Barcos ecológicos: ¿y si nos tiramos de cabeza al agua?

Barcos eléctricos, de fibra de lino o equipados con paneles solares, la navegación de recreo se reinventa para ofrecer nuevas experiencias a los viajeros, pero también para contribuir de forma sostenible por el respeto del medioambiente. Aquí tienes un resumen de las últimas innovaciones francesas antes de entrar en el agua.

Navegar sobre barcos 100% eléctricos

¿Quieres probar un nuevo modo de navegación que combina comodidad y respeto por el medioambiente? Dos empresas de alquiler de barcos, Nicols y Les Canalous, son precursoras en este campo, ya que ofrecen la posibilidad de navegar por el canal Marne-Rin a bordo de un barco 100% eléctrico.

El "Sixto Green" de Nicols es efectivamente la primera casa flotante eléctrica. Puede acoger hasta 8 personas para cruceros de 2 días a dos semanas sin estrés, ruido ni contaminación.

El barco eléctrico de Canalous se llama "La Péniche S". También se puede conducir sin licencia y cuenta con 5 cabinas con baño privado para un máximo confort.

Y para recargar los barcos, se han instalado 10 terminales a lo largo del recorrido. La recarga puede hacerse en 2 horas y aporta de 6 a 8 horas de autonomía al barco. Algunas terminales permiten incluso el reabastecimiento en el agua al mismo tiempo. Entonces, ¿por qué privarse?

Es bueno saberlo: A partir del 1 de enero de 2022, los grandes puertos deportivos estarán obligados a reservar una parte de sus amarres para los barcos eléctricos.

El Sixto Green (Enlace externo)

Let the sunshine in...

La energía solar también se apunta al crucero. Green River acaba de lanzar el "SunWave S4", un barco atípico con capacidad para 13 pasajeros, incluido el patrón, y equipado con un techo solar que garantiza una autonomía ilimitada a velocidad moderada para realizar cruceros por el Sena. Y no es el único de la flota de Green River que depende de la energía solar. Otros dos barcos con nombres evocadores (Gin Tonic y Cuba Libre) ofrecen a grupos de 12 personas la posibilidad de navegar por el Sena sin contaminar gracias a su motor eléctrico, alimentado a su vez por paneles solares.

Otros piensan más a lo grande, como el "Solely", un barco de paseo electro-solar que puede acoger hasta 120 personas para realizar cruceros comentados por el capitán por el Canal de Savières y el Lac du Bourget.

Los amantes de las pequeñas embarcaciones podrán dejarse tentar por la embarcación "La Coche d'Eau Solaire", el único catamarán fluvial propulsado por energía electrosolar y destinado al alquiler sin licencia en Francia. Para un descubrimiento original del Lot en un grupo reducido (de 6 a 12 personas) durante un fin de semana o una semana.

Green River (Enlace externo)
Le Solely (Enlace externo)
La Coche d'Eau Solaire (Enlace externo)

Dejarse tentar por un híbrido

Una pinaza, un típico barco de la bahía de Arcachon, equipado con un motor híbrido... ¡No estás soñando! La transformación de esta embarcación de fondo plano ofrece un ahorro del 50% de combustible y una autonomía de 3 horas gracias al motor eléctrico totalmente silencioso.

¿Te tienta más el híbrido en un catamarán? No hay problema. El Côte d'Argent es el mayor catamarán híbrido de pasajeros de Francia, especialmente diseñado para la organización de eventos festivos o profesionales. Desde la isla de los Oiseaux hasta la punta de Cap-Ferret, pasando por el banco de Arguin, podrás navegar con el rocío del mar, respirar el aire marino y admirar los excepcionales paisajes de la bahía de Arcachon.

La Pinasse hybride (Enlace externo)
La Costa de Plata (Enlace externo)

Iniciarse al paddle surf eléctrico

¿Te gusta practicar el paddle surf, pero no tanto el esfuerzo que requiere? Tenemos la solución para ti con el "BlueWay", el último invento de una joven empresa francesa. De pie, como si se tratara de un patinete, el piloto dirige su embarcación no con una pala, sino con un manillar conectado directamente a un motor eléctrico, cuya velocidad no puede superar los 7 km/h. Nos tomamos el tiempo para disfrutar del viaje. La embarcación tiene la ventaja de poder ser conducida sin licencia, de ser autónoma durante 8 horas y de poder acoger hasta tres personas para un momento original y familiar de navegación por la costa o por una masa de agua.

Le BlueWay (Enlace externo)

Atreverse con la fibra de lino

¡Viva el made in France! Y el primer barco construido este año en fibra de lino no nos hará mentir, ya que el material básico ya no viene de China, sino de Normandía, lo que reduce considerablemente la huella de carbono. Y eso no es todo. A bordo del primer "Virgin Mojito 888", el fieltro se sustituyó por corcho y la espuma se fabricó con botellas de plástico recicladas. Si a todo esto le añadimos paneles solares para recargar las baterías y una embarcación auxiliar que funciona con un motor eléctrico, ¡tendremos un barco 100% ecológico! Detrás de la idea de este proyecto, un gran nombre de la navegación: Roland Jourdain, doble ganador de la Route du Rhum y ferviente defensor del medioambiente.

El Mojito Virgen 888 (Enlace externo)