Montpellier en tren

  • Plaza de la Comédie en Montpellier

    Montpellier - © Ville de Montpellier

    Plaza de la Comédie en Montpellier

    Montpellier - © Ville de Montpellier

  • Las agradables plazas de Montpellier

    Montpellier - © Montpellier

    Las agradables plazas de Montpellier

    Montpellier - © Montpellier

  • Mercado de Lez en Montpellier

    Montpellier - © Marché de Lez

    Mercado de Lez en Montpellier

    Montpellier - © Marché de Lez

  • El tranvía en Montpellier

    Montpellier - © Ville de Montpellier / H. Rubio

    El tranvía en Montpellier

    Montpellier - © Ville de Montpellier / H. Rubio

Montpellier en tren Montpellier fr

Montpellier se encuentra a 2h53 de Barcelona y 6h12 de Madrid en tren de Alta Velocidad.

¡Tierra del sur, destino auténtico y con carácter, Montpellier Méditerranée Métropole te sorprenderá!

A menos de 3 horas en tren de alta velocidad desde Barcelona, Montpellier es un destino perfecto para una escapada. Cada sábado del año, puedes disfrutar de visitas guiadas en castellano y con motivo de Semana Santa, también visitas programadas en castellano el 27 y 28 de marzo a las 18.00h. Más información, pincha aquí >>

Montpellier, la ciudad centro de este territorio, tiene un origen medieval con lugares que seducen a los visitantes del mundo entero, como sus callejuelas, las plazas de la Comédie o Royale du Peyrou, así como la facultad de Medicina. Es asimismo una metrópoli moderna, abierta a la arquitectura, las ciencias, la cultura contemporánea y el ocio.

¡Pero Montpellier Méditerranée es mucho más aún! Un territorio preservado, formado por paisajes de viñas, mar y montaña. Un agradable estilo de vida típicamente mediterráneo. Una gastronomía y unos vinos llenos de sol. Dos campos de golf internacionales. Acontecimientos culturales y deportivos excepcionales. Montpellier ofrece un montón de posibilidades, tanto si buscas descubrimientos, diversión, sabores o simplemente pasar y compartir buenos momentos.

Sigue nuestro top 7 con lo más destacado de Montpellier

La Plaza de la Comédie
Corazón latiente de Montpellier, la Plaza de la Comédie es el lugar más destacado de Montpellier. Antaño conocida como la “plaza del huevo” por su forma oval, es uno de los mayores espacios peatonales Europa, dominado por la Ópera Comédie. En el centro se alza orgullosa la estatua-fuente de las “Tres Gracias”, realizada en 1773. El lugar ideal para contemplar la ciudad vivir y llenarse de animación.
El Museo Fabre de Montpellier Mediterráneo Metrópoli
Considerado como uno de los más hermosos museos de Bellas Artes de Europa, el Museo Fabre de Montpellier Méditerranée Métropole es un monumento excepcional que mezcla una arquitectura antigua y moderna. Alberga obras europeas que van del Renacimiento hasta nuestros días y dispone de un ala dedicada exclusivamente al artista contemporáneo Pierre Soulages. Es el museo más importante de la ciudad.
Perderse por las callejuelas medievales
Además de la mayor zona peatonal de Francia, Montpellier alberga un gran número de callejuelas medievales, símbolos de su orgulloso pasado. La calle de la Valfère, la calle del Bras de Fer o la calle de l’Argenterie te transportan a una época remota y tendrás la impresión de estar en un lugar aparte… ¿Nuestro consejo para descubrirlas? Olvidar el plano y perderte por estas calles estrechas. Entre las actividades a realizar: ir de compras en las tiendas con techos abovedados que alojan a creadores, anticuarios y salones de té, una visita cultural al Carré Sainte-Anne, la galería Saint-Ravy etc… ¡Un verdadero viaje en el tiempo!
Visitar los palacetes
Grandes portales, patios amplios y luminosos, escaleras con balaustradas en hierro forjado… Montpellier cuenta con cerca de 80 palacetes construidos en la época clásica. En la actualidad, los patios de estos palacetes, verdaderas joyas escondidas, sólo pueden descubrirse con la Oficina de Turismo, a través de visitas guiadas. ¡Pero mantén los ojos muy abiertos! No es infrecuente que a la vuelta de una esquina algunas de estas puertas permanezcan abiertas durante unos momentos. El paseo por la ciudad adquiere entonces un carácter más inesperado…
Realizar un viaje arquitectónico
Lo que sorprende de inmediato en Montpellier es la diversidad de lugares. Aquí, cada barrio es distinto a los demás, como una ilustración de los 1.000 años de historia de la ciudad. Una sabia mezcla de arquitectura antigua y contemporánea, que puede hacerte pasar de las callejuelas medievales a las proezas arquitectónicas firmadas por Ricardo Bofill, Jean Nouvel o Zaha Hadid… Todo ello, con una de las 4 líneas de tranvía de “alta costura”.
Descubrir el terruño con el paladar
¡No se puede hacer una visita completa de Montpellier sin conocer la gastronomía! A los 2 cocineros con estrellas Michelin con que cuenta el destino, se añaden otros placeres más sencillos pero igual de intensos: recorrer los mercados llenos de aromas, probar los vinos del Languedoc y de la denominación de Grés-de-Montpellier que pueden saborearse en los diferentes establecimientos de la ciudad o directamente en las bodegas, propiedades o palacios como los castillos de Flaugergues y de l’Engarran, pero también en las terrazas y en los numerosos bares de vinos de la ciudad.
Y sobre todo: dejar las maletas en el hotel y disfrutar…
¡Montpellier es un destino que hay que contemplar, pero sobre todo vivir! Deambular por sus calles, sentarse en la terraza soleada de un café lleno de animación, disfrutar de un espectáculo, ver una exposición…

Recomendaciones

Mercado del Lez
¡La dinámica ciudad de Montpellier acoge un nuevo polo de actividades! Pueblo dentro de la ciudad, espacio creativo que reúne comercios, anticuarios, mercados de productores, restaurantes, startups, actividades y eventos, exposiciones y manifestaciones, el Mercado del Lez está situado en unos antiguos locales industriales y agrícolas: una imprenta, una masía y unos almacenes a orillas del Lez. Un condensado de iniciativas creativas que invitan a desarrollar un nuevo arte de vivir: responsable, local, innovador y contemporáneo. Un mismo lugar para divertirse, alimentar el cuerpo y el alma, relajarse al sol, compartir momentos en familia y entre amigos, un mismo lugar para disfrutar de la vida…
El Mercado del Lez quiere desarrollar un espíritu agitador y convertirse en un verdadero lugar de vida, en consonancia con su tiempo. Un verdadero caldo de cultivo urbano y del “hazlo tú mismo” cuyos representantes coincidirán y colaborarán juntos en un espacio común.
www.marchedulez.com

Taller-Museo Fernand Michel-Art Brut
El Taller-Museo Fernand Michel, inaugurado el 9 de abril de 2016, presenta una importante colección de obras de art brut y de arte singular. El coleccionista Fernand Michel (1913-1999) experimentó con técnicas artísticas sobre el cinc, su material preferido con el que creó numerosas obras que le valieron el apodo de “artista cinquero”. Al final de su vida, Fernand Michel contaba con más de 750 obras de arte en su taller-museo. En la actualidad, en 800m² dedicados a los principales exponentes del art brut, la figuración libre, el arte singular, el folk art y el mail art (arte postal), el visitante puede conocer una visión de conjunto de los diferentes artistas europeos y americanos desde el periodo “histórico” de comienzos del siglo XX hasta nuestros días.
www.atelier-musee.com

Océania Le Métropole
Tras un año de obras, el hotel  Océania Le Métropole reabrió sus puertas el 26 de diciembre de 2016, pasando de 80 a 96 habitaciones íntegramente renovadas en unos tonos púrpuras y anaranjados.
El establecimiento cuenta asimismo con seis salones históricos, entre ellos el Gran Salón Reine Hélène, un restaurante que puede acoger hasta 90 personas y una novedad, una planta exclusiva dedicada al bienestar, equipada con un hammam, un espacio de fitness, masajes y diversos cuidados.
Un establecimiento de gama alta que combina el encanto de lo antiguo y la modernidad de sus instalaciones, todo ello a menos de 3 minutos a pie de la plaza de la Comédie.

Terminal#1
Pop-up restaurante-bar de tapas by J& L. Pourcel
Restaurante pop-up imaginado por Jacques y Laurent Pourcel, Terminal#1 es un nuevo capítulo en la vida de estos dos hermanos. En un local que mezcla el encanto de lo antiguo y el estilo industrial contemporáneo, los chefs se alejan de la “alta costura” del Jardin des Sens para orientarse hacia una cocina de espíritu de tasca gastronómica. Calidad del producto, originalidad de las preparaciones, precios abordables, ambiente relajado...
www.terminalpourcel.com

Una línea circular de tranvía para descubrir las riquezas patrimoniales del centro de la ciudad
¡Ya es una realidad! Desde el 1 de julio de 2016, la línea 4 del tranvía propone a los visitantes conocer las joyas históricas del centro de Montpellier. La plaza Royale du Peyrou, la capilla de  Saint Charles, el Arco de Triunfo, la Facultad de Medicina, las torres de Pins y de la Babote... A descubrir tanto de día como de noche, gracias a las iluminaciones permanentes en las fachadas de los monumentos.

Villeneuve-lès-Maguelone, la naturaleza intacta con los pies en el agua

Situada al suroeste de Montpellier, Villeneuve-lès-Maguelone cuenta con una playa de 9 kilómetros de largo protegida de toda construcción. Se accede a ella por una pasarela que cruza el canal del Ródano en Sète. A pie, en bicicleta, en trenecito (de mayo a septiembre), un camino te conduce hasta la playa. Pero no sólo hay eso: situada en medio de una parcela de vegetación en el centro del istmo, la catedral de Saint-Pierre de Maguelone es un lugar único donde se mezclan la historia y la tradición. Esta iglesia-fortaleza, antiguo obispado de estilo románico, acogió a diversos papas y obispos en la Edad Media.
Rodeada de viñas cultivadas por los Compañeros de Maguelone, la catedral es un lugar de encuentro donde el tiempo parece haberse detenido. Durante todo el año, el recinto acoge exposiciones, seminarios y eventos culturales como el Festival de Músicas Antiguas (en junio), Las Voces de Maguelone (en septiembre), entre otros...
En Villeneuve-lès-Maguelone, la naturaleza es la reina. Puede observarse todo un mosaico de medios naturales, entre el agua dulce y el agua salada, en los que numerosas especies destacadas, en especial, las aves, vienen a reproducirse o a alimentarse: el flamenco rosa, la garcetas común, el tarro blanco, la avoceta común, la cigüeñuela común, charranes…  Un lugar aparte, intacto, que encanta a todos los amantes de la naturaleza, tanto niños como adultos.

Qué ver

Alrededores