Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

Grand Hotel Cap-Ferrat: 7 formas de redescubrir la Costa Azul de los artistas en versión Palace

El hotel forma parte del grupo Four Seasons desde 2015
Con más de un siglo de antigüedad, este palacio es uno de los que forjó la leyenda de la Costa Azul.

Un sitio sublime, exuberantes jardines en la península de Cap Ferrat, artistas anfitriones... Su renovación en 2009 le dio un lavado de cara sin alterar su alma. Líneas puras, tonos suaves y materiales nobles: el decorador Pierre-Yves Rochon jugó la carta de los años 1940-1950 para explotar mejor el activo principal del lugar: esta luz que, atrayendo a pintores hedonistas, ayudó a lanzar la Costa Azul como destino de verano.

Darse un chapuzón en la piscina del Club Dauphin
Piscina de agua de mar

Picasso había esbozado un dibujo en el libro de oro del socorrista como una firma. Abierto desde la década de 1950, el Club Dauphin es una institución con su piscina casi olímpica de agua de mar climatizada, cuyos colores turquesa resaltan el profundo azul del mar. Esta doble línea azul es el horizonte ideal para los hedonistas que disfrutan descansando con el ruido de las olas.

Saborear un té gourmet en La Rotonde
La Rotonde

Anfitriona del lugar, Coco Chanel ayudó a lanzar la moda del "té de la tarde" en la década de 1950. Nadie duda que apreciaría la nueva versión. Más gourmet que nunca, esta merienda de Outre Manche está adornada con un toque francés con el nuevo "bar a choux". Limón de Menton, pero también queso de cabra y trufas, estos manjares originales se saborean en el acogedor entorno de La Rotonde, diseñado por Gustave Eiffel, con deslumbrantes vistas al mar.

Un masaje bajo los sombrillas de los pinos
jardín del Spa

¿Por qué encerrarse en un spa mientras el paisaje anima a quedarse afuera? Aquí todo está planeado: el spa tiene un jardín privado de 1.200 m2 con cinco pabellones donde se puede disfrutar de un masaje al aire libre. Y una zona de gimnasio al aire libre permite entrenarse disfrutando de vistas al Mediterráneo dignas de una pintura de Signac.

Cena en la mesa gastronómica del Cap
Restaurante Le Cap

Jean Cocteau es el alma del Cap, el restaurante gastronómico del hotel, que tiene 1 estrella en la guía Michelin. Un gran mural que evoca su estilo adorna una pared y platos delicados inspirados en los productos del Mediterráneo se sirven en platos blancos y dorados decorados con figuras de los dioses del mar. Un guiño al artista que había decorado con figuras mitológicas la vecina Villa Santo Sospir, su lugar de vacaciones en la zona.

El Salón des Collections

El Salon des Collections exhibe prestigiosas botellas: 158 de Château d'Yquem (de 1854 a 2011) y 21 de Château Lafite Rothschild, que data de 1799 a 1899. Y las catas están organizadas por el sumiller.

Alquilar la Villa Rose-Pierre
La Villa Rose-Pierre

Lo mejor: alquilar la Villa Rose-Pierre, un magnífico edificio histórico de 550 m2 situado en el bosque de pinos con terrazas panorámicas, pista de tenis, gimnasio y sauna. La decoración tiene el sello de Alberto Pinto y el servicio es como en el hotel, excepcional.

Grand-Hôtel du Cap-Ferrat