En la trastienda de los talleres de la Costa Azul

¿Hedonista, la Costa Azul? Sí, pero no solo eso. A dos pasos de las playas, a la sombra de sus talleres, los artesanos trabajan perpetuando maneras antiguas heredadas de un saber hacer que prima la excelencia. Perfumes embriagadores y jabones tan suaves como un día de verano en la región de Grasse, cristal de burbujas apreciado por las mesas más chic cerca de Antibes, pipas epicúreas y sandalias para estrellas en Saint-Tropez: ¡te llevamos a descubrir el patrimonio vivo de la Costa Azul!

Aprender la música del perfume en Grasse

¿Sabes por qué se llama "órgano" al estante semicircular donde los narices perfumistas extraían desde antaño las esencias para crear sus fragancias? Ven a Grasse, capital mundial de la perfumería, y a Eze, entre los bastidores de las grandes casas como Fragonard, Molinard o Galimard, que perpetúan un saber hacer heredado del siglo XVIII. Aprenderás que un perfume se compone como la música, a partir de acordes formados por varias notas y muchos otros secretos. Salas de destilación con alambiques de cobre, cubas de maceración, colecciones de frascos antiguos firmados por René Lalique o cucharas cosméticas de madera egipcias y el laboratorio del perfumista donde se crean delicadas fragancias con la máxima discreción... ¡La puerta de entrada para penetrar en los misterios de una historia que se remonta a más de 3.000 años!

Parfumería Fragonard (Enlace externo)
Parfumería Molinard (Enlace externo)
Parfumería Galimard (Enlace externo)

Dibujar una pipa en Cogolin

Esto no es una pipa, se podría decir, parafraseando a Magritte, sino una vocación: en la familia Courrieu de Cogolin, en el interior de Saint-Tropez, se transmite el oficio de maestro de pipas de padre a hijo desde 1802. Más que una profesión, es todo un arte que se puede descubrir durante una visita de una hora a la fábrica familiar donde se siguen haciendo elegantes variantes de la "bouffarde" del abuelo. Desde la selección del mejor brezo del Macizo de los Maures, reconocido por su resistencia al calor, hasta el marcado del gallo de plata de la casa Courrieu en la boquilla, pasando por el torneado, el pulido y el grabado, ¡comprenderás por qué elegir una pipa entre tantos modelos es también un arte!

Courrieu Pipes (Enlace externo)

Asistir al nacimiento de una copa cerca de Antibes

En Biot, en las afueras de Antibes, la vida se ve como en un cómic, en burbujas y en color. Fue en este pequeño pueblo medieval donde se recuperó la tradición vidriera provenzal en 1956 con una gran innovación: la creación de un vidrio que atrapa las burbujas. Desde entonces, la reputación del "vidrio burbujeante" ha crecido y La Verrerie de Biot® suministra a las direcciones más famosas de la región. En la sala donde 15 maestros vidrieros soplan incansablemente, podrás seguir el viaje del vidrio, desde la bola incandescente que se sumerge en el horno hasta el producto terminado. Reloj en mano, se tarda un cuarto de hora en ver aparecer una copa. ¡Mágico!

La Verrerie de Biot® (Enlace externo)

Tras los pasos de las estrellas en Saint-Tropez



¿Qué tienen en común Picasso, Marion Cotillard y Colette? Todos llevaban la "tropézienne", la sandalia de Saint-Tropez. En K. Jacques, desde 1933 ha habido innumerables famosos y fans de la marca: ¡la tercera generación ha hecho incluso un muro de famosos! Pero en el taller, lo que se admira es el saber hacer de la casa. Para esta sobria "espartana" inspirada en la Antigüedad, se necesita una piel flexible, elegida entre 250 materiales y colores, una suela de cuero muy gruesa cosida con hilo de lino, ¡y sobre todo mucha habilidad! Una media de una hora por par, se realizan nada menos que 46 operaciones y se ensamblan 123 elementos. Y para las mujeres elegantes que quieren un modelo único, todo se puede personalizar, desde la piel hasta la suela, ¡incluso a distancia por videoconferencia!

K. Jacques (Enlace externo)

Sumergirse en la suavidad de la Provenza en el Atelier du savon



¿Leche de burra o de cabra? En el taller de jabón de Maître Savonitto, en Seillans, la suavidad está a la orden del día. Seguimos en vídeo las peregrinaciones de las materias primas que compondrán los delicados jabones. Aromas locales: rosa o jazmín de Grasse, romero de los maquis o lavanda de los campos, aceites nobles y esenciales de los laboratorios de la meseta de Valensole o de los Alpilles... ¡En total, hay más de 100 fragancias para que tu aseo tenga un toque provenzal! Apasionada por su trabajo, Karine, la diseñadora, te explicará también cómo privilegia los materiales naturales: cartón reciclado, madera de álamo o cuerdas de yute, para una suave textura made in France.

Maître Savonitto (Enlace externo)

Cita en la Costa Azul