3 itinerarios ineludibles para disfrutar del sudoeste de Francia en bicicleta

Hemos seleccionado 3 de las más bellas rutas ciclistas de Nouvelle-Aquitaine. Tú eliges: en la costa vasca para los deportistas, a lo largo del río Charente para un paseo suave, o en los caminos de Compostela, cerca del Garona, para una escapada... histórica.

1. La Vélodyssée : de Bayona a Hendaya

Esta parte de "Eurovélo 1", la ruta ciclista más larga de Francia, recorre la costa atlántica de norte a sur. El número de pedaladas de Roscoff a Hendaya por parte de los ciclistas, amantes del contraste entre tierra y mar y entre páramos y acantilados, es incontable. El último tramo de la Vélodyssée, que une Bayona con Hendaya, no deja insensibles los gemelos de los que se han atrevido a recorrerlo. Y por una buena razón: 50 kilómetros separan a estas dos ciudades, entre las que pasan costas arenosas, bosques y puertos pesqueros de postal. Por esta razón, el itinerario se dirige a los deportistas que, sin embargo, son aficionados a la historia y a los bellos paisajes. Como calentamiento, es imprescindible visitar la ciudad medieval de Bayona (Enlace externo) , antes de poner rumbo a Anglet a orillas del río Adour. La travesía del bosque de Chiberta, a la sombra de los pinos, será saludable; a menos que se prefiera una parada en las playas de la Chambre-d'Amour. Luego nos encontramos con la histórica Biarritz, tan querida por la emperatriz Eugenia, y de la que salimos por la ruta de la Corniche; después Bidart y Guéthary, vasca hasta en las alpargatas. En Saint-Jean-de-Luz (Enlace externo) y Ciboure, los Pirineos formarán parte del paisaje en la distancia. Sesión fotográfica obligatoria en la cala de Socoa, antes de unirse a Urrugne, y luego a Hendaya.

Por el camino...

  • Anglet / Coffee break at the P'Tea Coffee
    Es inevitable pasar por este bar con terraza situado a un paso de los Sables d'Or. Su menú -que mezcla aperitivos, té y café ecológico- será tu mejor aliado en caso de que te sientas cansado... antes de reanudar la ruta con buen pie.
    18, avenue des Dauphins - Anglet

  • Hendaye / Parada en el Castillo de Abbadia
    Con vistas a los acantilados de Hendaya, el castillo y observatorio de Abbadia, construido por Viollet-le-Duc, es un monumento histórico catalogado. En su día fue la casa del científico Antoine d'Abbadie, y encarna una cierta idea del viaje: capilla con vidrieras, manuscritos bíblicos y vestíbulo exótico.
    Castillo Abbadia (Enlace externo)

Hendaye Chateau d'Abbadie ©F.Perrot-800
Hendaye Chateau d'Abbadie ©F.Perrot

2. La Flow Vélo: de Saintes a Cognac

Bucólica, zen y chic a la vez: esta ruta ciclista reúne todas las cualidades para seducir a grupos de amigos o familias en busca de bellas escapadas en plan "turismo lento". Si la ruta Flow Vélo va del Atlántico a las Charentes, y termina en el Périgord, hay un tramo que reúne todos los encantos de la pequeña reina: la que une Saintes (Enlace externo) con Cognac (Enlace externo) . Con una duración de tres horas, esta escapada a lo largo del río Charente es suficiente para reanimar tanto a los más jóvenes como a los más resistentes. La pata de cabra de la bicicleta la quitamos en Saintes, junto a los muelles, en dirección a Les Gonds, por una carretera equipada y segura. En Courcoury, esta bien visto saber pescar en el Seugne o en el Charente (¡se requiere una caña de pescar retráctil!): una actividad relajante que puede gustar a los niños, así como el paso en transbordador de cadena a Chaniers. En el puerto de Lys, en Salignac-sur-Charente, un picnic es lo ideal: mesas, bancos y barbacoas son bien conocidos por los habituales. Sólo los pájaros que anidan en las marismas vecinas perturbarán el picnic, antes de volver a la abadía y al castillo de Merpins, y finalmente al barrio histórico de Cognac (Enlace externo) .

En la ruta Flow Vélo entre Saintes y Cognac...

  • Chaniers / Una visita al molino
    Transformado en un restaurante con una terraza panorámica con vistas a la Charente, el Moulin de la Baine, del siglo XVII, cuenta también con un chiringuito y una zona de ocio. ¿Qué ciclista diría que no a una trucha a la parrilla y a un baño de pies, aunque sea por un momento, en las frescas aguas de río Charente?
    Moulin de la Baine (Enlace externo)

  • Merpins / Sunset at the Abbey
    Los vestigios de la abadía cisterciense de La Frenade han sido parcialmente restaurados. El mejor momento para visitarlas es cuando el sol se pone y la sala capitular de estilo gótico se baña de luz. Más inspirador que nunca.
    Turismo de Cognac (Enlace externo)

©LAVAL SébastienCharente Tourisme-fleuve charente - bac vy los - 7996-800
©Laval Sébastien Charentes Tourisme - Transbordador de cadena por el río Charente

3. La Scandibérique: de Vianne a Mézin

La ruta ciclista conocida como la de los "Peregrinos", o "EV3" para los puristas, tiene algo de iniciático. Esta es una de las razones por las que hacerlo solo o con tu pareja te permite crear recuerdos para toda la vida. Si la ruta va de Noruega a Saint-Jacques-de-Compostelle, los principiantes encontrarán su felicidad entre Vianne (Enlace externo) y Mézin, en Lot-et-Garonne. Treinta y siete kilómetros que no eximen de una buena parada y descanso en algunos tramos -¡cuesta arriba! - siendo más difíciles unos que otros (después de Cauderoue). Perfectamente señalizado, el resto del recorrido se compone de pequeñas carreteras y caminos rurales, atravesando la bastida de Vianne (murallas con cuatro puertas y un puente colgante), las orillas del Baïse (Enlace externo) y su lavadero, el puente románico de Barbaste (siglo XII), el valle del Osse y sus interminables campos. En caso de abandono - o por el contrario si el deseo de prolongar la ruta es más fuerte - se ofrecen dos alternativas a los ciclistas: tomar prestado al final del recorrido del ferrocarril turístico del país de Albret (Nérac-Mézin) o seguir 4 kilómetros más después de Mézin, sobre la vía verde, para no perderse la visita del castillo medieval de Poudenas.

En la carretera del Scandiberique entre Vianne y Mézin

  • Le Fréchou / La vie de château
    ¿Qué mejor excusa que querer recuperar el aliento a mitad de la ruta para dormir en la lujosa habitación de un castillo del siglo XIII? Con vistas a un sublime jardín de estilo italiano, que por lo demás está abierto a los visitantes, la suite Chazeron inspira por sí sola todo el confort necesario después del esfuerzo.
    Castillo de Fréchou (Enlace externo)

  • Nérac / Bicicleta y cacao
    La chocolatería artesanal La Cigale es sin duda una referencia gourmet en la región. Una especialidad absoluta basada en una receta familiar: el macarrón gascón relleno de ganache de chocolate grand cru. El taller está abierto en la tienda, los clientes pueden disfrutar del espectáculo.
    Chocolatería artesanal La Cigale (Enlace externo)

Port fluvial de Nerac-CDT47-816-800
©CDT47 - Puerto fluvial de Nerac

Cita en Burdeos