El encanto de la Navidad en las montañas

Sabemos que las fiestas serán un poco diferentes este año... Pero no te preocupes, ¡aprovecharemos la oportunidad de reunirnos en familia y tomar un poco de aire fresco en las montañas! Entre los paisajes nevados, el final del día junto a la chimenea y la buena comida, ¡te prometemos una Navidad inolvidable!

Tomar una gran bocanada de aire puro

Hay que admitir que el año 2020 ha sido difícil. ¿Para terminar con un final más alegre, qué mejor que disfrutar de un verdadero soplo de aire fresco? Para eso, nada mejor que los picos nevados, la nieve que se agrieta bajo tus pies y el viento que sopla entre los abetos... ¿Oyes eso? ¡Es el ruido del silencio y de dejarse ir!

Ver la nieve... y a Papá Noel

¿Conoces a muchos niños que no sueñen con una Navidad blanca? Este año, todos necesitamos dosis extra de magia, entonces sacaremos la mejor vajilla y pondremos los pequeños platos sobre los grandes para complacer a los más pequeños de la casa (y a los mayores también) dándoles la Navidad de sus sueños. Y la noche del 24 de diciembre, que no se te olvide poner un vaso de leche y unas galletas junto al árbol para Papá Noel, ¡que unas pocas horas tal vez hayamos vislumbrado en las calles de la estación!

Acurrucarse junto a la chimenea

Unas verdaderas vacaciones son aquellas en las que te tomas tu tiempo. El de leer junto a la chimenea, por ejemplo, o ver una película en familia con un buen chocolate caliente. O simplemente viendo la nieve caer sobre los abetos desde el acogedor interior de un chalet de montaña. Más tarde, iremos en trineo, pero por ahora, disfrutamos.

Un menú navideño con especialidades de montaña

¿Y si este año nos olvidamos del tradicional menú navideño basado en foie gras, pavo y bouches? En la montaña, para tu paladar, ¡es Navidad todos los días! Ya sea en los Alpes, los Pirineos, el Jura o los Vosgos, el queso es el rey. Platos típicos como la raclette, la fondue, la tartiflette... que vienen acompañados con embutidos locales, crozets o incluso las deliciosas salchichas ahumadas de Morteau. De postre, podrás probar la tarta de arándanos, mientras que el bizcocho de Saboya acompañará tus golosas meriendas.