5 savoir-faire corsos

Córcega es mucho más que paisajes agrestes e inacabables carreteras sinuosas. La llamada isla de la belleza guarda a buen recaudo algunos savoir-faire que merece la pena descubrir.

Los griegos acertaron de lleno cuando llamaron Kallisté –la sublime- a Córcega ya que esta isla mediterránea cuenta con una variedad topográfica que convierte a este destino en un lugar imprescindible para pasar unas vacaciones. Su costa oeste destaca por sus montañas y sus acantilados escarpados, mientras que en el litoral oriental hay largas playas de arena blanca y llanuras de un intenso verde. En el centro de la isla los pastos alpinos y los lagos de altitud completan una oferta paisajística que hacen de Córcega el lugar perfecto del Mediterráneo para disfrutar de la naturaleza.

1. Gastronomía corsa

La variedad de escenarios naturales es quizás el atractivo más conocido de esta isla pero no es el único. La gastronomía y sus vinos son también dos magníficos alicientes que hacen las delicias del visitante. En este sentido, uno de los productos abanderados de la cocina corsa es el brocciu, un excelente queso fresco elaborado a base de lactosuero y de leche de oveja o cabra que se puede comer solo o en algunos platos emblemáticos (tanto salados como dulces) como la tortilla o los tradicionales fritelles. El único maestro quesero de la isla, Jean-François Brunelli, abre las puertas de su histórica fromagerie a todos los que quieren conocer los secretos de un savoir-faire 100% artesanal.
Bergerie u Rotolu (Enlace externo)

2. Vinos con carácter

Córcega es un referente en la viticultura mediterránea desde la antigüedad y sorprende ver cómo la variedad de terruños tiene como resultado unos excelentes vinos con carácter, los únicos insulares que se producen en Francia. La mayoría de los caldos corsos son tintos, a base de variedades de uva autóctonas como la Sciaccarellu o la Nielluccio, aunque también se elaboran vinos rosados y blancos. Quizás uno de los más singulares es el Muscat du Cap Corse, un vino dulce a base de moscatel de grano pequeño, ideal para tomar como aperitivo o con el postre.

3. El arte de la cuchillería

Uno de los productos corsos más auténticos es el cuchillo plegable, también llamado cuchillo de pastor o cornicciolu, que se regala tradicionalmente a los chicos cuando llegan a la adolescencia. La elaboración artesanal de este objeto, que requiere una gran dosis de destreza, comienza por el mango. Éste puede ser de cuerno de cabra o de carnero, o bien de madera de castaño, olivo u otros árboles locales. A continuación se forja la hoja en la fragua para que se adapte perfectamente a la empuñadura dando como resultado un producto único ya que no hay dos cuchillos corsos iguales.
Taller de fabricación de cuchillos Bertrand Filhol (Enlace externo)

4. Los aromas de Córcega

Un savoir-faire típicamente mediterráneo es la producción de aceites esenciales y en Córcega hay varios talleres que están abiertos al público donde muestran cómo elaboran las tradicionales esencias corsas. La mayoría de estos productos se realizan con plantas aromáticas que se recolectan in situ como el romero, el arrayán (mirto) o la verbena. Estas esencias son la base de la elaboración de productos como cremas o jabones.
La distelería Mavela (Enlace externo)

5. Cantos polifónicos, legado ancestral

Los cantos polifónicos, profanos o sagrados, son la expresión del orgullo corso, una tradición que se transmite oralmente y que servía antaño para explicar acontecimientos del presente a una población iletrada. Compuestos por tres voces masculinas (la Seconda, el Bassu y la Terza), los cantos polifónicos forman parte desde 2009 del Patrimonio Inmaterial de la Unesco.


Cómo llegar a Córcega
2019 es un buen año para viajar a la isla de la belleza, ya que se amplía la oferta de vuelos directos desde España para la temporada de verano:

No te lo puedes perder, ¡Córcega lo merece!


Orange recomienda
Dos rutas para conectar con la autenticidad de Córcega. Entre Calvi e Ile Rousse, la Ruta de los Artesanos te adentra en el interior de la isla con paradas ineludibles en Pigna, un centro artesanal muy activo, o Sant’Antonino, atalaya medieval clasificada entre los Pueblos Más Bonitos de Francia. Sigue también la Route des Sens Autentiques en toda la isla. Y gracias a la Red de Orange podrás compartir tus recuerdos en directo con la calidad de conexión que necesitas y vivir intensamente tu viaje.


Orange Love logo

Cita en Córcega  

Ir más
lejos