Circuito por los pintores en Occitania

  • Rodez le envuelve con una energía donde se mezclan historia, arte y fuerza vital

    Museo Soulages en Rodez - © CRT MP / P. Thebault

    Rodez le envuelve con una energía donde se mezclan historia, arte y fuerza vital

    Museo Soulages en Rodez - © CRT MP / P. Thebault

  • Ingres, nació en Montauban (1780-1867), se le considera como un gran maestro del clacisismo francés, y príncipe del retrato

    Museo Ingres en Montauban - © CRT MP / Dominique Viet

    Ingres, nació en Montauban (1780-1867), se le considera como un gran maestro del clacisismo francés, y príncipe del retrato

    Museo Ingres en Montauban - © CRT MP / Dominique Viet

  • Coloreada, codiciosa, comerciante, Albi le acoge en una suavidad de vivir casi italiana

    Museo Toulouse-Lautrec en Albi - © Musee Toulouse-Lautrec / François Pons

    Coloreada, codiciosa, comerciante, Albi le acoge en una suavidad de vivir casi italiana

    Museo Toulouse-Lautrec en Albi - © Musee Toulouse-Lautrec / François Pons

Circuito por los pintores en Occitania rodez fr

Rodez

Rodez – museo Soulages (se situa a 170 km al noroeste de Montpellier – 2h / o a 150 km al noreste de Toulouse – 2h)

El poder de una catedral surgida del fondo de los siglos, el poder de la obra del pintor Pierre Soulages, el poder de las estatuas-menhires reunidas en un museo único en Europa: Rodez le envuelve con una energía donde se mezclan historia, arte y fuerza vital.
¿Cómo no dejarse conquistar por Rodez? Su cercanía ya deja presentir una energía, una vibración. Tal vez sea debido al modo en que la ciudad domina con convicción los pequeños valles del Rouergue. No es por casualidad que los Rutenos, pueblo de galos, le llamaron Segodunum, «fortaleza victoriosa».
El museo Pierre Soulages se sitúa a 300 metros de la Catedral. Nacido en Rodez, Pierre Soulages, uno de los pintores franceses vivos más famosos del mundo, donó a su ciudad un número considerable de sus obras (alrededor de 500 obras y documentos). El museo se inauguró en mayo de 2014.
Su arquitectura con determinación contemporánea es en sí mismo una emoción estética. Enteramente revestido de acero corten, el museo se extiende sobre 6.000 m2. Haciendo cuerpo con los edificios de exposición, el Café Bras abierto por los chefs con estrellas Michel y Sébastien Bras, acoge el público para una inolvidable pausa almuerzo.
Este museo acoge cerca de 100 de sus pinturas en papel, una selección de pinturas en lienzo, los cartones de las vidrieras de Conques (pueblo con encanto situado a 38 km al norte de Rodez) así como la totalidad de su obra impresa (aguafuertes, litografías, serigrafías) y otros tesoros que el artista donó a su ciudad natal. Un espacio muy extenso acoge exposiciones temporales consagradas a otros artistas, así como lo ha querido Pierre Soulages.
Los arquitectos catalanes Aranda, Pigem y Vilalta realizaron el museo.

Itinerario Rodez – Montauban: 132 km – 2h

Montauban – museo Ingres (se situa a 300 km al oeste de Montpellier – 3h / o a 56 km al norte de Toulouse – 50 mn)

Acogedora, cálida con su arquitectura de ladrillos rosa, Montauban acumula las distinciones. Gran Paraje Midi-Pyrénées, ciudad de arte y de historia, está considerada como la más antigua ciudad nueva medieval del suroeste de Francia. Vio nacer también al pintor Jean-Auguste-Dominique Ingres.
Villa de negocio desde la Edad Media, Montauban fue a lo largo de su historia una ciudad de grandes comerciantes, a pesar los avatares de la historia. Receptiva a las ideas de Calvin, fue declarada, después del Edicto de Nantes, plaza de seguridad protestante. En 1621, la ciudad rebelde a la autoridad católica fue asiedada por Louis XIII y su ejército y resiste gloriosamente. Podemos ver aún hoy, los rastros de los cañonazos en la iglesia Saint-Jacques.
Montauban, vestida casi exclusivamente con ladrillo rojo muestra uno de sus mejores rostros desde el Pont Vieux ( siglo XIV.) que atraviesa el Tarn. En la orilla derecha se erigen antiguos conventos y el museo de historia natural y por otra parte el antiguo Palacio Episcopal ( siglo XVII ) donde está instalado el museo Ingres.
El museo Ingres es uno de los grandes museos de Francia. Ingres, nació en Montauban (1780-1867), se le considera como un gran maestro del clacisismo francés, y príncipe del retrato. Fue director de la Villa Médicis. Su museo presenta numerosos dibujos, varias obras maestras como el retrato de Madame Gonze. Podrá apreciar también objetos personales entre los cuales se haya el legendario violín de Ingres.
El museo también está consagrado a otro personaje célebre de la ciudad, Antoine Bourdelle (1861-1929), alumno de Rodin.

Itinerario Montauban – Albi : 77 km – 1h

Albi – museo Toulouse-Lautrec (se situa a 200 km al oeste de Montpellier – 2h45 / o a 77 km al noreste de Toulouse – 1h)
Coloreada, codiciosa, comerciante, Albi le acoge en una suavidad de vivir casi italiana. Clasificada al Patrimonio mundial de la UNESCO en julio de 2010, la Ciudad episcopal conservó su antigua fisionomía caracterizada por el Pont-vieux, las fortificaciones que bordean el Tarn, el palacio de la Berbie y la potente catedral Sainte-Cécile, gigantesca nave de ladrillo construida sobre el Tarn.
La catedral Sainte-Cécile, objeto de todas las miradas, domina la ciudad de una manera magistral. Rodeada de comercios y de restaurantes, es una verdadera obra maestra del arte gótico meridional. Se quedarán impresionados por sus montajes de ladrillos y su campanario-torreón animado por un impulso extraordinario. Dentro: una atmósfera cargada de espiritualidad, un decorado notable con el mayor “Juicio Final” de la Edad Media, y el más extenso conjunto de pinturas italianas realizadas en Francia al principio del Renacimiento.
Adosado a la catedral, y casi tan imponente, el palacio de la Berbie era la residencia antes de los poderosos obispos de Albi. Alberga hoy el museo Toulouse-Lautrec, consagrado al famoso pintor nacido en Albi en 1864. Descubrirá aquí la personalidad singular de Henri de Toulouse-Lautrec y su universo de cabarets, prostíbulos, circos, hipódromos,… Con una amplia variedad de colecciones, cuadros de juventud, retratos principales, dibujos, carteles y litografías, el museo de Albi vela por la colección más importante del mundo consagrada a este artista atípico.
Enteramente renovado y reestructurado, el museo Toulouse-Lautrec cuenta entre los grandes museos contemporáneos de Francia. Se abre sobre los jardines a la francesa de la Berbie, creados en el siglo XVII . Pasear por estos jardines decorados de bojes tallados es un verdadero placer. Dispuestos en terrazas sobre el Tarn, le reservan un punto de vista inolvidable sobre el río y la ciudad.

Itinerario Albi – Castres : 42 km – 45 mn

Castres – museo Goya (se situa a 175 km al oeste de Montpellier – 2h50 / o a 78 km al este de Toulouse – 1h15)
El museo Goya está ubicado en una parte del antiguo obispado de Castres cuyos planos fueron dibujados por Jules Hardouin-Mansart, uno de los arquitectos de Versailles.
Aunque el museo existe desde 1840, el legado de Briguiboul de 1894 fue lo que determinó su vocación hispánica. Pintor y coleccionista, cautivado por los grandes maestros españoles, adquiere numerosas obras de calidad entre las cuales las de Goya : "Autoretrato con gafas", "Retrato de Francisco del Mazo", una serie de gravados : "Los Caprichos" y "La Junta de las Filipinas".
En 1949, una serie de depósitos prestigiosos del museo del Louvre vienen confirmar esta especialización : "Retrato de Felipe IV" de Velázquez, "La Virgen del Rosario con el niño" de Murillo. Desde entonces, el museo de Castres no dejó de enriquecerse y, más particularmente estos veinte últimos años, haciendo de este lugar, único de su género, una referencia para apreciar la creación en España, desde la Antigüedad hasta el siglo XX.