GT20, la gran travesía de Córcega en bicicleta

La frase "Todo un mundo en una isla" define cómo es Córcega, una isla de belleza superlativa. Una forma de recorrerla es en bicicleta a través de una ruta de 600 km repartidos en 12 etapas.

Córcega es una isla única en el Mediterráneo. La variedad de su orografía es tal que contrastan acantilados agrestes jalonados por carreteras sinuosas, con llanuras de un color verde intenso o lagos de montaña en su interior. Y es que, por su excepcional naturaleza virgen, Córcega en un territorio preservado, donde la biodiversidad se impone con holgura y hace de este destino de Francia un abanderado del desarrollo sostenible.


corse-bici-torre



Precisamente, una de las formas más ecológicas de recorrer la también llamada Isla de la Belleza es con la bicicleta a través del itinerario GT20, una ruta de norte a sur de 600 kilómetros que se realiza en 12 etapas salvando un desnivel de 9.500 metros. Este recorrido de Bastia a Bonifacio, que pasa por Cap Corse, el interior de la Balagne y la parte oeste y centro de la isla, permite disfrutar de un escenario de pura naturaleza, apto para todo tipo de público. Los más deportistas podrán hacer el recorrido completo en cinco días, y algunos de los tramos (o incluso todos ellos) se pueden realizar en bici eléctrica para que todos puedan disfrutar del recorrido, que se puede completar en ocho días, disfrutando así de la naturaleza, de las tradiciones y de la excelente gastronomía corsa.

De Bastia a Porto sobre dos ruedas (Etapas 1 a 6)

La ruta GT20 comienza en Bastia y acaba en Bonifacio (aunque también se puede realizar a la inversa) y permite descubrir lugares como Cap Corse, el interior de La Balagne o el centro de la isla. Algunos de estos emplazamientos no están dentro del circuito turístico habitual y, precisamente por este motivo, es mucho más recomendable conocerlos porque mantienen la esencia corsa sin artificios, convirtiendo esta travesía en bici en una experiencia más auténtica.


bastia



Bastia es una Ciudad de Arte e Historia y la segunda población más importante de la isla. Cuenta con un excelso patrimonio barroco y unas callejuelas flanqueadas por elegantes casas altas con contraventanas pintadas. En Bastia hay que hacer un receso en la tienda histórica de la Maison Mattei, creadores del famoso aperitivo Cap Corse.


tienda-mattei-bastia



La primera etapa acaba en Centuri, un puerto de aguas cristalinas conocido por la pesca de las langostas, después de rodear el Cap Corse, también llamado el dedo de Córcega. La ruta transcurre por la carreterera costera D80 y deja a un lado poblaciones como Erbalunga, motivo de inspiración de pintores, y Macinaggio. Tras llegar a Centuri merece la pena degustar el Muscat du Cap Corse, un vino dulce a base de moscatel de grano pequeño, ideal para tomar como aperitivo o postre.


centuri-corcega-bici



El segundo tramo, que acaba en la población costera de Saint-Florent, recorre la población de Nonza, conocida por su playa de arena negra, y pasa por el municipio de Patrimonio donde se producen vinos excelentes, en su mayoría tintos, a base de variedades de uva autóctonas como la Sciaccarellu o la Nielluccio. La tercera etapa de esta ruta en bici por Córcega llega a Belgodère y da la oportunidad de conocer algunos pueblos con carácter de La Balagne, también llamada el Jardín de Córcega. Dos de ellos son Novella, una de las paradas del trinichellu, el trenecito de Córcega, y la bella Belgodère, que se alza sobre su espolón rocoso que domina el valle del Reginu.
La siguiente meta es Calenzana, un pueblo ubicado a los pies de Montegrosso, donde los amantes de la bicicleta van a tener la oportunidad de probar un manjar típico: los frittelle, una especie de buñuelos elaborados con harina de trigo o de castaña, que elaboran desde hace décadas la familia Perrin.
La quinta etapa de esta ruta acaba en la localidad costera de Galeria, que forma parte del parque natural Regional de Córcega. Es un verdadero remanso de paz, fuera del circuito turístico habitual, donde se degustan productos de los pastores del Niolu como quesos o embutidos. La siguiente parada es Porto, uno de los lugares más visitados de Córcega, y el punto de partida hacia Vergio, el puerto de carretera más alto situado a 1.477 metros por lo que es la etapa perfecta para los que prefieran usar la bici eléctrica.

Hacia el centro de Córcega (etapas 7 y 8)

Las vistas desde el Puerto de Vergio son impresionantes ya que ofrece una maravillosa panorámica del valle del Niolu y del Monte Cinto, el más alto de la isla. Las siguientes etapas giran alrededor de Corte, que fue la capital de Córcega independiente a mediados del siglo XVIII.


Les-gorges-Restonica-Haute-Corse



Está construida alrededor de su ciudadela, que domina, desde su impresionante Nido de Águila, los valles de los ríos Restonica, con sus increíbles lagos de montaña como el Melu y el Capitellu, y Tavignanu, un valle solo accesible a pie o a caballo. Muy cerca de corte se encuentra Sovéria, un lugar al que los golosos que quieran reponer fuerzas deben ir sin dudarlo ya que está la Confiserie Saint Sylvestre especializada en la fabricación de frutas confitadas y otros dulces.

Hacia el sur de la isla (etapas 9 al 12)

La novena etapa muere en Ghisoni, de camino al este de la isla, un pueblo tranquilo que se ha convertido en la meca del turismo al aire libre. La siguiente meta es Zicavo, en el sur, un pueblo con antiguas casa de granito al que se llega después de atravesar el bosque estatal de Marmanu. La penúltima etapa, que acaba en Zonza, se adentra en la región montañosa de la Alta Rocca donde merece la pena descubrir algunos enclaves como las ruinas del yacimiento de Cucuruzzu.


bonifacio



La ruta GT20 acaba en Bonifacio, también llamada la ciudad de los acantilados. Es el destino perfecto para poner el punto y final a este itinerario ya que cuenta con 25 playas donde descansar y tomar el sol, restaurantes donde reponer fuerzas y rincones para descubrir el patrimonio corso como el Bastion de l'Etendard y Escalier du Roy d’Aragon.

Gastronomía corsa

gastronomia-corsa



La excelsa gastronomía corsa es inigualable. De su charcutería no hay que perderse el prisuttu, el salame, la coppa y los figatelli. También destacan sus quesos siendo su abanderado el brocciu. Los migliacci o migliaccioli son los fritos más típicos de la isla y se hacen a base de harina de trigo, levadura, queso fresco (brocciu o de otro tipo), sal y pimienta. Y, aparte de los vinos antes mencionados en el reportaje, no hay que olvidarse de sus licores como el aquavitae, un aguardiente local, y los licores de castaña y de mirto. La Ruta de las Sentidos Auténticos invita a conocer a productores locales y creadores con identidad que muestran su saber hacer.

Direcciones de interés de Córcega

Centuri-Cap-Corse



A lo largo de los 600 kilómetros del itinerario GT20 hay muchos restaurantes y hoteles donde alojarse pero aquí os dejamos algunas recomendaciones. En Cap Corse, por ejemplo, son aconsejables el Hotel Restaurante Le Vieux Moulin (Enlace externo) de Centuri y el restaurante La Sassa (Enlace externo) de Nonza. En Patrimonio destacan el Auberge U Listincone (Enlace externo) y en Saint-Florent, el Hotel La Dimora (Enlace externo) . En Montemaggiore merece la pena comer en el restaurante L’Altezza, en plena ruta de los artesanos, y en Corte alojarse en el Hotel Le Jardin de la Glacière (Enlace externo) . En Alta Rocca, concretamente en Aullène, es aconsejable pernoctar en el Hotel de la Poste (Enlace externo) , el más antiguo de Córcega. Por último, en Figari, el Domaine Peretti della Rocca (Enlace externo) es un alojamiento excepcional para descansar.

Cita en Córcega