¿Cómo serán los viajes del futuro?

Movilidad sostenible, turismo slow (lento), alojamiento eco-responsable... ¿Cómo serán los viajes del mañana? France.fr te da algunas ideas para tus próximos viajes a Francia.

Dormimos de forma eco-responsable

Los hoteles de bajo consumo de energía son cada vez más populares, ya que están diseñados con materiales naturales, reciclan el agua, utilizan fuentes cercanas y se calientan con paneles solares. Date prisa, en dirección a los Alpes, para alojarte en el hotel bioclimático de La Croix de Savoie en Les Carroz, o en el lujoso Refugio de la Traye en Méribel, lo más cercano a la naturaleza. Si prefieres dormir en un árbol, con una vista al Mont Blanc como extra, las cabañas encaramadas Entre Ciel et Terre en Saint-Nicolas-la-Chapelle están hechos para ti. ¿Y por qué no un eco-vivac sobre el lago Annecy? Este domo-alti, con su techo panorámico, te ofrece una cita con las estrellas.

Nos decantamos por el turismo slow

Si hay una tendencia que se está confirmando, es la del turismo sostenible, para respetar el medio ambiente y evitar la saturación de los sitios. En este sentido, las vacaciones en la granja son ideales para estar en sintonía con la naturaleza mientras se comparte la vida cotidiana de los agricultores. Te encantarán las habitaciones de huéspedes de la Ferme du Grand Parc, enclavadas en el bosquecillo del Calvados, y la Bergerie de la Combe à l'Ours rodeada de abetos del Jura. Otra actividad en sintonía con la naturaleza: el senderismo. La elección es vasta en primavera o verano, depende de ti salir al asalto de los volcanes de Auvernia, o escalar los fragantes caminos de los Alpes con su grandioso panorama...

Elegimos la movilidad sostenible

La tendencia es favorecer el transporte sostenible, de baja tecnología o low-tech y reducida huella de carbono. ¿Dijiste bicicleta? ¡Esa es la respuesta correcta! Los fans de la pequeña reina son felices en Francia. Además de los carriles para bicicletas que se multiplican en las ciudades, se diseñan grandes rutas para cruzar los territorios en bicicleta. Por ejemplo, la ViaRhona, que une el lago Lemán con el Mediterráneo con 815 km de carriles bici. Y a partir del año que viene, podrás ir en bicicleta desde Dunkerque hasta Roscoff, en un recorrido de 1.500 kilómetros, ¡casi siempre junto al mar! Vamos, motivémonos.

Empezamos a viajar desde casa

La "gamificación" (ludificación) es muy popular para sumergirse virtualmente en una ciudad o un museo o para descubrir un sitio a través del juego, en realidad aumentada. Las diferentes tecnologías utilizadas (inmersión de 360°, time-lapse o cámara rápida, 3D...) te permiten visitar el patrimonio francés de una manera diferente, instalado tranquilamente en tu sofá. Las calles de Rennes en la Edad Media, las esculturas en relieve en 14 museos y sitios de la ciudad de París, el Palacio de Versalles de la época, la cueva de Lascaux como si estuvieras allí... ¡Antes de descubrirlas de verdad!

Y para jugar a los aventureros, se organizan búsquedas de tesoros conectadas en varias grandes ciudades, como París, Tours, Lille o Nantes. ¡A tus mandos!