven vestidos de estilos variados. Motivos floridos, barrocos, románticos… Hay para todos los gustos, todas las épocas del año y todas las preferencias… Precisemos que los precios son abordables.

Paperdolls

¿Conoces las paperdolls? Se trata de esas pequeñas muñecas de papel a las que se les puede cambiar de ropa. Candy Miller, la propietaria del establecimiento, ha creado este concept store a la última siguiendo esta idea. La tienda, pensada como un auténtico apartamento, reúne colecciones de unos veinte creadores. Así, no deberás sorprenderte de ver vestidos con estampados de flores colgar de un lustro o guardados en unos armarios de oficio. A señalar que casi cada vestido es una pieza única.

Bleu Tango Paris

¿Eres aficionada a los motivos y tonos acuarela? Entonces te encantará la marca Bleu Tango Paris. Bajo sus pinceles ligeros, la diseñadora Lou Ripoll Robes imagina unos modelos originales y un tanto irreverentes. Como unos acróbatas que alzan el vuelo sobre tu vestido o cuadros inspirados de grandes maestros como Rembrandt, Fragonard, Velázquez o Leonardo da Vinci en un mismo vestido camisero. La guinda es que la marca se compromete en realizar una producción ecorresponsable.

Héroïnes

¿Quién sino una mujer apasionada por la literatura podía crear una marca denominada Héroïnes (heroínas)? Al principio, la creadora se dio a conocer realizando colecciones inspiradas en personajes de novela. Luego se ha orientado hacia un estilo más vintage. “Encarnar lo que una es con impertinencia, humor y sencillez”, esta es la divisa de la marca con sede en el barrio de Marais en París. Vestidos cortos, largos, ceñidos o amplios, cuellos redondeados o escotados… Hay para todo tipo de morfologías.

Sezane

Sezane no hubiese nacido si a su creadora no se le hubiese ocurrido una idea genial. Todo empezó en 2005, cuando su hermana se mudó a Londres y le dejó una bolsa llena de ropa. De inmediato, a la joven se le ocurrieron un montón de ideas y proyectos. Se puso a customizar los vestidos y a revenderlos en e-bay. Encontró un gran éxito y en 2008 decidió lanzar una e-shop y apostar por las microcolecciones. Las ventas se dispararon. Abrió su primera tienda en París. Vestidos de encaje, seda, lino, con estampados de cachemira, flores, cuadrados o lisos… Todo ello la ha convertido en una marca destacada.

Make My Lemonade

¿Aún no conoces Make My Lemonade? Nunca es tarde para descubrir esta marca que se ha vuelto indispensable en tan solo unos años. Todo partió de un blog lifestyle a cargo de Lisa Gachet, bautizada como “la reina del hazlo tú mismo”. Esta bordelesa a la que le encanta “confeccionar”, “diseñar” y “recortar”, comparte sus creaciones. Luego surgió la brillante idea de proponer una vez al mes el patrón de un vestido a realizar una misma. Los encargos se dispararon. Desde entonces, esta joven ha abierto un concept-store a orillas del canal Saint-Martin en París. En él se encuentran expuestos los vestidos preferidos de su creadora: vestidos de flores, lunares o a rayas… También organiza con regularidad unos talleres “Do it yourself” para ayudarte a confeccionar tu propia ropa.