Qué hacer

Visita
Francia 

Recorrido por los lugares culturales de excepción o paseo por las cumbres. En pareja por la ruta de los vinos o de crucero con los niños… ¿Qué viaje por Francia harás en esta ocasión?

Paisajes que abren el apetito

El restaurante La Chèvre d’Or

Si hablamos de gastronomía y maridaje, una de las mejores combinaciones es sin duda la de deleitarse con la excelente cocina francesa en un entorno maravilloso.

Rodeados de picos de más de tres mil metros; abocados al mar; aupados a un volcán o situados entre viñedos, los restaurantes que proponemos en estas páginas no solo son un acierto por sus propuestas culinarias, sino también porque todos ellos se hallan en escenarios de inusitada belleza.

Pic du Midi. A 2.877 metros de altitud

Desde esta atalaya natural se obtiene una gran panorámica de los Pirineos, con sus grandes circos glaciares y el mítico Tourmalet. El acceso es otro de sus alicientes, ya que se llega a través de un teleférico abierto todo el año que parte del pueblo de La Mongie. El restaurante del Pic du Midi (Occitania / Sur de Francia) apuesta por la cocina tradicional, simple y sabrosa. No te pierdas el tentador menú «Plaisir» que incluye plato del día, postre y café y, si lo deseas, puedes obsequiar un vale regalo que consta de la visita al Pic du Midi y una comida en el restaurante.
No te puedes perder Bagnères-de-Bigorre, al pie del Pic du Midi, donde se halla Aquensis, un centro termolúdico con una arquitectura asombrosa y modernas instalaciones termales. Y si te queda tiempo y energía, haz la caminata por el bucólico vallecito de Salut y visita las antiguas termas y el Museo de Mármol.

Puy de Dôme. En la cima de un volcán

Auvernia - Ródano-Alpes sorprende con los paisajes volcánicos del Parque natural regional de los Volcanes de Auvernia. En esta imponente cadena montañosa destaca el Puy de Dôme, en cuya cima se hallan la brasserie Le Bousset y el restaurante Le 1911, ambos con una vista privilegiada sobre la Chaîne des Puys y el Macizo de Sancy. El Puy de Dôme (Enlace externo) es un mirador magnífico a la meseta de Gergovie, lugar en que el valeroso galo Vercingétorix hizo retroceder a las legiones de Julio César.
No te puedes perder la ascensión a la cima del Puy de Dôme (1.465 m) que desde 2012 se puede realizar en el tren cremallera «Panoramique des Dômes». ¡También puedes subir a pie, disfrutando del paisaje!

Val Thorens. Alta cocina en los Alpes

Con dos estrellas Michelin, el restaurante Jean Sulpice (Enlace externo) (Auvernia - Ródano-Alpes) ofrece a 2.300 metros de altitud una cocina exquisita basada en productos de proximidad elaborados con arte. Cada plato cuenta una historia, una sensación, un olor o un viaje, es cocina de autor firmada por el chef Jean Sulpice. Situado en el dominio esquiable de los Tres Valles, se puede acceder al restaurante en coche, a pie e incluso con esquís desde las localidades de Courchevel, Méribel o les Ménuires.

No te puedes perder Val Thorens, una de las 8 estaciones que forman «Los Tres Valles», el dominio esquiable más grande del mundo, con más de 600 km de pistas. Una estación para disfrutar del esquí con el mejor ambiente en invierno y un destino perfecto para gozar de la naturaleza en verano.

Nez de Jobourg. Acantilados de vértigo

En el fantástico marco del cabo de la Hague, a 128 metros por encima del nivel del mar, se halla Le Nez de Jobourg, uno de los acantilados más altos de Europa continental. Las vistas se extienden hasta las islas anglo-normandas y a sus pies se abren muchas cuevas con nombres evocadores. Con sol o azotado por el viento y la lluvia, el espectáculo natural está garantizado. En este lugar privilegiado se alza el restaurante L’Auberge des Grottes (Enlace externo), especializado en pescado, marisco, bogavante y cordero cocinados con fuego de leña. En su terraza o desde el comedor, las vistas sobre estos paisajes salvajes son insuperables.

No te puedes perder el recorrido por el Sendero de los Aduaneros en Normandía (Enlace externo), la mejor forma de descubrir este territorio y percibir la autenticidad y diversidad de este paisaje modelado por el viento y las olas.

Saint-Émilion. Entre viñedos

A 45 minutos de Burdeos, la ciudad medieval de Saint-Émilion (Nouvelle-Aquitaine) está rodeada de históricos viñedos. Este paisaje se ha mantenido intacto hasta hoy y está reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. La terraza con vistas a los grandes dominios de la zona resume la esencia del restaurante La Terrase Rouge (Enlace externo), ubicado en el corazón de la bodega Château La Dominique (Enlace externo), Saint-Emilion Grand Cru Classé. En este espacio de 450 m2, diseñado por Jean Nouvel, la experiencia gastronómica se mezcla con la sensorial con platos elaborados con delicias locales como la trufa negra del Périgord y ostras de Cap Ferret.
No te puedes perder la visita a las galerías subterráneas de Saint-Émilion y a la iglesia monolítica más vasta de Europa.

Acantilado de Leucate. Sabor mediterráneo

Dicen que fue obra de los dioses, un capricho de la naturaleza. Desde lo alto del acantilado de Leucate (Languedoc-Mediterráneo), el mar Mediterráneo, azul y sereno, se extiende sin fin; cerca, el pueblo de Leucate seduce por su encanto, buen ambiente y playas de fina arena moteadas por centenares de kitesurfistas.
La terraza acristalada delKlim & Ko (Enlace externo) es un observatorio privilegiado de este majestuoso panorama. La esencia de su cocina es puramente mediterránea, inspirada en los ancestros, en los productos de la tierra y el mar, aderezada con la innovación personal de Alexandre Klimenko.

No te puedes perder los 18 km de arena fina de Leucate, con sus 8 playas que miran al Este y deparan amaneceres espectaculares. En el lado opuesto, el estanque de Leucate invita a ver la puesta de sol con los macizos de Canigou y de Corbières como telón de fondo.

Por la Costa Azul. Un enclave mágico

Todo el encanto de la mítica Costa Azul se resume en Èze y en sus alrededores. Este pequeño pueblo medieval, con sus misteriosas murallas, situado entre Niza y Mónaco, seduce al instante. Y, en este marco ideal se enclava el hotel Relais & Châteaux La Chèvre d’Or (Enlace externo) , que cuenta con varios espacios gastronómicos: el restaurante La Chèvre d´Or (con 2 estrellas Michelin), Les Remparts, para almuerzos en terraza de abril a octubre; l´Eden para cenas de mayo a octubre y el Café du Jardin para almuerzos ligeros. Todos con unas de las vistas más bellas de la Costa Azul .

No te puedes perder la visita al jardín de Èze en la Costa Azul (Enlace externo). ¿Qué te parece contemplar un vergel con una de las mejores vistas del Mediterráneo? Situado en lo más alto de la población, descubre una increíble variedad de plantascrasas, cactus y especies mediterráneas.

bozouls

No te pierdas... Trou de Bozouls. El pueblo de Bozouls (Occitania / Sur de Francia) se asoma al gran cañón de Le Trou de Bozouls que, con su forma de herradura, un diámetro de 400 metros y más de 100 de profundidad, es una de las mayores atracciones de Aveyron.
Le Belvédère (Enlace externo). El restaurante se halla en una bella casa de piedra, al borde del cañón con el que se mimetiza. Su chef Guillaume Viala –junto con su mujer Christine que propone una carta de vinos muy personal– apuesta por una cocina simple e intuitiva que tiene como base los mejores ingredientes orgánicos y de proximidad.

No te puedes perder una visita a la ciudad de Rodez en Occitania (Enlace externo), situada a 25 km de Bozouls, con la catedral Notre-Dame y su campanario de encaje y el recién inaugurado Museo Soulages.