París es una fiesta
“Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando eras joven, luego París te acompañará, vayas donde vayas, el resto de tu vida, ya que París es una fiesta. Ernest Hemingway.”

París es embriagadora, París fascina, París inspira. Tanto si eres ave diurna o nocturna, la ciudad de la luz cuenta con lugares míticos propicios para celebrar la fiesta en todas sus facetas. Cabaret, bar secreto, azotea de moda, desayuno jazzy, restaurante trendy, hotel noctámbulo… Estos son nuestros consejos para un fin de semana bajo el signo de la diversión.

¡A COMER!

3 restaurantes parisinos con ambiente festivo y alegre
  • Un desayuno jazzy en la Bellevilloise (Enlace externo) (distrito 11e). Cada domingo, este destacado lugar artístico parisino propone una fórmula de brunch acompañado por auténtico jazz en directo. ¡Una delicia! Además de un suave despertar musical y un enorme bufet a disposición, la Bellevilloise seduce también por su marco especialmente bucólico. Olivos de interior, cristaleras y alturas bajo techo, por favor.
  • Una comida en la Brasserie Bellanger (Enlace externo) (distrito 10), un café-restaurante parisino típico pero actualizado. El concepto: conservar el espíritu de “brasserie” proponiendo unos platos sencillos y tradicionales a precios baratos pero rompiendo con el ambiente habitual. En Bellanger, todo es colorido, está cuidado, lleno de energía y de glamour. Además, todos los productos proceden de pequeños productores. No hace falta decir que todo el París a la última acude aquí a deleitarse.
  • Una cena en el Bouillon Pigalle (Enlace externo) (distrito 18), la nueva mesa preferida de los parisinos amantes de la fiesta. Recientemente instalada en la plaza Pigalle, en el corazón de la noche parisina, este establecimiento lleno de encanto resucita los clásicos de la cocina francesa. Tanto a base de carne o no (huevo con mayonesa, ensalada de apio o salchicha con puré de patata), el servicio es continuo hasta medianoche. Perfecto para cuando te entra un poco (o mucha) hambre, entre dos fiestas.

EN LAS NUBES

Las azoteas más de moda
  • La más arty: tomamos altura en los tejados del Centro Pompidou, precisamente en la terraza del restaurante Le Georges (Enlace externo) (distrito 4). Ideal por la tarde o al crepúsculo para admirar todas las luces de París acompañado de un rico chocolate caliente o una buena comida.
  • El clásico: Le Perchoir Ménilmontant (Enlace externo) (distrito 11), seguramente la azotea más conocida por todos los parisinos. Dominando el barrio de Ménilmontant, es el primer establecimiento parisino en haber ocupado las alturas de la ciudad. Tanto en verano como en invierno, los 400 m² de bar y sillones con vistas de 360° sobre París acogen a los juerguistas más bohemios.
  • El más chic/panorámico: a la puesta de sol, se sube al Café de l'Homme (Enlace externo) (distrito 16). Sin duda, una de las vistas más bonitas de París, por no decir la más bonita. Instalado tras el ventanal, en el jardín de diseño muy de diseño, se disfruta de unas magníficas vistas de la Torre Eiffel.

AMBIENTE DE LA ÉPOCA DE LA LEY SECA

3 bares secretos perfectos para ir de fiesta en París

París es una fiesta sobre todo cuando se sabe dónde ir… Empezando por el Syndicat (Enlace externo) (distrito 10). Detrás de una pared llena de antiguos carteles se oculta una de las coctelerías mejor conservadas de la capital. En el interior, canapés de terciopelo, palmeras, música hip hop y, sobre todo, unos cócteles a base de prestigiosos alcoholes 100% franceses. Otra dirección “selecta”: el Moonshiner (Enlace externo) (distrito 11). Una vez pasada la cámara fría de la pizzería Da Vito, uno se sumerge directamente en el speakeasy de los años veinte. El ambiente es deliciosamente intimista y los cócteles muy cuidados. Última recomendación, el Expérimental Cocktail Club (Enlace externo) (distrito 2). Detrás de una espesa cortina púrpura se oculta la auténtica referencia de los cócteles en París. Nos encanta la decoración barroca y de diseño del bar y, claro está, la originalidad muy cuidada de las bebidas. Mención especial para el cóctel Tommy’s Margarita Especial: mezcla de tequila, zumo de lima, miel de agave con infusión de vainilla y clavos de olor. Más información sobre los speakeasy de París.

MONTMARTRE-PIGALLE

Tanto de día como de noche, itinerario de un paseo festivo

De día tomamos la temperatura del alegre pueblo de Montmartre. Cita en la plaza de Abbesses (distrito 18). Contemplamos los árboles floridos, las farolas de fundición, la fuente Wallace o el impresionante muro con “te quiero” escrito en 311 idiomas. Proseguimos hacia el mercado Saint Pierre y luego por sus calles bucólicas. Como la calle del Chevalier-de-la-Barre o el pasaje Lepic. Un poco más lejos, pisamos los adoquines de la colina de Montmartre, delante de la basílica del Sacré-Cœur, antes de tomarnos un pequeño baño de multitudes en la plaza del Tertre, entre los caballetes de los artistas.
De noche, salimos a disfrutar de la fiesta parisina bajo todas sus facetas en el mítico barrio de Pigalle. Nos perdemos entre la plaza de Anvers y la plaza Clichy. El Moulin Rouge, las discotecas, piano-bares, conciertos, teatros, cabarets, karaokes: todo tipo de ambientes y de distracciones están permitidos. Entre los establecimientos más míticos: el Sans Souci, el Carmen, el Bus Palladium, Chez Moune y Le Mansart.

EL HOTEL NOCTÁMBULO

Dormimos en el Generator Hostel Paris (Enlace externo) (distrito 10), un término medio para los amantes de la fiesta que quieren siempre más. Situado en un barrio muy animado de París (en la plaza del Colonel Fabien), este albergue juvenil de nueva generación y súper peripuesto destaca por su fórmula “todo en uno”: habitaciones + discoteca integrada + espacio de picnic y, la guinda del pastel, una magnífica azotea con vistas de 360° sobre la basílica del Sacré-Cœur. Además, está situado a solo 15 minutos de la Estación de tren del Norte (Nord).