Turismo urbano

Visitar una ciudad francesa, es vivir al ritmo de sus habitantes y descubrir un estilo de vida incomparable. Es también descubrir una fuerte identidad regional.  Cada ciudad ofrece un sabor diferente; Lille, la norteña o Marsella con acento mediterráneo; Toulouse, el occitano, Lyon, cerca de la montaña, o Burdeos, entre viñedos y océano. París, la capital de la luz y de la moda seguro que le seducirá. Variar de placeres desplazándose, en menos de 3 horas, a otras ciudades de Francia gracias al tren de alta velocidad TGV o con las conexiones aereas.

Descubra el patrimonio y los lugares UNESCO, las compras por las calles del centro de las ciudades, encuentros culturales, exposiciones, fe stivales, cursos de cocina o de enología, o simplemente disfrutar del tiempo en una terraza de un café...