Un road trip hacia Toulouse

Tras el auge de la "slow food" y la "slow fashion", llega el "slow travelling", una forma alternativa de viajar por la que apuesta la cadena de hoteles Mercure y que se basa en dejar en casa el estrés para apreciar lo que cada destino tiene que ofrecer.

Olvidarse del reloj y dejar el estrés en casa son requisitos fundamentales para disfrutar de unas placenteras vacaciones. Sin embargo, no siempre nos permitimos el lujo de hacer las maletas y embarcarnos en un road trip que se nos antoja desconocido y poco planificado. Y esto es precisamente lo que propone el movimiento slow travelling: viajar sin prisas, sin agobios, disfrutando y conectando con las paradas que nos esperan. Olvidarnos de la idea del querer verlo “todo” y darnos cuenta de que a veces menos es más. ¿No sabes por dónde empezar?

La iniciativa Local Stories propuesta por la cadena de hoteles Mercure es la solución perfecta para iniciarse en esto de salirse de lo establecido, conocerse a uno mismo y pasar tiempo de calidad con los que más importan. Con este proyecto, Mercure quiere que sus viajeros descubran aquellos lugares, leyendas, mitos e historias que con frecuencia parecen estar solo al alcance de los habitantes de una ciudad.

Ruta de Lisboa a Toulouse pasando por Madrid

Commenzamos nuestro viaje en coche con una ruta de Lisboa a Toulouse, pasando por Badajoz y Madrid. Algo más de 1.300 kilómetros que iniciaremos de la mejor manera posible desayunando unos deliciosos ‘pastéis de Belem’ en la Antigua Confeitaria Belem de Lisboa. Con nuestra vena foodie saciada, los 230 km que separan la capital portuguesa de Badajoz se nos pasarán volando si aprovechamos para visitar localidades con mucho encanto como Évora, ciudad amurallada Patrimonio de la Humanidad. Una vez en Badajoz, nada mejor que pasear por sus jardines y murallas de la Alcazaba, mientras que en su vecina Mérida nos espera imponente su Teatro Romano. Un must que adorarán los amantes del mundo antiguo. Con Madrid en la distancia, aún tendremos tiempo parar en Talavera de la Reina y contemplar los hermosos azulejos de los Jardines del Prado.

Una vez en la capital de España, y con el sabor de los churros de la chocolatería de San Ginés en nuestros labios, pondremos rumbo a San Sebastián. Llegados a la capital de Guipúzcoa, aquí se inicia la última etapa de nuestro recorrido. Una ruta que afrontaremos con energías renovadas tras hospedarnos en el exclusivo Mercure San Sebastián Monte Igueldo (Enlace externo) .

Con la frontera francesa a apenas media hora en coche, nuestro road trip continuará a través de una carretera que transcurre entre pequeñas localidades de montaña por el extremo norte de la cordillera Pirenaica. Una ruta muy popular entre quienes tienen interés por visitar Lourdes. Ahora bien, no hay que apresurarse por llegar a Toulouse. Aprovechemos para mimetizarnos con el paisaje en las extensas praderas occitanas antes de llegar a la llamada Ciudad Rosa. Una vez en ella, disfrutemos con relajada calma de su abundante patrimonio histórico y artístico. Finalmente, para descansar y relajarse, nada mejor que "malcriarnos" con una buena copa de vino en el Mercure Toulouse Centre Wilson (Enlace externo) . Porque como bien plasmó Jack Kerouac en una de sus más famosas novelas: “Nuestras maletas maltrechas estaban apiladas en la acera nuevamente; teníamos mucho por recorrer. Pero no importa, el camino es la vida”.

LAS LOCAL STORIES MERCURE

Las Local Stories están disponibles en más de 30 países de la red Mercure. La cadena de hoteles cuenta con más de 800 hoteles repartidos por todo el mundo, en más de 60 países. En Francia, la marca cuenta con más de 240 hoteles. En España hay nueve, que están en Madrid (2), Barcelona, San Sebastián, Vila Seca (Tarragona), Algeciras, Badajoz, Bilbao y La Rioja.

Cita en Toulouse 

Ir más
lejos