Descubrir los poderes del agua termal en Auvernia

Procedente de las profundidades de la tierra, el agua termal extrae sus beneficios de la roca. Gracias a la riqueza de su suelo volcánico, Auvernia cuenta con una variedad de manantiales que pueden utilizarse para tratar numerosas patologías. Para una cura de varias semanas o de algunos días, ríndete a los poderes de sus aguas y al encanto de sus balnearios.

Viaje en el tiempo en Bourbon-l'Archambault

Las virtudes termales de esta estación han sido reconocidas desde la Antigüedad. Construidas a finales del siglo XIX, las termas, clasificadas como monumentos históricos, son un escenario privilegiado para recibir tratamientos con su loza exótica, sus techos artesonados y sus frescos. Durante tu estancia, podrás descubrir el castillo medieval, las plazas históricas y los antiguos edificios que forman el corazón de la ciudad.

Agua de manantial y Art Deco en Vichy

Con sus dos termas, su Parque de las Fuentes y su balneario médico, la ciudad de Vichy es el balneario por excelencia. La gente viene aquí para tratar enfermedades digestivas y reumatológicas. En las Termas de Vichy Célestins, las diferentes estancias de "salud, fitness y belleza" ofrecen la oportunidad de combatir el estrés o de hacer una "desintoxicación digital". Tampoco debes perderte un paseo por la ciudad con su rico patrimonio Art Decó, con una visita obligada al Hall des Sources, situado en el parque del mismo nombre, para degustar agua de manantial.

Patrimonio romano en Royat-Chamalières

Gustave Corot, los hermanos Goncourt y Stéphane Mallarmé tenían en común haber pisado el suelo de las termas de Royat, construidas según el modelo de la basílica del emperador romano Constantino. Con sus cuatro manantiales, el complejo tiene fama de aliviar el dolor. En cuanto al bienestar, podrás disfrutar de los beneficios del agua bajo la amplia cúpula de madera del centro termal Royatonic.

Altas temperaturas en Chaudes-Aigues

El único balneario termal del Cantal es también el más caliente de Europa, con un agua que sale del suelo a 82°C. Además de las curas clásicas, el centro Caleden ofrece curas de fitness y deportivas, así como tratamientos orientados al bienestar en su spa. Al mismo tiempo, podrás descubrir el Cantal y sus parajes naturales, sin olvidar una pausa gastronómica en la mesa del chef Serge Vieira, 2 estrellas Michelin, en Chaudes-Aigues.

Baño de naturaleza en Châteauneuf-les-Bains

Las termas de Châteauneuf-les-Bains son un auténtico remanso de paz y tranquilidad en plena naturaleza. Además de la clásica cura de 18 días, el balneario ofrece un formato semanal que combina hidroterapia y fisioterapia. En la primera planta del edificio renovado en 2015, podrá disfrutar de las instalaciones de bienestar del Espace Sioule. Mención especial merecen los jacuzzis situados en la terraza de la azotea, con unas vistas impresionantes del río.

Todo en uno en Chatel-Guyon

Desde 2020, las Thermes Henry de Châtel-Guyon se renovaron por un establecimiento termal integral. Denominado Aïga Resort, el recinto consta de un establecimiento termal, un spa termal, una residencia de 4 estrellas, un restaurante y un centro de investigación y formación. El complejo de referencia para curas intestinales en Europa ofrece tratamientos a base de aguas termales especialmente ricas en magnesio.

Relajación total en Neris-les-Bains

¡Fuera estrés! En Néris-les-Bains, el agua rica en magnesio y litio trata las enfermedades de origen nervioso. Aunque las curas médicas de 18 días están dirigidas a patologías psicosomáticas o neurológicas, también es posible aprovechar una estancia de salud y prevención para aliviar el estrés o recuperar el sueño. Además de los tratamientos, se ofrecen actividades complementarias como sofrología, shiatsu o canto de mantras para relajar el cuerpo y la mente.

Un soplo de aire fresco en La Bourboule

Aquí mimamos las vías respiratorias. De hecho, en el corazón del macizo de Sancy, a 880 m de altitud, ¡respiramos a pleno pulmón! Además de su privilegiada situación geográfica, esta pequeña estación de estilo Belle Époque puede presumir de tener un agua que refuerza el sistema inmunitario. Podrás disfrutar de sus virtudes bajo la cúpula neobizantina de las Grandes Termas, antes de ir a relajarte al parque ajardinado de 12 hectáreas, un auténtico pulmón verde para la ciudad.

Altitud en Mont-Dore

No te dejes engañar por su austera fachada de piedra de lava. Al entrar en las termas de Mont-Dore, te sorprenderán las pinturas, los frescos de colores y otras cúpulas de este monumento con influencias bizantinas, romanas y art déco. En este entorno, clasificado como monumento histórico, se tratan las patologías de las vías respiratorias y reumatológicas gracias a las aguas que emanan de una vena de lava volcánica. Sin olvidar el aire puro de esta estación de montaña situada a 1.050 m de altitud, en el corazón del macizo de Sancy.

Cita en Auvernia