Museo Camille Claudel, el homenaje a una gran escultora en Champaña

  • Museo Camille Claudel

    © Musée Camille Claudel - Marco Illuminati

    Museo Camille Claudel

    © Musée Camille Claudel - Marco Illuminati

  • Museo Camille Claudel Nogent-sur-Seine

    © Marco Illuminati

    Museo Camille Claudel Nogent-sur-Seine

    © Marco Illuminati

  • Camille Claudel - La Femme accroupie

    © Musée Camille Claudel-Marco Illuminati

    Camille Claudel - La Femme accroupie

    © Musée Camille Claudel-Marco Illuminati

Museo Camille Claudel, el homenaje a una gran escultora en Champaña 10, rue Gustave Flaubert 10400 Nogent-sur-Seine fr

Después de la celebración del centenario de Auguste Rodin en el Gran Palais de París, la ciudad de Nogent-sur-Seine, en Champaña, pone a Camille Claudel en lo más alto creando un nuevo museo dedicado a la artista.
En el sudeste de París, en el límite de la región de Champagne, la que fuera la musa de Auguste Rodin tendrá aqui su propio espacio. Un museo instalado en una gran casa sobre tres pisos, bañada de claridad, para poner en plena luz las esculturas de mármol, terracota, yeso, bronce, pero también grabados, dibujos…
Una luminosidad que es una bella invitación para todos. Cualquiera que sea su edad, aficionado del arte o neófito, el Museo Camille Claudel ofrece una diversidad de herramientas para descifrar mejor las 43 obras expuestas de la artista entre las 200 ofrecidas a los ojos del público.

Hay que decir que otros talentos, además del maestro Rodin, son expuestos en este museo. Redescubrimos particularmente a Jules Desbois, a François Pompon, a Antoine Bourdelle que expresan el espíritu de emulación entre los artistas y Camille Claudel, cada uno saca provecho de la influencia determinante de la maestra antes de encontrar su estilo personal.

La más grande colección del mundo de Camille Claudel

Así, cada uno puede focalizarse sobre una obra para seguir el proceso de elaboración: entrar en la vida de un taller, sacar provecho del ambiente festivo de una exposición universal o dejarse hipnotizar por Camille Claudel, la maestra del lugar.
Allí, imposible no acercarse a ver su escultura El Vals, tan singular, donde ella consigue la proeza de no sacrificar ni el movimiento ni el poder decorativo. Ella aporta algo nuevo, una voluntad de ocupar el espacio por el movimiento.
En el museo de Nogent-sur-Seine, la exposición más grande en el mundo de las obras de Camille Claudel, reencontramos La Vieja Hélène, una escultura expuesta en el Salón de los artistas franceses (1882-1889) cuando que Camille Claudel tenía tan solo 18 años, y L’Âge mûr (La Edad madura), una escultura de una belleza sublime y central de la obra del artista.

La obra de Rodin como tela de fondo

Además, la sombra del maestro Auguste Rodin planea sobre el museo, como lo atestigua el taller de Rodin, paso obligado hacia las salas Camille Claudel.