Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

8 días en Borgoña siguiendo el fluir de las aguas

Un ciudad medieval borgoñona: Semur-en-Auxois
Desfile de árboles a uno y otro lado. Las nubes y los puentes pasan sobre tu cabeza. Y el suave chapoteo del agua contra el casco del barco te acuna. De las márgenes del Saona al canal del Nivernais, podríamos visitar toda la Borgoña sin perder de vista el agua.
El día empieza bien
Un desayuno a la francesa

Acabas de desayunar en tu camarote cuando, de repente, recuerdas que tu gabarra-hotel también dispone de un jacuzzi al aire libre, en la cubierta…

El día de los pescadores

Le pêcheur du Pont de Joigny. I Phone 5S #mesvacancesdanslyonne #yonnetourisme

Une publication partagée par Joëlle Laurent-Malot (@gwochien) le

La caña de pescar vuelve a estar de moda entre los accesorios del hombre moderno. Elige la margen ideal para colocar la tuya. O parte río abajo por el Saona, para toma una pequeña lección de pesca de altura.

El día que hace olas

Drink sur le pont 💦🍸👌

Une publication partagée par Anne-Sophie✨📷 @IgersBourgogne (@anneso_latry) le

En el centro de actividades de ocio de Auxerre, tienes que elegir obligatoriamente: ¿vela, esquí acuático o wakeboard?

El día en el que te llamarán «capitán»

¡Ni siquiera necesitarás tener el título para tomar el timón! Navegas por el canal del Nivernais con la firme intención de detenerte en cada castillo, en cada abadía, en cada bodega de vino…

El día de las bicis

A lo largo del canal, el sendero de sirga te indica el camino. Tienes las orillas a tu merced, el desnivel es amable y el encantador sotobosque te tiende los brazos a la hora del pícnic.

El día en el que estamos solos en el mundo
Saltar a la canoa para llegar a Noyers-sur-Serein, uno de los pueblos más bellos de Francia

Cruzas remando los salvajes paisajes del Valle del Cure. En el ambiente fresco de los tupidos bosques, tu canoa pasa junto a grutas, acantilados, antiguas termas romanas y hasta un santuario galo.

El día que se toma su tiempo

Aquí no contamos el tiempo en minutos, sino en esclusas. De la aldea de Port-Brûlé al pueblo de Sardy-lès-Épiry, te espera una bonita sesión de meditación en «la escala de Sardy»: 3,6 km, 16 esclusas.

El día que termina tarde

En Dijon, esta tarde te esperan a bordo de la Péniche Cancale: cabaret flotante, sala de conciertos o sencillo bistró, en función de los ánimos y del programa del momento.

Cómo llegar a Borgoña