¿Dónde dormir de forma eco-responsable en los Alpes este invierno?

Aquellos que aman la montaña lo saben bien: es uno de los territorios más frágiles. Así, para proteger los macizos y su increíble biodiversidad, algunos hoteles, casas rurales y residencias inventan nuevas formas de vivir la montaña. Estos son cinco establecimientos comprometidos, a elegir para unas vacaciones auténticas en armonía con la naturaleza.

1. Le Toî du Monde, en el Val d’Arly

Al querer hacer revivir la granja de su abuela Florent Perrin lanzó este proyecto atípico que reúne una granja de agroturismo, un restaurante bio, un alojamiento para entre 2 y 20 personas (se pueden alquilar habitaciones dobles o todo el establecimiento) y un café-concierto. Su idea es mostrar que se puede vivir, divertirse y comer sin poner en peligro el planeta. Aquí acuden tanto los locales que vienen a cenar o a escuchar un concierto como los turistas de paso, ofreciendo una mezcla simpática. Un chalet de montaña donde se respira buen ambiente, a los pies de las estaciones de Saint-Nicolas-la-Chapelle, La Giettaz, Notre-Dame-de-Bellecombe, Crest-Voland y Cohennoz.

2. Le Refuge de la Traye, en Méribel

Este es un auténtico refugio tradicional de montaña, completamente reinventado para transformarse en un hotel de lujo. Construido a partir de materiales naturales de la región (piedra, madera antigua de alerce, piedra laja…) le Refuge de la Traye reúne dos chalets e incluso dos “mazots” (cabañas de Saboya) independientes para una experiencia en plena naturaleza. El spa sorprende, con una sauna japonesa, aparatos de cuidados mediante la luz, pero también una cama de heno y una bañera de leche. Le Refuge de la Traye sirve productos locales, se calienta con paneles solares y los desplazamientos se realizan en vehículos eléctricos. ¿El plus? Cuenta con le etiqueta Small Luxury Hotels of the World (Enlace externo) .

4. Eco-bivaque poblado de iglús, sobre el lago de Annecy

¿Te apetece sentirte como un trampero durante una noche? Imagínate: el sol se acuesta y tu guía te lleva al corazón del bosque para un aperitivo en plena naturaleza. Luego es la hora de dirigirte al domo en el que comerás una cena tradicional de Saboya, antes de regresar al bosque para realizar un paseo digestivo a la luz de las antorchas. Tras una velada alrededor de una fogata, será el momento de irte a acostar en tu domo privado, con su tejado panorámico. Creados y fabricados en Alta Saboya, los domos son reciclables y completamente autónomos a nivel energético. ¡El eco-bivaque de Annecy-Semnoz ofrece una estancia a la vez rústica y llena de magia!

5. Más establecimientos para dormir en un iglú en los Alpes

Este es el primer hotel bioclimático de la región de Rhône-Alpes y el tercero de toda Francia. Por ello, toda su construcción ha sido pensada para limitar su impacto sobre el territorio. Las energías utilizadas son limpias (calefacción con madera, agua caliente solar), el tejado vegetalizado, las aguas de lluvia recuperadas, las emisiones de gases de efecto invernadero reducidas y el restaurante gastronómicos propone un menú bio. Situado a 600 metros de los remontes mecánicos, cerca de Flaine y de Samoëns, en el corazón del Gran Macizo, el hotel de 4* La Croix de Savoie cuenta con 28 habitaciones y un spa.

Cita en los Alpes