Grenoble y su escenario artístico alpino

Nos dirigimos a la puerta de entrada de los Alpes: Grenoble. Esta ciudad francesa de la región Auvernia-Ródano-Alpes ha sabido unir los placeres de una ciudad estudiantil encantadora y la naturaleza más exuberante. Además, visitantes y lugareños comprometidos culturalmente estimulan constante la vida artística de la gran metrópolis.

Grenoble, capital de los Alpes franceses

Grenoble está rodeada por tres grandes cordilleras alpinas (Belledone, Chartreuse y Vercors) y la ciudad se encuentra en el corazón de todas ellas. Por eso, quizás, uno de los lugares imprescindibles para visitar sea subir a la Bastilla, una fortaleza con las mejores vistas panorámicas. Desde allí se puede contemplar el río Isère y el conjunto de museos que se hallan junto a la ribera, y en la orilla opuesta los barrios históricos, los más modernos, las cadenas montañosas y un horizonte de lo más abrumador. Puedes hacerlo a pie o en las famosas esferas del teleférico como hicimos nosotros.

A pesar de que esté rodeada de tanta naturaleza, Grenoble es un motor industrial importante desde el impulso económico de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1968. A partir de ese momento se convirtió en un referente en diversos sectores como los de tecnología y ciencia. Desde la Bastilla también se puede contemplar, a la derecha, el polígono ligado al I+D+i.

Ubicación: Dauphins Garden

La cultura del Dauphiné

Puedes bajar de la Bastilla caminando por varios senderos que se indican y donde verás a muchos grenobleses practicando deporte. Alcanzarás la zona de los museos, como el Museo Dauphinois que se centra en las culturas populares y en los hombres de los Alpes delfineses, y terminarás en el tranquilo barrio "italiano" (se conoce así popularmente porque se instalaron allí muchos inmigrantes procedentes principalmente de Italia). A continuación puedes hacer alguna parada en algunos de sus restaurantes, como el de Saint-Vincent, donde se come rico, hay ambiente y puedes disfrutar de las gratas vistas al río.

Ubicación: 54 Quai Perrière

El arte en la calle

La ciudad universitaria de 160.000 habitantes cuenta con 48.000 son estudiantes y ellos tienen mucho que aportar a la urbe francesa. Se puede descubrir un mundo paralelo que transcurre entre murales y grafitis por las calles de Grenoble. Exposiciones, actividades culturales, arte urbano, festivales y así un largo etcétera completan la oferta para darte una buena bienvenida en cualquier momento del año.

Nosotros tuvimos la oportunidad de asistir a una performance (Consul et Meshie) en Magasin des Horizons, un edificio que construyó Les Ateliers Eiffel, sí, el ingeniero francés que creó la famosa torre metálica de París. Se trata de un lugar de arte y cultura y de intercambio de lo más cool que invita a la reflexión. Es decir, artistas, filósofos, transmisores de ideas... fomentan y estimulan el pensamiento de los desafíos de nuestro tiempo.

Ubicación: 8 Espl. Andry Farcy

La Belle Electrique

En la misma explanada donde se encuentra Magasin, Andry Farcy, se instala la Belle Electrique, una sala de conciertos que lleva a los nuevos talentos de la música electrónica y a los no tantos. Además es un lugar experimental para capacitar a artistas, crear conciencia y educar a jóvenes y adultos en las nuevas técnicas y herramientas de la tecnología y cultura digital.

También tuvimos la fortuna de asistir al concierto en vivo de Now Future #5 de los artistas Bjarki, Kas:St y SPFDJ. Si lo deseas, al final de la noche, puedes regresar a tu hotel, si está en el centro de la ciudad, a pie (media hora) o en las bicicletas públicas (12 minutos).

Ubicación: 12 Espl. Andry Farcy

Eco barrios

Un buen lugar para hospedarte es en el OKKO Hotel, ubicado entre la explanada Andry Farcy y el centro histórico. Esta cadena hotelera no es cualquier cosa. Sus establecimientos suelen ser muy originales, sin recepción, ni sala de desayunos, ni de reuniones. Sólo tiene un único espacio que se llama 'El Club'. Se trata de una zona común abierta a la vez que exclusiva, donde se puede trabajar, relajarse, tomar una copa o picar libremente.

Se encuentra en el Ecoquartier de Bonne, un barrio militar liberado desde 1994 convertido en un distrito ecológico. El nuevo vecindario de cinco hectáreas y muy cerca del centro de la ciudad, presenta una combinación de actividades y un parque urbano lleno de vida saludable. Los cuarteles de Bonne fueron los primeros en Francia en ser etiquetado como "ecoquartier".
Muy cerca puedes visitar el parque Paul Mistral donde se encuentra el Ayuntamiento de Grenoble, el Estadio de los Alpes, el Palacio de Deportes y la Torre Perret.

Ubicación: 23 Rue Hoche

El centro de Grenoble

Aún no hemos hablado del centro de Grenoble, tan interesante como obligatorio. No es demasiado grande, pero puedes pasar fácilmente por diferentes épocas y aprender sobre sus más de 2.000 años de historia. Para comenzar puedes observar los restos de las antiguas murallas romanas que datan del 286 d.C. y algunas de las 39 torres que todavía perduran.

Las plazas de Grenoble siempre están llenas de actividad y las más populares son la plaza Saint-André, donde se ubica el antiguo palacio del Parlamento del Delfinado, la Colegiata y el famoso Café de la Table Ronde (el segundo más antiguo de Francia); la plaza Grenette que desde el siglo XVII es la plaza principal; la plaza Aux Herbes que acoge aún un mercado de productos locales de martes a domingos; la plaza Notre-Dame donde se concentra la Catedral; y la plaza Victor Hugo que pone fin al barrio antiguo para dar paso a un elegante barrio francés del siglo XIX.

Recorre además la calle Jean-Jacques Rousseau y conoce dónde nació el célebre escritor romántico Stendhal; la calle Bonne para acceder por la puerta que pasó Napoleón; la calle Félix-Poulat para seguir contemplando las fachadas típicas y los edificios "Los elefantes"; o la calle Voltaire donde se esconden numerosos edificios notables. Deleita tus sentidos también por el Jardín de Ville, los patios antiguos de las calle Chenoise y el mercado Halle Sainte-Claire, y haz una parada en el agradable restaurante ICI Grenoble, uno de los preferidos de los jóvenes. Aquí las tres B (bueno, bonito y barato) están aseguradas.

Ubicación: Centro histórico de Grenoble

Ciudad de museos

La ciudad del departamento de Isère está llena de museos y es más que probable que no tengas tiempo suficiente para conocerlos todos durante tu escapada. Quizás los más interesantes son el Museo de Grenoble, que hablaremos más adelante de él; el Museo Dauphinois, mencionado más arriba; el Museo de l'Ancien Évêché, ubicado en el antiguo palacio episcopal y que recorre la historia de la provincia; el Museo de la Resistencia donde se habla de la población judía en la villa y cómo rápidamente se movilizó e inició una fuerte represión contra el régimen nazi alemán durante la II Guerra Mundial; el Museo de la Revolución Francesa; o el Museo de Pintura Antigua.

Ubicación: 14 Rue Hébert

Museo de museos

El Museo de Grenoble es considerado como uno de los mejores de Europa por sus colecciones de arte antiguo y su arte moderno del siglo XX. De ahí que le dediquemos un párrafo aparte. Si no tienes tiempo a ver todos los museos expuestos, éste es el único que debe ser obligatorio.

Los lugareños exponen orgullos más de 1.500 pinturas occidentales del siglo XIII hasta la actualidad de grandes artistas como Piccaso, Miró, Rubens, Gauguin, Monet o Andy Warhol. Una maravilla.

Ubicación: 5 Place de Lavalette

Grenoble