Nuestras cenas de Fin de Año con vistas increíbles sobre la ciudad

¿Qué hacer para la cena del 31 de diciembre? Resolución n°1: poner rumbo a Francia. Resolución n°2: elegir la ciudad. Para ayudarte, te proponemos nuestra selección de 6 cenas con vistas espectaculares en París, Marsella, Burdeos, Estrasburgo, Lyón o Nantes. Para ver la ciudad de un modo distinto antes de cambiar de año. En las alturas o junto al agua, la sorpresa está garantizada.

En una mansión florentina en Lyón

Hay que dirigirse a la colina de Fourvière en Lyón, donde la Villa Florentine prepara una velada excepcional para Fin de Año. Situado en las alturas de la ciudad, este antiguo convento renacentista disfruta de unas vistas incomparables sobre sus jardines y todo Lyón. Cómodamente sentados en la mesa del restaurante Les terrasses de Lyon (1 estrella Michelin), los amantes de la gastronomía se deleitarán con un menú elaborado a partir de los productos más finos, junto con unas vistas espectaculares de Lyón.

En el antiguo hospital de Marsella

Lujo, tranquilidad y lujo: estas son las palabras clave de la noche de Fin de Año propuesta por el hotel Intercontinental de Marsella. En el ambiente elegante y refinado del restaurante Alcyone (1 estrella Michelin) o en la tranquilidad de una de las suites con vistas sobre la iglesia de Notre-Dame de la Garde, los amantes de la Provenza pasarán una velada inolvidable en este antiguo hospital de Marsella recientemente restaurado. Y quienes prefieran el ambiente animado no deben preocuparse: el Capian Bar, en la primera planta del hotel, organiza una velada especial con cócteles, aperitivos a compartir, grupo en directo y DJ para recibir el Año Nuevo bailando hasta el alba. Varias opciones para pasar una velada inolvidable a orillas del Mediterráneo.

En un nido en Nantes

¡Si tienes vértigo, este lugar no está hecho para ti! Situado en la planta 32 de la Torre Bretagne en Nantes, Le Nid se ha convertido en un lugar destacado de la región. No es nada sorprendente que este espacio atípico, decorado con sillones en forma de huevo por el diseñador nantés Jean Jullien, proponga una velada (realmente) especial para Fin de Año. A 144 metros de altura y con unas vistas de 360° de la ciudad, podrás disfrutar hasta el amanecer estilos musicales de 1990 a 2020: un ambiente excepcional garantizado para empezar el nuevo año. Le Nid

Sobre el agua en Burdeos

¿Qué mejor ocasión que la noche de Fin de Año para recorrer el Garona y descubrir Burdeos desde el agua. A bordo del barco restaurante Le Sicambre, los pasajeros podrán admirar las luces de Burdeos y su región con un ambiente de jazz, elegante y sabroso. Un crucero ideal para disfrutar de vinos y productos regionales, a la vez que se admira desde el río el impresionante puente de Aquitania o el Château Grattequina. ¡Inolvidable! Bordeaux River Cruise

En la Torre Eiffel en París

Si París concentra numerosas veladas tan majestuosas como insólitas para la noche de Fin de Año, este año es imposible dejar de lado la de la Torre Eiffel, que cierra a lo grande su 130º año de existencia. La Dama Hierro sigue igual de joven desde la exposición universal de 1889 y para el restaurante Le Jules Verne es la oportunidad de organizar una velada gastronómica excepcional con unas vistas incomparables de París. La Torre Eiffel es más que centenaria pero sigue siendo totalmente actual. Restaurante Le Jules Verne

Historia y magia en Estrasburgo

La Casa Kammerzell, monumento emblemático de la arquitectura y de la gastronomía alsaciana no necesita presentación. Para la noche de Fin de Año, este célebre establecimiento de Estrasburgo organiza un evento “a la carta”. Puedes elegir entre la diversión de una velada súper festiva con pista de baile, banda de música y grandes mesas comunes, o la tranquilidad de una cena a la luz de las velas en un ambiente apacible. Elijan lo que elijan, todos los afortunados presentes para la ocasión disfrutarán de un menú sabroso y unas vistas incomparables de la catedral de Estrasburgo. ¡Mágico! Maison Kammerzell (Lien externe)