Origen y receta de la Galette des Rois - Roscón de Reyes

Durante el mes de enero, se vende en las panaderías la Galette des Rois, torta de hojaldre que suele estar rellena de pasta de almendras.

Algunos creen que todo comenzó un día de la Epifanía en el que el cocinero de la Corte de Luis XV, rey de Francia, quiso entregar un espléndido obsequio a su monarca. Para ello quiso inventar algo que sorprendiera, así que introdujo en un roscón la joya que pretendía regalarle y así se la entregó. Al rey francés le encantó la idea así que la puso en práctica entre la aristocracia de su época, y no sólo entre la francesa sino que también ayudó a que se extendiera al resto de Europa.

Al llegar a España, allá por el siglo XVIII, se generalizó de tal manera que no sólo disfrutaban del dulce momento sorpresa los de alta alcurnia, sino que el pueblo comenzó a fabricar sus propios roscones con regalo.

Otros, sin embargo, opinan que el origen de este roscón es aún más antiguo, que se remonta a los tiempos de la Antigua Roma, concretamente a la celebración dedicada al dios Jano según algunos y al dios Saturno según otros. Sobre todo a la dedicada a Saturno se le atribuye ser la precursora del Roscón de Reyes que consumimos hoy en día. Consistía en ocultar una haba en cualquier lugar de la vivienda y conceder el premio de la libertad temporal, solo mientras durara las “Saturnales“, al esclavo que consiguiera encontrarla.

En nuestros días esta costumbre se ha popularizado para los niños y, así, el pequeño que encuentra el haba se convierte en rey por un día.

Receta de la Galette des Rois

Nuestro roscón de reyes es una tarta de hojaldre rellena de crema de almendra que celebra la Epifanía. Sencilla y deliciosa, es un postre perfecto para las fiestas.

Ingredientes (para 4/6 personas)

  • 2 masas de hojaldre
  • 100g de almendras en polvo
  • 75g de azúcar
  • 2 huevos
  • 50g mantequilla blanda
  • Una gotitas de almendra amargo
  • Un haba

Preparación (15 min):

  1. Precalentar el horno a 210°C. Desenrollar una de las masas, pincharla con un tenedor y colocar en su papel en una bandera de horno. No mete aún la masa en el horno.
  2. Preparar la crema de almendra: en una ensaladara mezclar el polvo de almendras, el azúcar, la mantequilla blanda y el huevo hasta que los ingredientes se hayan mezclado bien. Añadir una gotitas de almendras amarga para darle más sabor.
  3. Verter la crema de almendra ya preparada sobre el centro de la masa de hojaldre dejando libre los bordes para poder cerrar la galette. Ojo: ¡No olvidar ocultar el haba en algún sitio del relleno!
  4. Cerrar la galette con la segunda masa y pegar bien los bordes, podéis ayudaros de un tenedor.
  5. Decorar el postre haciendo uso de un cuchillo o utensilio cortante realizando un grabado: cuadros; círculos, rombos... Extender preferentemente con una brocha un huevo previamente batido para que se dore mejor. Pr ultimo pinchar la galleta en varios sitios para dejar pasar el aire.
  6. Meter al horno previamente calentado a 210° durante 30 minutos. Cuando veamos la tarta dorada, retirar del horno y dejar enfriar.