El Viaje a Nantes

12 kilómetros, más de 50 obras conectadas entre sí por una línea verde: el Viaje a Nantes forma parte desde 2012 del paisaje de la ciudad. Cada verano, este recorrido se reactiva y se enriquece para ofrecer en Nantes y sus alrededores una mirada nueva y siempre igual de curiosa. La séptima edición del Viaje a Nantes se celebrará del 6 de julio al 1 de septiembre de 2019. ¡Embarque inmediato!

A lo largo de una línea verde trazada en el suelo, el Viaje a Nantes invita a dejarse conducir, durante todo el año, de una obra de arte que surge en una calle a un elemento destacado del patrimonio. Son lugares “ineludibles” que cuentan con tesoros poco conocidos, de una callejuela histórica a una arquitectura contemporánea, de un punto de vista sorprendente sobre la ciudad a una increíble puesta de sol sobre el estuario. En verano, alrededor de 40 etapas recobran vida para ofrecer un (re)descubrimiento sensible y poético de Nantes.

Paseo de nido en nido con Tadashi Kawamata

El pistoletazo de salida de la edición de 2019 será dado la Noche del VAN – Viaje a Nantes –, el sábado 6 de julio a partir de las 6 de la tarde. Durante unas horas, el colectivo Yodel ocupa el recorrido y propone a los paseantes y curiosos mirar de un modo distinto cada una de las etapas. Museos con entrada gratuita y en sesión nocturna, citas divertidas y conciertos también figuran en el programa de esta noche inaugural.

Entre las novedades de la edición de 2019, no hay que dejar de descubrir el Belvédère de l’Hermitage de Tadashi Kawamata, instalado en la colina Sainte-Anne. Uno camina sobre esta pasarela de madera que parece colocada sobre un nido de golondrinas con la sensación de avanzar sobre el vacío. Y permite disfrutar de una perspectiva inédita del cielo y el río.

Los curiosos y los soñadores que caminan con la vista al aire también tendrán la sorpresa de ver en una fachada o en un monumento destacado uno de los nidos de Tadashi Kawamata. Estas esculturas temporales diseminadas por la ciudad recuerdan la forma de un nido y aportan poesía y melancolía a los paseos por Nantes.

También a la vuelta de una esquina se podrán descubrir los establecimientos revisitados por Stéphane Vigny. En 2019, dos nuevas instituciones nantesas se suman al proyecto Mirer: el cine Katorza se viste con la silueta del célebre actor Buster Keaton, mientras que la sombrerería Falbalas Saint-Junien, la tienda más antigua de Nantes, se cubre con un gorro vegetal. ¡Merece la pena verlo!

El arte en el hotel

Les hoteles nanteses también participan en el viaje con el recorrido temporal “Hôtels & Faunes” del videoartista Pierrick Sorin, cuyos pequeños teatro ópticos entran en ocho establecimientos de la ciudad. El artista se escenifica a sí mismo en otros tantos sainetes holográficos relacionado con el universo de cada uno de los hoteles.

El programa Habitaciones de Artistas se amplía con la creación de tres nuevas habitaciones-obras de arte firmadas por Makiko Furmichi, Justin Weiler y Karina Bisch a descubrir en el Hotel Amiral, en el Hotel de France así como en la gabarra Le D’Ô.

Aprovechamos el Viaje a Nantes para conocer los alrededores de la ciudad, en especial siguiendo las diferentes etapas del Viaje en el viñedo, de Nantes a Clisson, o también el recorrido Estuaire que propone cruceros de Nantes al puerto de Saint-Nazaire. Durante la travesía, admiramos cómo las obras de artistas de fama internacional dialogan con el paisaje.

Tampoco hay que dejar de contemplar las obras llamadas “perennes” del Viaje a Nantes, instaladas de forma duradera en la ciudad, algunas de las cuales se han convertido en verdaderos símbolos de Nantes, como Paysage Glissé, el tobogán del castillo de los Duques de Bretaña o Los Anillos de Daniel Buren y Patrick Bouchain que decoran el muelle de Antilles.

Venir al Viaje a Nantes