Nos divertimos y aprendemos cerca del museo Louvre Lens

Muchos visitan Lens, en la región de Altos de Francia, para visitar el Louvre-Lens, el ala descentralizada del gran Louvre-París. Pero lo que se descubre alrededor de este magnífico museo, construido sobre un antiguo pozo minero, es también un patrimonio clasificado por la UNESCO, una historia, una cultura, un territorio de una riqueza insospechada. Hay mucho que aprender, sorprenderse y divertirse en el país del carbón.

Subir a lo alto de una escombrera

Es difícil no verlos. A menos de tres kilómetros del Louvre-Lens, dos pirámides negras atraen irresistiblemente la mirada. Son los escoriales gemelos de Loos-en-Gohelle, en la Base 11/19, uno de los cinco patrimonios mineros conservados en los Altos de Francia. Una escombrera (conocida como terril) es una montaña artificial creada por la acumulación de residuos durante la explotación del carbón. En Loos, la actividad se detuvo en 1986. Los gemelos dejaron entonces de crecer, pero aún así alcanzan los 186 metros, ¡lo que los convierte en los más altos de Europa! Escalarlos por senderos preparados, aunque requiere un poco de esfuerzo -y buen calzado-, es ahora uno de los principales atractivos turísticos de la región. Desde la cima de la 74-A, el pequeño nombre de uno de los gemelos, la panorámica de 360° de la cuenca minera merece todas las explicaciones porque todo está ahí: torre, caballete de carro minero, cabeza de mina, foso, pueblo minero, campo de fútbol.... Instructivo y conmovedor.

La base 11/19 en Loos-en-Gohelle (Enlace externo)

Sumergirse en el corazón de la mina

Los monos de trabajo siguen colgados en el baño, llamado salle des pendus (cuarto de los colgados) o vestuarios, las lámparas están alineadas en la lampistería, un caballo relincha en el establo. La máquina minera con sus enormes bobinas parece estar lista para arrancar y... estamos a punto de descender a las entrañas de la tierra. Para conocer la vida y el trabajo diario de los mineros durante tres siglos, el Centro de Historia Minera de Lewarde, en el emplazamiento del antiguo pozo de Delloye, ofrece una inmersión muy realista. Piso -480, el ascensor se detiene. Ni un destello de luz natural, galerías hasta donde alcanza la vista... ¡Bienvenidos al corazón de la mina! No se te pedirá que saques tu tonelada diaria de carbón para ganarte la vuelta al aire libre, pero las diversas exposiciones del museo minero más importante de Francia te parecerán fascinantes enseguida, a sólo treinta minutos de Lens.

Centro histórico minero de Lewarde (Enlace externo)

Hacer resonar el pasado con música

Más de 60 años de explotación minera, 4,8 millones de toneladas de carbón extraídas de los pozos, 2.500 empleados en el momento de mayor actividad... 9-9bis, en Oignies, a 20 minutos de Lens, es uno de los principales lugares del patrimonio minero de Altos de Francia. Pero no sólo eso. Una inteligente reconversión ha permitido, tras el cese definitivo de su explotación en 1990, conservar la huella del pasado al tiempo que se construyó una espectacular sala de espectáculos. El Métaphone, que acoge conciertos y actuaciones, es también un instrumento gigantesco con su piel "sonora" hecha de madera, vidrio y paneles metálicos. Órganos, percusión, xilófonos, platillos y otros palos de lluvia... instalados en las paredes exteriores del porche completan la partitura. Se escucha y se siente el aliento, como un eco de la historia del lugar. ¡Único en el mundo!

Le 9-9bis en Oignies (Enlace externo)

Dormir en un antiguo coron (casa de mineros) en el Hotel Louvre-Lens

A tres minutos a pie del Museo Louvre-Lens, el Hotel Louvre-Lens se ha instalado en antiguas casas de mineros. Desde diciembre de 2018, los "coron", como se llaman aquí, se han convertido en un lugar de 4* con 52 habitaciones. La metamorfosis es tanto más acertada cuanto que el pasado sigue plasmado en la elección de colores y materiales. Cal negro carbón, ladrillos a la vista, suelos de traviesas de tren, barra de bar de estaño... la inspiración es evidente, sin ser pesada, y sublima la originalidad y la elegancia del lugar.

24 horas en el Hotel Louvre-Lens en los Altos-de-Francia

Cultivarse en la Cité de los electricistas

En 2019, la ciudad minera más antigua de la región de Altos de Francia, en Bruay-la-Buissière, recuperó su antiguo esplendor. Construida en 1856 para alojar a los mineros del pozo nº 1, la Cité des électriciens ha conservado su trazado original con "voyettes" (pequeños caminos), "carins" (dependencias) y pequeños jardines alrededor de 43 viviendas, un precioso testimonio de la vivienda minera. Reconvertido en un Centro de Interpretación con libre circulación de casi 1.000 m² y una veintena de espacios interactivos, acoge también exposiciones, residencias de artistas y ofrece la posibilidad de alojarse.

La Cité des électriciens en Bruay-la-Buissière (Enlace externo)

Cita en Altos de Francia