Los buñuelos de Anne-Sophie Fashion Cooking

¡Francia es la campeona de los postres! Las meriendas tienen aires de fiesta, sobre todo cuando toda la familia participa en la preparación. A algunas blogueras “foodistas” les encanta jugar a las mamás pasteleras. Síguelas en la cocina con tus hijos para probar algunas recetas dulces… Tras las torrijas y el clafoutis, le toca el turno a los buñuelos. ¡Una delicia!

Receta de los buñuelos de Anne-Sophie Fashion Cooking

Todas las regiones y familias en Francia tienen su propia receta de buñuelos, cada una con su propio nombre: Merveilles (maravillas) en Burdeos, Pets de nonnes (pedos de monja) en Champagne, Bottereaux en Nantes y en Bretaña o Frappe en Córcega. Alrededor de Lyón y en Auvernia, los buñuelos se utilizan para celebrar el Carnaval, pero nada impide comerlos durante todo el año. Y los de Anne-Sophie Vidal, ganadora del programa de televisión “Le Meilleur pâtissier” (El mejor pastelero) son crujientes o esponjosos, como se prefiera, con un dilema: poner o no poner levadura en la masa...

Ingredientes para alrededor de 40 buñuelos crujientes o 25 buñuelos esponjosos:

  • 250 g de harina
  • ½ paquete de levadura química (6 g): a añadir únicamente si quieres conseguir unos buñuelos esponjosos
  • 2 huevos enteros
  • 50 g de mantequilla blanda
  • 75 g de azúcar
  • 2 pellizcos de sal
  • 2 cucharadas soperas de ron
  • azúcar glas

Preparación

En una fuente, hacer un agujero en la harina (y la levadura química si quieres obtener unos buñuelos esponjosos). Añadir los huevos tras haberlos batido previamente y mezclar con vigor. Añadir el resto de ingredientes y mezclarlos. Amasar bien la masa a mano y enrollarla en plástico transparente. Dejar reposar unas horas (si son más de 6 horas, hay que meter la masa en el frigorífico y sacarla 10 minutos antes de utilizarla). Si eliges preparar los buñuelos esponjosos, utiliza una gran caja hermética en vez del plástico porque la masa va a hincharse ligeramente.

BUÑUELOS CRUJIENTES

Sobre una tabla en la que has extendido harina, alisa la masa con un rodillo hasta que tenga un espesor de 2 milímetros. No dudes en añadir harina porque la masa puede estar muy pegajosa. A continuación, recorta unos rectángulos de masa (de unos 4x8 cm) con un cortapastas. Dibuja dos muescas con el cortapastas en cada rectángulo de la masa.

BUÑUELOS ESPONJOSOS

Sobre una tabla en la que has extendido harina, alisa la masa con un rodillo hasta que tenga un espesor de 5 o 6 milímetros. No dudes en añadir harina porque la masa puede estar muy pegajosa. A continuación, recorta unos rombos de masa (de unos 4x12 cm de diagonal) con un cortapastas. Dibuja una muesca con el cortapastas en el centro de cada rombo siguiendo el largo de la masa.

Pon aceite de freír a calentar. Cuando esté suficientemente caliente (está suficientemente caliente cuando al echar un trocito de masa, ésta forma burbujas y sube rápidamente a la superficie), pon a dorar los buñuelos de 5 en 5 (según el tamaño de la sartén) durante unos 2 minutos dándoles la vuelta al cabo de 1 minuto. Deben estar ligeramente dorados para los buñuelos crujientes y más dorados para los esponjosos.

Ponlos a escurrir sobre papel absorbente. Tras dejarlos enfriar durante 15 minutos, espolvoréalos con azúcar glas a ambos lados (indispensable). Cómelos tibios o fríos a la hora del café o de la merienda.

Los buñuelos crujientes así como los esponjosos se conservan al menos una semana en una caja hermética.