Naturaleza y grands crus en Borgoña-Franco Condado con Travel Me Happy

Si hay una región en Francia en la que se puede escapar al corazón de la naturaleza y disfrutar de la buena comida, ésa es Borgoña-Franco Condado. Nos embarcamos con Thibault Touzeau de Travel Me Happy en un viaje por el corazón de estas tierras, entre grandes espacios y gastronomía.

Recorrer y cultivarse en el país Mâconnais

Al estar reunidas Borgoña y Franco Condado desde hace unos años, tenemos a nuestra disposición una región muy vasta y las riquezas por descubrir en ella no hacen más que multiplicarse. Al sur, está lo que se conoce como el "país de Mâconnais", capaz ya de impresionar no sólo a los amantes del vino y la cultura, sino a cualquiera que abra un poco los ojos.

¿Por qué no ir directamente al meollo del asunto con una caminata (corta) hasta la cima de la Roca Solutré? Desde este lugar, clasificado como "Grand site de France", hay una vista impresionante de los famosos viñedos de Pouilly-Fuissé. Es una oportunidad para descubrir este vino mientras se admiran los Climats, esas parcelas de viñas ordenadas y organizadas que el mundo entero nos envidia.

La reputación de Borgoña no es sólo por sus magníficos viñedos, también tiene un patrimonio excepcionalmente rico. El paseo continúa en Cluny, verdadero testimonio al aire libre de este patrimonio. Poblada de casas románicas y góticas, también se encuentra la Tour des Fromages, desde cuya cima se puede disfrutar de una impresionante vista de la que fue la mayor iglesia abacial de toda la cristiandad occidental. ¡Nada menos!

Las Montañas del Jura, tierra de evasión

Francia es especial porque puede ofrecer cualquier paisaje de cualquier país del mundo en su interior. Las montañas del Jura (Enlace externo) (Enlace externo) son un ejemplo perfecto de ello, con su auténtico aspecto canadiense. Es en el mirador de los cuatro lagos, no lejos de Bonlieu, donde esta relación nos salta en la cara. Con un panorama excepcional de nada menos que cuatro lagos entremezclados con bosques de pinos y montañas, este sitio de la Red Natura 2000 es simplemente impresionante.

Otra de las particularidades de las montañas del Jura es la capacidad de producir productos locales excepcionales. Es el caso del vino amarillo, una auténtica estrella local en su lugar de nacimiento, el bonito pueblo de Château-Chalon, clasificado como "Pueblo más bonito de Francia", y es fácil entender por qué.

También es el caso del famoso queso Comté, un queso que se exporta a todo el mundo y del que se puede ver el proceso de producción en una quesería de Comté, y luego el proceso de maduración en las míticas bodegas de maduración.

Hay otro queso que las montañas del Jura han hecho muy famoso en toda Francia, el Mont d'Or. Así que escapemos definitivamente con la ascensión a la cumbre del mismo nombre, con una vista impresionante de Francia por un lado y de Suiza por el otro... Los amantes de las emociones fuertes no podrán resistirse a la experiencia excepcional de un salto en parapente desde la cumbre, para descubrir esta hermosa región volando, sencillamente.

De camino a los Grands Crus de Borgoña

Diríjete a la hermosa ciudad de Beaune (Enlace externo) para admirar su Hôtel-Dieu, más conocido como los Hospices de Beaune, fundados en el siglo XV. Un edificio excepcional como ningún otro, con fachadas góticas y un tejado sublime que merece la pena visitar.

Beaune, Nuits-Saint-Georges, Aloxe-Corton, Pommard, Meursault... Estos nombres son conocidos en todo el mundo y se encuentran entre los vinos más nobles y finos que produce Francia. Es impensable visitar Borgoña sin visitar un castillo, pasar por estos pueblos y soñar en medio de cientos de hectáreas de estas vides doradas, cuyos frutos dan algunos de los grands crus más codiciados del mundo.

Para aprovechar al máximo este espectáculo, una de las actividades insólitas que se pueden realizar en la región es sobrevolar estas laderas en la tranquilidad de un globo aerostático, a primera hora de la mañana. Ver salir el sol y alimentar las preciosas viñas hasta donde alcanza la vista desde el silencio del aire es un momento sublime, lleno de poesía y sueños.

Cita en Borgoña-Franco Condado