Caemos rendidos ante el encanto de Colmar

Difícil resistirse al encanto de Colmar, en Alsacia.

Se dice que Colmarque es un ‘resumen’ de Alsacia. Con sus casas de madera, casas de flores, canales y puentes, la ciudad parece haber salido de una comedia romántica. Paseamos por las calles de adoquines, saboreamos las especialidades regionales, caminamos por los viñedos vecinos... Una pasión de lugar.

¿Cómo resistir al encanto de Colmar? Apreciamos el dulzor de la vida que emerge del centro histórico, mientras paseamos por sus calles a admirar las fachadas de sus casas. Aquí, permanecemos frente a la Maison des Têtes y a las 105 máscaras que la decoran. Allá, la MaisonPfister es admirada por sus ángulos, galerías de madera, torres octagonales y murales que representan escenas bíblicas y seculares. También, no podemos olvidarnos de una parada frente al Colegio Saint Martin para admirar su arquitectura gótica. Colmar también puede ser descubierta por la noche, gracias a una iluminación que revela sus contornos y relieves bajo una nueva perspectiva. Este es el tema de la «Féerie des lumières», organizada todos los sábados por la agencia de turismo de la ciudad, de abril a octubre.
Visita guiada "Féerie des lumières" (Enlace externo)

Sobre el agua

La mejor manera de descubrir la ‘Pequeña Venecia’ (“La PetiteVenise”), un distrito emblemático de Colmar, es embarcar en un barco. Navegamos en las aguas del Launch, el río que irriga los canales que atraviesan el distrito, y conocemos la vida de los horticultores que solían recorrer el río para entregar sus mercancías para los mercados. Y entonces, pasamos por el imperdible puerto de Poissonnerie, mercado de pescado, que une la Pequeña Venecia al distrito de Tanners. Es aquí, en estas casas peculiares con fachadas coloridas, donde residían los pescadores de la ciudad. El muelle también sirvió como subasta de pescados y mariscos.
Paseo en barca (Enlace externo)

¿Tienes ganas de comer algo?

Bæckeofe, chucrute, spätzle, pretzel... Colmar ofrece un rico menú de la gastronomía alsaciana, a comenzar con el mercado cubierto. Un mercado hecho de ladrillos y piedras, en el distrito de PetiteVenise, reúne cerca de quince comerciantes que ofrecen productos locales: carne, aves, quesos, productos agrícolas, pero también pretzels, vinos, platos tradicionales de Alsacia, flores y otras especias. ¿Quiere probar la flammekueche? Esta es una irresistible torta flambeada, de masa muy fina, servida con una mezcla de crema, queso cottage, tocino y cebolla. Es indispensable conocer los ‘winstubs’ de la ciudad, esos antiguos bares de vinos transformados en posadas poseen un lugar de destaque en la culinaria local. Aconsejamos que guardemos un poco de espacio para el kougelhopf del restaurante “Gilg”, localizado en el antiguo Colmar, y para los Bredele, que son las galletas tradicionalmente probadas en la Navidad fabricadas todo el año en Alsacia.
Maison alsacienne de biscuiterie (Enlace externo)
Mercado cubierto de Colmar (Enlace externo)

Colmar en la botella

No es en vano que llamamos a aColmarde ‘la capital de los vinos de Alsacia’ En Colmar, las propiedades vinícolas florecen en el centro histórico, como en la calle de l’Ange, donde está localizado el Domaine Martin Jund. Esta hacienda familiar, cuyos vinos están certificados por la agricultura orgánica, practica una cultura especial de las uvas. Durante las degustaciones ofrecidas por la casa, aprendemos más sobre los diferentes vinos de Alscia: Riesling, Gewurtztraminer o crémant, todos los vinos producidos con uvas recogidas en las cercanías de Colmar. A algunas cuadras de distancia, Domaine Robert Karcher et Fils nos recibe en su antigua hacienda de 1602. Ahí, entre los barriles de roble centenarios, descubrimos la producción de la viña plantada en las tierras de Harth, un municipio de Colmar.
Domaine Martin Jund (Enlace externo)
Domaine Robert Karcher et Fils (Enlace externo)

Vignoble Kaysersberg-©AAA-Meyer-crop


De los viñedos a los castillos

Colmar es el punto de partida ideal para descubrir las más bellas villas de la Ruta de los Vinos de Alsacia. Eguisheim, Kaysersberg o Riquewirh... En la carretera, tenemos un desfile de viñedos. También paseamos en el romántico parque Schoppenwihr, el primer jardín botánico orgánico de Francia. A menos que prefiera tomar la ‘Route des CinqChateaux’ (‘La Ruta de los Cinco Castillos’), que incluye los Trois-Châteaux de Haut-Eguisheim, el Castillo Hohlandsbourg y el Castillo Pflixbourg.
Pays de Colmar (Enlace externo)

Cita en Colmar, Alsacia