Paseos fluviales y aventura para dos en Occitania - Sur de Francia

Occitania es el destino elegido por muchas parejas que quieren reconectar con ellos mismos y relajarse en la naturaleza mientras realizan actividades en el agua. Y es que esta región tiene en sus ríos unos grandes aliados ya sea para practicar deportes de aventura como piragüismo, kayak o rafting, hacer un crucero por el Canal du Midi o realizar un paseo en barco por el Lot.

Navegar a dúo por el río Lot

Embarcarse y hacer una travesía por el Lot es una experiencia muy recomendable y, a su vez, muy romántica. Contemplar desde el agua los acantilados, las laderas cubiertas de robles y los viñedos de Cahors con una copa de vino Malbec en la mano puede ser un momento inolvidable y muy feliz para una pareja que está buscando desconectar de su día a día. No se requieren conocimientos previos para alquilar un barco y, por este motivo, para muchos puede ser una aventura que rompa su rutina habitual ya que han de realizar maniobras muy sencillas como atracar en los puertos de Cahors, Luzech y Larnagol o salvar las 17 esclusas del Lot.
Bañarse en este río también puede ser una experiencia en pareja por lo menos refrescante que puede tener una sabrosa recompensa con una deliciosa comida en un restaurante del Lot como, maridada, por supuesto, con vino del terruño. La duración del crucero por el Lot puede ser desde tres noches hasta dos semanas o más. La actividad se realiza entre los meses de abril y octubre, y las empresas de alquiler están ubicadas en Cahors, Bouziès, Douelle y Luzech.

Excursiones en bicicleta por el departamento del Lot

Si vais a alquilar un barco no os olvidéis de llevar con vosotros unas bicicletas ya que, una vez en tierra, va a ser un medio de transporte perfecto para conocer algunas poblaciones del entorno. Una de ellas es Cahors, anidada en un meandro que el Lot dibuja en pleno corazón del valle. Sobre este río se alza el Puente de Valentre, del siglo XIV, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como parte de la ruta de peregrinación a Santiago de Compostela.
Otra localidad que os va dejar con la boca abierta es Saint-Cirq-Lapopie, un pueblo medieval totalmente intacto, adosado a una pared rocosa de 100 metros por encima del río formando un conjunto de una armonía impresionante. Una propuesta muy curiosa es recorrer el camino de sirga de Ganil, 6 kilómetros río abajo de Saint-Cirq-Lapopie, cuya pared está decorada con un fresco contemporáneo del escultor tolosano Daniel Monnier.

Recorrer en pareja el Canal du Midi

Cuando Pierre-Paul-Riquet proyectó el Canal du Midi en el siglo XVII para conectar el río Garona con el mar Mediterráneo no imaginó que esta vía de transporte fluvial se convertiría, siglos después, en un atractivo turístico de primer orden. Y es que muchos visitantes vienen de lejos para navegar en esta prestigiosa estructura que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1996. Un viaje en barco con tu pareja por el Canal du Midi es una experiencia excepcional, romántica a más no poder, en la que vais a descubrir en unas embarcaciones totalmente equipadas antiguos caminos de sirga, esclusas florecidas y recoletos puertos deportivos. Al igual que en el río Lot no hace falta ningún tipo de licencia para alquilar un barco para recorrer el Canal du Midi. Tan solo tenéis que traer con vosotros las ganas de pasarlo bien ya que la diversión está más que asegurada.

Cuándo navegar por el Canal du Midi

El Canal du Midi se puede navegar desde finales de marzo hasta principios de noviembre y la duración de los cruceros pueden ser desde un fin de semana hasta dos semanas o más. Hay varias empresas especializadas en el alquiler de embarcaciones (Le Boat, Nicols, Navicanal y Locaboat Holidays, entre otras) que están repartidas en diferentes ubicaciones como Port-Lauragais, Negra, Castelnaudary, Carcassonne, Argens, Lattes y el puerto de Somail.
En un recorrido en barco por el Canal du Midi los coloridos y variados paisajes de los departamentos de Aude, Alta Garona y Hérault os van a encandilar. Por este motivo vale la pena hacer varias excursiones y conocer localidades como Toulouse, Villefranche-de-Lauragais, Castelnaudary, cuna del Cassoulet, o algunos de los pueblos de ladrillo naranja o de piedra dorada del Midi Toulousain y de la Narbonnaise. Mención aparte merecen lugares tan emblemáticos como el umbral de Naurouze, que marca el punto más alto del canal, o las esclusas de Fonséranes, en Béziers.

Adrenalina en los ríos de Occitania

Si sois una pareja aventurera Occitania os reserva experiencias donde vais a liberar adrenalina a más no poder. A los que os gusta subiros a una piragua o a una balsa, las gargantas del río Tarn y los desfiladeros de sus afluentes Jonte y Durbie son lugares excepcionales para practicar descensos. Además de disfrutar de las aguas bravas tendréis la ocasión de contemplar un paisaje espectacular repleto de acantilados, brechas y salientes. Los cañones del Aude, del Dordoña y del Lot también son perfectos para practicar deportes de aventura al igual que los del Aveyron que combinan las emociones fuertes con pueblos con encanto como Najac o Bruniquel.
Las actividades en aguas bravas son, como no podía ser de otra manera, una tradición en los departamentos pirenaicos de Occitania. El río Gave de Pau, que nace en el circo de Gavarnie, o el Neste, cuyas impetuosas aguas atraviesan los valles de Aure y Louron, son dos de los emplazamientos preferidos de los aficionados al rafting, al piragüismo o al hidrospeed. Cerca del Mediterráneo, las gargantas del Gardon y las hoces del Hérault son también ideales para los deportes de aventura.

Cita en Occitania