9 piscinas de hoteles para nadar y relajarse en París

Ya sean míticas, inusuales o simplemente relajantes, las piscinas de los hoteles de lujo son siempre un sueño hecho realidad. Esta es nuestra selección de las piscinas más bellas de París.

Luminosa, en el Hotel Shangri-La Paris***** (Enlace externo)
Arrullada por la luz natural, esta piscina (15m x 6m) ideada por el diseñador Pierre-Yves Rochon aparece como un verdadero remanso de paz en el spa CHI del hotel Shangri-La. El lugar, de un blanco inmaculado, calma con solo verlo... y eso no es todo: se abre a una terraza de 94 m².

Relajante, en Saint James Albany**** (Enlace externo)
En el Hotel Saint James Albany, 500 m² están dedicados al bienestar, en el Deep Nature Spa, mientras que junto al hammam, el jacuzzi y la zona de fitness, una elegante piscina (15 x 4 m) le invita a nadar o a tomar clases privadas de aquagym.

Art Deco, en el Hotel Molitor Paris - MGallery by Sofitel***** (Enlace externo)
Si hay una piscina mítica en París, es Molitor. Emblema del Art Deco, el apodado "el barco blanco" fue inaugurado en 1929. Por aquel entonces, el ambiente era decididamente vanguardista: ¡descubrimos allí los primeros bikinis! Abandonada durante más de 20 años tras su cierre en 1989 (pero muy popular entre los artistas underground parisinos), recuperó un segundo aliento en 2014 con la apertura del Hotel Molitor Paris - MGallery de Sofitel. Como al principio, se puede nadar en dos piscinas: bajo el gran techo de cristal, la de invierno (33m de largo), rodeada de las famosas cabinas para cambiarse y la de verano, climatizada durante todo el año a 28 grados.

El color de la laguna, en el Ritz Paris***** (Enlace externo)
Venimos al Ritz por sus elegantes habitaciones, sus dos mesas con estrella Michelin (La Table de l'Espadon* y Les Jardins de l'Espadon) y también por su magnífica piscina. Es casi de un azul irreal, muy variable dependiendo de la hora del día. El lugar perfecto para dar hacer algunos largos, una clase de aquagym o aquabike o simplemente para tomar un cóctel.

Íntimo, en el Nolinski***** (Enlace externo)
A un paso de la Comedia Francesa y de los jardines del Palais Royal, el elegante Hotel Nolinski destaca como un verdadero remanso de paz. Hasta en su zona de spa (Spa Nolinski by La Colline): espejo de agua en el techo, luces tenues, velitas... la piscina invita a meditar.

En el Sena, en el hotel-bar Off Paris Seine**** (Enlace externo)
Inaugurado en junio de 2016 en los muelles de Austerlitz, es el primer hotel-bar sobre el agua en París. En medio de esta original barcaza, los huéspedes del hotel tienen acceso a la piscina climatizada, lo más cerca posible del Sena. Una mini piscina ideal para disfrutar de la vista del río y del puente Austerlitz.

Relajante, en el Royal Monceau***** (Enlace externo)
Un templo de belleza y bienestar, el Spa My Blend by Clarins Spa del hotel Royal Monceau alberga la piscina más grande jamás diseñada en un hotel de lujo: ¡23 metros de largo! De color blanco brillante, este spa de lujo te invita, antes o después de nadar, a disfrutar del hammam, la sauna y de los numerosos tratamientos My Blend.

Hype, en Les Bains***** (Enlace externo)
Larga historia la de los ex-Baños Duchas de París! Construidos en 1885, fueron los primeros baños privados famosos (¡el gran Marcel Proust fue allí!). A partir de 1978, se convirtieron en el templo de la vida nocturna parisina, frecuentada por gente famosa: Andy Warhol, David Bowie, Jean-Michel Basquiat, Yves Saint Laurent... En 2015, se pasa página y se abre un hotel, pero Les Bains ha conservado su alma antigua, con la piscina, y su alma de fiesta de los años 80: al lado del hotel, un bar-club, una sala de conciertos y un restaurante.

Bajo bóvedas de piedra, en la plaza Louvoi**** (Enlace externo)
Bajo bonitas bóvedas de piedra natural, la piscina del hotel Square Louvois (8m x 3,5m) te invita a sentarte en el banco de hidromasaje para un agradable momento de relajación. Un entorno original donde descansar, después de una sesión de fitness, siempre bajo la bóveda...

Cita en las piscinas de los hoteles de París