Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

Una ruta por París muy personal

París visto desde lo alto de Notre-Dame

La capital de Francia es una de las urbes más emblemáticas del mundo no solo por el valor histórico-artístico de su patrimonio, sino también por la magia que se respira por cualquiera de sus calles.

París es una ciudad a la que viajo a menudo y en la que me gusta descubrir rincones y establecimientos nuevos. Me acuerdo que la primera vez que visité la ciudad de la luz mi guía me propuso una ruta a pie que me pareció tan completa e interesante que siempre que puedo vuelvo a hacer. Mi itinerario personal por París empieza en el Arco de Triunfo, situado en la Plaza Charles de Gaulle, y desde allí me encanta pasear por la arteria más bella de París, los Campos Elíseos, hasta llegar a la Plaza de la Concordia, donde destaca el obelisco que el virrey de Egipto regaló al Estado Francés en el siglo XIX. Aunque la Plaza de la Concordia cuente con una historia turbadora (allí fueron guillotinadas 1.700 personas durante la época del Terror de la Revolución Francesa) es uno de mis rincones preferidos y estratégicos de París. Tiene una magnífica perspectiva del Museo del Louvre, a través del Jardín de las Tullerías; de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento Francés; de los emblemáticos Campos Elíseos con el Arco de Triunfo al fondo, y de la iglesia de la Madeleine.

Desde la Plaza de la Concordia emprendo el rumbo hacia la Rue Royale y me encuentro de frente con la fachada principal de la Madeleine. Desde este punto tomo la Rue Tronchet hasta el Boulevard Haussmann donde están las conocidas Galeries Lafayette y, un poco más adelante, el edificio de la Ópera. Antes de llegar al Jardín de las Tullerías y dirigirme al Louvre me gusta hacer una parada en la Plaza Vendôme, donde se encuentran las más prestigiosas joyerías, y el exclusivo Hotel Ritz. El Jardín de las Tullerías da la bienvenida al Palacio del Louvre, que alberga uno de los espacios museísticos más importantes del mundo y al que entro cuando tengo un poco de tiempo. Como ya tengo experiencia en visitar museos parisinos sé que si compro la entrada antes me evitaré las largas colas que se forman, así que siempre adquiero, antes de irme, la tarjeta Paris Museum Pass que da acceso a más de 60 monumentos y museos. Y me olvido de las esperas.

Desde el Louvre me dirijo por la Rue Rivoli hasta la Plaza Châtelet y allí cruzo el río Sena hasta llegar a la Isla de la Cité y la Isla Saint-Louis, donde se fundó París hace dos milenios. Aquí se alzan dos de los templos más importantes de la ciudad, la Catedral de Notre-Dame, de estilo gótico, y la Sainte-Chapelle, considerada una obra maestra de la arquitectura mundial. Cruzo el Puente Saint-Michel y aparezco en una de mis zonas parisinas favoritas, el Barrio Latino. Desde aquí paseo a lo largo del Sena hasta llegar al Museo de Orsay, dedicado al arte moderno y situado en una antigua estación de ferrocarril. Es uno de mis sitios preferidos.
Cruzo de nuevo el río por el Puente Alejandro III (que lleva el nombre del padre del último zar ruso, Nicolás II), inaugurado en el año 1900 con motivo de la Exposición Universal de París. Desde el otro lado del puente se ve la explanada de los Inválidos, un edificio con una cúpula recubierta de oro edificado para atender a los heridos de guerra, y en donde están enterrados los hermanos Bonaparte. Desde los Inválidos me dirijo al edificio más conocido, visitado y emblemático de París, la Torre Eiffel, construida por el arquitecto del mismo nombre con motivo de la Exposición Universal de 1889. La Torre Eiffel se puede contemplar desde numerosos sitios, pero quizás el emplazamiento desde el cual hay una mejor perspectiva sea la Plaza del Trocadero.

bateaux-parisiens

Otra manera de disfrutar de París es en bateaux mouche por el río Sena y, bajo la Torre Eiffel, hay varios embarcaderos donde se pueden tomar estos barcos. La primera vez que subí a la Torre Eiffel y di un paseo por el Sena en un bateau mouche pagué la novatada y tuve que hacer largas colas para ambas actividades. Hoy ya sé que se pueden comprar las entradas previamente, desde España, y entrar sin esperas por lo que os recomiendo adquirir los tickets de las actividades antes de emprender el viaje.

Nadie puede ir a París y no visitar el barrio de Montmartre, antiguo refugio de artistas bohemios. En Montmartre hay que dejar tiempo para visitar la Basílica del Sagrado Corazón y pasear por la Plaza du Tertre. Para acabar esta intensa jornada os recomiendo ver un espectáculo en el Moulin Rouge, situado al pie de Montmartre, o en otra de las leyendas de los cabarets de la capital de Francia. De esta manera se pone un punto y final de lo más entretenido a esta ruta por París muy pero que muy personal.

Disfruta París al máximo

Haz más fácil tu estancia en París. Compra y reserva antes de viajar:

  • tarjetas de transporte, traslados, bus turístico
  • tarjetas de museos y monumentos, visitas insólitas (torres de Notre-Dame, Palacio Garnier)
  • entradas a la Torre Eiffel; reservas para el restaurante 58 Tour Eiffel
  • entradas para Disneyland® Paris
  • cruceros por el Sena, con o sin comida/cena
  • excursiones en autocar para descubrir París y sus alrededores
  • entradas para los espectáculos de Moulin Rouge y Lido
  • …¡y los mejores consejos para moverte y descubrir el París que más te apetezca!

www.latiendadefrancia.es (Enlace externo)

En Barcelona:
C/ Moià, 8 – Edif. Institut Français
08006 Barcelona
Tel: 93 302 05 82

En Madrid:
C/ Serrano, 19, 2º planta (ascensor al fondo del pasillo de la derecha)
28001 Madrid
Tel: 91 548 97 37

metropolitain

Paris