Tras los pasos de las personalidades célebres de los Altos de Francia

Para visitar de una forma original los lugares culturales y patrimoniales de los Altos de Francia, te proponemos meterte en la piel de personalidades históricas que vivieron en la región. A través de tres itinerarios, conocerás las casas donde Charles de Gaulle, Julio Verne o Alejandro Dumas pasaron la infancia y visitarás memoriales, museos o buenas mesas que no hay que perderse.

De Lille a Arras, tras los pasos de Charles de Gaulle

Es en los Altos de Francia donde este hombre, padre de la V República, pasó su infancia. Para comprender mejor los primeros años de la vida de esta gran personalidad francesa, te damos primero cita en el nº 9 de la calle de Lille, donde vivió con sus abuelos, una casa hoy convertida en museo (Enlace externo) . “Cada vez que volvía allí, sentía que Lille era mi ciudad”, decía Charles de Gaulle sobre esta casa.
Al acudir a Arras, segunda etapa de tu periplo siguiendo las huellas de Charles de Gaulle, reserva un momento para visitar el Anillo de la Memoria que rinde homenaje a las vidas sacrificadas durante la I Guerra Mundial. Inaugurado en 2014, este edificio con una arquitectura singular, reúne los nombres de cerca de 580.000 personas que murieron en el territorio de Norte Pas-de-Calais entre 1914 y 1918.
A continuación, prosigue tu recorrido tras los pasos de De Gaulle hasta Arras, adonde el joven subteniente De Gaulle, recién salido de la escuela militar de Saint-Cyr fue destinado, en el 33º regimiento de infantería de la ciudad. No te pierdas el impresionante Museo de Bellas Artes de Arras (Enlace externo) , situado en la abadía benedictina de Saint-Vaast. La historia de Arras es narrada a través de tapices, el tesoro de la catedral, porcelanas y pinturas del siglo XVII.

En Lille, 7 iconos de la arquitectura que no puedes perderte
6 lugares que visitar imprescindibles en Arras

Amiens, visto por Julio Verne

En Amiens, prepárate para realizar un viaje a través del mundo en la casa del célebre escritor Julio Verne (Enlace externo) y vive sus fantásticas epopeyas deambulando por las habitaciones de la casa en la que vivió durante 18 años. Del jardín de invierno al desván, imprégnate del universo del escritor que creó allí sus novelas más conocidas, descubriendo más de 700 objetos y documentos patrimoniales. No dejes de subir a lo alto de la torre de esta casa atípica de estilo neogótico para disfrutar de unas vistas increíbles de Amiens.
Para seguir en el universo de uno de los más célebres habitantes de Amiens, realiza una pausa merecida para comer en la Brasserie Jules (Enlace externo) , uno de los restaurantes más destacados de la localidad desde hace más de 30 años. Podrás saborear un marisco excelente y aprovechar para descubrir la ficelle picarde, una especialidad regional.
Última etapa destacada en Amiens, el Museo de Picardía (Enlace externo) para conocer sus impresionantes colecciones de arqueología, esculturas, objetos artísticos y pinturas, de la Prehistoria hasta el siglo XX. Verdadero palacio, fue construido tomando como modelo la ampliación del Palacio del Louvre de Napoleón III. Restaurado en varias ocasiones, en él podrás descubrir la rotonda Sol LeWitt con motivos geométricos en la entrada del museo.

8 etapas ineludibles para visitar Amiens

De la casa de Alejandro Dumas hasta Chantilly

El punto de partida de este itinerario te llevará a la intimidad del padre de los tres Mosqueteros y del Conde de Montecristo, Alejandro Dumas. Este ilustre escritor nació en la localidad de Villers-Cotterêts, también conocida por ser el sitio donde el francés fue reconocido lengua oficial del reino en 1539. Se trata, por tanto, de un lugar cargado de historia donde podrás visitar el Museo Alejandro Dumas, un palacete del siglo XIX que presenta el linaje de tres Dumas. Aprenderás sobre el padre, general de la República, sobre Alejandro Dumas padre y sobre el hijo, autor de “La dama de las camelias”.
A continuación, prosigue tu recorrido para realizar un viaje en el tiempo en el Castillo de Chantilly. Joya del patrimonio francés, este castillo es obra de Enrique de Orleáns, duque de Aumale. Este hijo del último rey francés, Luis Felipe, fue un gran coleccionista, permitiendo al castillo contar con la segunda mayor colección de pinturas antiguas de Francia, tras el Museo del Louvre en París. En él, las obras están expuestas en el lugar exacto elegido por el duque hace 120 años, entre ellos el célebre cuadro de Rafael “Las Gracias”
No dejes la Propiedad de Chantilly sin acudir a La Table du Connétable, restaurante con una estrella Michelin, donde podrás disfrutar del espléndido marco de los jardines y del parterre del Castillo de Chantilly. Aquí, la elegancia de los platos rivaliza con la del lugar, con unas ventanas abiertas a los jardines de la propiedad y la fuente de Beauvais.

golf en el Dolce Chantilly">24 horas en versión golf en el Dolce Chantilly

Cita en Altos de Francia