5 mercadillos de Navidad imprescindibles en Alsacia

La magia de Navidad invade toda Alsacia.
Un olor a especias llena la nariz, mientras se sujeta una bebida caliente en una mano y un “bredele” o un “manele” en la otra, con la mirada asombrada ante las iluminaciones y el abeto profusamente decorado que se alza a lo lejos… Nada mejor que los mercadillos de Navidad de Alsacia para meterse en el ambiente de las fiestas de fin de año. France.fr te presenta sus mercadillos de Navidad preferidos.

1 - Estrasburgo: el más antiguo

Creado en 1570, el mercadillo de Navidad de Estrasburgo es el decano de Francia. Durante varias semanas, el centro de la ciudad vive al ritmo de los mercadillos de Navidad y en cada calle se encuentran las pequeñas casetas de madera. A los pies de la catedral se extiende el más emblemático, mientras que los amantes de la gastronomía francesa se dan cita en la plaza de Meuniers para saborear las especialidades alsacianas. Por su parte, en la plaza de Austerlitz es donde se realizan las compras para las comidas navideñas, mientras que los niños disponen de su propio mercadillo en la plaza de Saint-Thomas. Tampoco hay que olvidarse de visitar el mercadillo OFF, en el barrio de la Petite France, donde los protagonistas son los productores de la economía social, solidaria y respetuosa del medio ambiente. Mención especial para el gran abeto de la plaza Kléber, que vela sobre la pista de patinaje y se ilumina todos los días a las 17 horas. Sigue todas nuestras pistas para un paseo invernal en Estrasburgo.

2 - Mulhouse: el más colorido

Ciudad con un importante pasado textil, Mulhouse combina tradición y herencia creativa con la tela de Navidad, un tejido producido especialmente cada año para estas fiestas y cuyos motivos y colores se inspiran en la historia textil de la localidad. Se la puede ver expuesta en la fachada del Ayuntamiento, en las calles así como en las casetas del mercadillo de Navidad instalado en la plaza de la Réunion. Entre las especialidades regionales y las decoraciones, no hay que dejar de visitar la tienda de telas, donde el tejido de Navidad se presenta bajo la forma de manteles, servilletas y otras decoraciones a añadir a la maleta.

3 - Colmar: el más mágico

No es casualidad que Colmar haya sido elegido el 2º mejor Mercado de Navidad en Europa en 2018. Colmar brilla con miles de luces y el paseante camina en medio de las casas con entramado de madera bellamente decoradas con guirnaldas luminosas y coronas. La localidad cuenta con nada menos que 6 mercados, suficiente para satisfacer todas las expectativas: dimensión espiritual en la plaza de Dominicains, artesanía en el Koïfhus, productos de la tierra en la plaza de Jeanne d’Arc, mercadillo de Navidad infantil en el barrio de la Petite Venise, poblado gastronómico en la plaza de la Catedral y decoraciones en la plaza de l’Ancienne Douane. Una ocasión perfecta para descubrir Colmar, donde seguro que volverás encantado en primavera, para disfrutar de sus canales, puentes y callejuelas con un ambiente romántico.

4 - Kaysersberg: el más auténtico

El centro histórico de Kaysersberg, uno de los 8 pueblos imprescindibles de la ruta del vino en Alsacia, alberga un mercadillo muy típico, abierto durante los cuatro fines de semana de Adviento. Junto a las murallas y bajo la protección de la torre de vigilancia, vestigio del castillo, una treintena de casetas ofrecen figuritas del Belén, elementos de decoración, personajes en vidrio soplado, vino caliente, objetos de madera, joyas… Un mercado campesino de los productores del valle permite asimismo adquirir numerosos productos locales, como hierbas aromáticas, jarabes, tisanas, así como el protagonista de las fiestas de fin de año, el foie gras. Una serie de conciertos y recitales de Navidad también figuran en el programa.

  • Mercadillo de Navidad de Kaysersberg (Enlace externo)
    Por motivo de la crisis sanitaria, el mercado de navidad de Kaysersberg esta cancelado este año. Kaysersberg propone una Navidad "auten´clic" para descubiri y comprar online los objetos artesanos del mercado navideño.

5 - Obernai: el más gastronómico

Tanto si uno prefiere los bredele – pequeñas galletas elaboradas tradicionalmente durante el periodo del Adviento – o los manele – hombrecitos hechos con masa de brioche –, vino caliente o zumo de manzana, "pains d’épices" (pan de especias) o kouglof, a buen seguro encontrará lo que busca en el mercadillo de Navidad de la gastronomía y la artesanía de Obernai. El mejor momento para recorrerlo es a la caída de la noche, cuando las fachadas se iluminan, revelando todo el encanto de esta pequeña localidad situada en el corazón del País de los Abetos.

Cita en Alsacia