Tours: atractivos culturales y gastronómicos de la Ville d'Art et d’Histoire

Hasta el día de hoy, Tours, la antigua capital del Reino de Francia, conserva su patrimonio cultural, histórico y culinario. Actualmente la ciudad sigue siendo reflejo el estilo de vida francés y está considerada como lugar de interés histórico en el Valle del Loira. Déjate guiar por la bloguera gastronómica y de viajes Reisehappen a través del Tours medieval para descubrir esta encantadora ciudad y sus alrededores.

Un paseo por Tours: las joyas culturales de la ciudad

La mejor manera de comenzar un tour de exploración de Tours es con una visita guiada por esta ciudad de múltiples caras. Después de entrar en la Catedral de Saint-Gatien, cuyo magnífico coro y vitrales bien merecen una visita, el paseo recorre los restos de un anfiteatro romano hasta llegar al Palais des Archevêques. El antiguo Palacio de los Arzobispos alberga actualmente el Museo de Bellas Artes de Tours. Después de un breve respiro bajo el enorme cedro libanés de más de 200 años de antigüedad que se alza en el patio interior, la ruta prosigue por la Rue Colbert para desembocar en el casco antiguo, donde Tours presenta una vez más un lado completamente diferente. El barrio del casco antiguo «Vieux Tours» enamora con sus pequeñas callejuelas sinuosas, sus preciosas casas de entramado de madera con pequeñas torres en el exterior, que sirven de escaleras, y sus bonitas casas de pueblo de estilo renacentista. El corazón del barrio es la Basílica de Saint-Martin, que guarda la tumba de San Martín. ¿Y qué mejor manera de terminar el día que brindando con una copa de Vouvray en Place Plumerau, la plaza más bonita del casco antiguo?

Cenar en el corazón del casco antiguo: el restaurante Chez Gaster

Después del aperitivo llega la hora de cenar. Nuestra recomendación: el restaurante Chez Gaster. En este encantador restaurante, ubicado en una antigua casa de entramado de madera se sirve una cocina sencilla, sincera y a la vez creativa, con platos hechos en el momento. Todos los ingredientes utilizados provienen de la región, para lo que existe un estrecho contacto con los productores locales. Carne ecológica, pescado salvaje y verduras regionales de temporada alegran los platos, que pueden acompañarse con vinos de la propia bodega del hotel. El excelente servicio y el ambiente familiar en Chez Gaster completan la experiencia.

Chez Gaster - 27 Rue Colbert

Sobre los tejados de la ciudad: la Tour Charlemagne

Hubo un tiempo en que la Tour Charlemagne, la Torre de Carlomagno, dominaba el crucero de la iglesia medieval de San Martín. Desgraciadamente, la iglesia fue completamente destruida entre 1789 y 1802; de ella sólo quedaron dos torres. Una de ellas es la Tour Charlemagne, que puede volver a visitarse desde hace poco en el marco de un recorrido guiado. Después de subir los 248 escalones de la torre, la recompensa es una vista impresionante de la ciudad que incluye todas sus facetas. Cuando el tiempo lo permite, se divisa además a lo lejos el valle del Loira. Por esta visión, la fatiga que conlleva el ascenso merece la pena.

Arte y arquitectura modernas: el Centre de Création Contemporaine Olivier Debré

El Centre de Création Contemporaine Olivier Debré, abreviado CCCOD, bien merece una visita. Ya desde el exterior, el Centro de Arte Contemporáneo impresiona por su moderna arquitectura. El edificio, firmado por los arquitectos portugueses Manuel y Francisco Aires, está considerado una obra maestra. En su interior, los amantes del arte encontrarán 41 grandes obras de Olivier Debré, el epónimo del museo, expuestas en la galería blanca. Por el contrario, en la Casa Larga y en la Galería Negra se realizan exposiciones itinerantes de artistas nacionales y extranjeros. Hasta septiembre pueden admirarse las obras de la artista alemana Alicja Kwade en el marco de la exposición «The resting Thought».

Centre de Création Contemporaine Olivier Debré (CCCOD) - Jardin François 1er

Típico francés: el restaurante L’Embellie

A tiro de piedra de la plaza Plumereau, en el casco antiguo, el restaurante L'Embellie invita a descansar tranquilamente durante el almuerzo. El restaurante llama la atención por sus encantadoras paredes de entramado de madera y su acogedor ambiente. Se sirven especialidades típicas francesas como el foie gras y los caracoles. También son muy recomendables los ravioles de lucioperca y langosta. Hay además una excelente selección de vinos regionales.

L'Embellie - 21 Rue de la Monnaie

El arte francés de la jardinería: el Castillo Villandry

A sólo 15 km de Tours, en el municipio del mismo nombre, se halla el encantador Castillo de Villandry. El castillo y los jardines actuales se terminaron en 1536, lo que le convierte en uno de los últimos castillos renacentistas del Loira. Después de incontables remodelaciones y cambios de propiedad, el castillo fue finalmente adquirido en 1906 por el español Joaquín Carvallo y su esposa estadounidense Ann Coleman, quienes restauraron los jardines en tres niveles de acuerdo con los planos antiguos de estilo renacentista y los abrieron al público. Particularmente digno de visitar es el llamado «Jardín del Amor», que simboliza el amor tierno, apasionado, inestable y trágico, así como la decorativa huerta en forma de tablero de ajedrez.

Mirando al cielo (o al techo): la Brasserie l’Univers

En ningún otro lugar se bebe champán rodeado de tanta belleza como en la distinguida champañería de estilo charlestón de la Brasserie l'Univers. La Brasserie sirve especialidades francesas clásicas como el foie gras de canard, el camembert au lait cru de Normandía con DO con miel o cassolette de la mer con bacalao, salmón, mejillones, langosta, verduras julienne, judías verdes y beurre nantais, aunque el menú incluye también deliciosas hamburguesas. Pero la verdadera estrella del restaurante es el propio edificio. Eche un vistazo hacia arriba para admirar la vidriera de 1869 de singular belleza que conforma el techo.

Brasserie l’Univers - 8 Place Jean Jaurès

Hospedarse en Tours: el Hotel Mirabeau

El Hotel Mirabeau está situado en el centro de la ciudad, a pocos minutos de la estación de tren. Cuenta con un buen servicio y habitaciones espaciosas, todas ellas amuebladas de manera distinta con buen gusto con una maravillosa mezcla de antigüedades y piezas modernas. Cuando hace buen tiempo, se puede desayunar en el encantador patio lleno de plantas, o en la acogedora sala de desayunos.

Hotel Mirabeau - 89 Bis Boulevard Heurteloup

Tours en el valle del Loira