Saint-Malo, la ciudad corsaria

La bella ciudad de Saint-Malo (Saent-Malo en galo y Sant-Maloù en bretón) está situada en la región de Bretaña. Famosa por su ciudad amurralada y su relación con el mar, la ciudad es una de las más visitadas de Bretaña.

Puerto importante de comercio, pesca, recreo y de viajeros, es también una estación balnearia. Su centro histórico tiene la particularidad de estar amurallado en forma circular, construcción que data del siglo XIII.

Descubrir la ciudad corsaria de Saint-Malo es recorrer el libro de su historia a través sus Grandes Hombres: genios o aventureros que han dejado una huella imborrable en el granito de sus murallas.

Verdadera fortaleza, Saint-Malo se enorgullece de jamás haber sido conquistada.

Saint-Malo cuenta también con un centro de talasoterapia spa “Termas Marinas de Saint-Malo”

Imprescindible en Saint-Malo

  • La Muralla que encierra la ciudad, devastada en el año 1944 y reconstruida posteriormente.
  • La Catedral de Saint-Vincent, de estilo gótico y románico, fue construida en el siglo XII, y hoy en día es una mezcla de la antigua catedral y de la nueva
  • "Gran Torre del Homenaje del Duque Jean V", ,junto a la Porte St. Vicent construida en el S.XV con forma de herradura.
  • Fuerte del Petit Bé
  • El Grand Blé desde donde podrá hacer una visita póstuma al más famoso escritor de Saint-Malo: Chateaubriand.
  • El Fuerte Nacional (Fort National) que fue construido en 1689 por el ingeniero Siméon Garengeau, según los planos de Vauban y por orden del rey Louis XIV.

Cita en Saint Malo, en Bretaña