Carlit (2.921 m) - Pirineos Orientales

La subida al Carlit (o Pica del Carlit), nos descubrirá una de las zonas lacustres de mayor belleza dentro de la comarca de la Alta Cerdanya.

Si salimos muy temprano, la excursión puede realizarse en un solo día, aunque recomendamos pernoctar en el refugio de Les Bouillouses para disfrutar del entorno natural que nos rodea.

En verano, el acceso al lago de Les Bouillouses está cerrado al tráfico rodado, siendo necesario tomar un autobús que transporta a senderistas, alpinistas y turistas hasta el lago y sus hostelerías. Si subimos a finales de primavera o en otoño, con poca nieve, podremos aparcar junto al lago sin problemas. Desde el lago de Les Bouillouses subiremos siempre hacia el Oeste, disfrutando de la compañía de preciosos lagos hasta llegar a un pequeño lago helado (incluso en julio), que da comienzo a un terreno más rocoso, donde necesitaremos agarrarnos en algún punto a la roca, aportando emoción a la subida.

Si bien es una cumbre totalmente asequible a nivel familiar, deberemos tener experiencia en alta montaña y ser precavidos en caso de encontrar nieve. Desde la cumbre podemos disfrutar de una visión panorámica realmente impresionante, que abarca una buena parte del Pirineo Oriental francés, destacando las comarcas de la Alta Cerdaña, el Conflent y el Capcir, a sus pies.

En Odeillo y Mont-Louis recomiendo visitar los hornos solares, únicos en su construcción y realmente interesantes a la hora de mezclar ciencia con historia.

Carlit (2.921 m)